Hallan 55 caracoles africanos en una vivienda de Buga

Agosto 24, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País, Tuluá.
Hallan 55 caracoles africanos en una vivienda de Buga

El Caracol africano (Achatina fulica) es conocido como una plaga polífaga que se alimenta de forma no selectiva de material vegetal y animal en descomposición.

Este hallazgo se produjo como parte de los controles que hacen las autoridades para evitar la propagación de esta especie en el resto del departamento del Valle del Cauca.

En el patio de una casa, en el barrio Santa Bárbara, en la ciudad de Buga, la Policía Nacional halló 55 caracoles africanos.Este hallazgo se produjo como parte de los controles que hacen las autoridades para evitar la propagación de esta especie en el resto del departamento del Valle del Cauca.La acción fue desarrollada por el grupo de protección ambiental y de los recursos naturales, que se ha dedicado a la búsqueda de estos ejemplares con el objetivo de neutralizar la comercialización de productos cosméticos elaborados con la baba de caracol.Asimismo, se ha advertido sobre los riesgos de contraer enfermedades graves en niños y ancianos, las cuales son producidas por larvas del caracol africano que empiezan a producir en el organismo humano diarreas severas, deshidratación y hasta la muerte.De igual forma, se le advirtió a la comunidad de los riesgos de manipular estos animales porque los caracoles terrestres y acuáticos son portadores de parásitos que pueden llegar al intestino del niño por vía oral y posteriormente al cerebro, lo cual causa lesiones que desencadenan la meningitis.Es así como las autoridades ambientales dijeron que hay que tener en cuenta las siguientes recomendaciones: 1. Lavarse las manos y antebrazos constantemente, para quitar las esporas que produce el caracol. 2. No consumir estos caracoles. 3. Evitar el contacto con su baba principalmente en las membranas mucosas de ojos, nariz y boca.4. Los caracoles deben manipularse cuidadosamente con guantes de látex y tapabocas únicamente por personal entrenado y capacitado para tal fin. 5. No consumir agua ni alimentos de sitios donde se encuentren los caracoles. 6. Mantener limpios los lugares como patios, cocinas, baños y dormitorios.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad