Gobernador se siente estafado con el polémico contrato de Acuavalle, llueven criticas

Gobernador se siente estafado con el polémico contrato de Acuavalle, llueven criticas

Noviembre 20, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I Redacción

"No nos sentimos derrotados sino estafados”. Con esas duras palabras, el gobernador del Valle del Cauca, Francisco Lourido Muñoz, se refirió a la decisión de la Gerencia de Acuavalle de adjudicar el polémico contrato para obras de acueducto y alcantarillado por $155.800 millones.

“No nos sentimos derrotados sino estafados”. Con esas duras palabras, el gobernador del Valle del Cauca, Francisco Lourido Muñoz, se refirió a la decisión de la Gerencia de Acuavalle de adjudicar el polémico contrato para obras de acueducto y alcantarillado por $155.800 millones, a pesar de las peticiones de la Procuraduría General de la Nación y de la propia Gobernación, accionista mayoritaria de la empresa, para que se revocara.El Mandatario responsabilizó de esa decisión al ex gerente de la empresa Alex Pascual Loango, quien estructuró el proceso de contratación. “Todo eso se le debe a Loango, quien será el próximo candidato a la Gobernación del Valle. Hicimos un esfuerzo, denunciamos e intervino la Procuraduría, pero en Acuavalle hicieron lo que quisieron. No hubo respeto por los organismos de control”, añadió Lourido.El Gobernador agregó que la decisión da tristeza por el Departamento y por los ciudadanos. “Con eso perdemos todos los vallecaucanos”, dijo. Y es que en medio de una acalorada sesión que duró más de cinco horas y de fuertes señalamientos por supuestos visos de irregularidad, Acuavalle adjudicó el contrato al Consorcio que hace uso de su mismo nombre, Acuavalle 2010. La propuesta financiera de ese inversionista privado fue admitida por el Comité Evaluador y la Gerencia de la entidad, tras rechazar la presentada por el otro oferente, el Consorcio ICJ, por no cumplir todos los requisitos del pliego, según indicaron. La adjudicación del contrato no fue bien recibida por esa última firma. Para ese consorcio, Acuavalle no estaba haciendo uso del debido proceso, razón por la cual solicitó recursos de reposición y de queja, que al final le fueron negados por la entidad.“El pliego del documento exigía la autorización de la Junta Directiva de la entidad sólo para presentar la oferta, no para la obtención del cupo de crédito. No es cierto que se haya presentado a destiempo dicho cupo”, explicó el apoderado de la firma ICJ, el abogado Vladimir Fernández. Por su parte, Alfonso Vejarano Samper, representante legal del nuevo Consorcio contratado por Acuavalle, se mostró satisfecho por el resultado de la audiencia y aseguró que van a sacar adelante el proyecto.“Para tranquilidad de todos los vallecaucanos estas no son empresas de papel, son empresas con más de 40 años de tradición, hay pólizas que responden, aquí no hay contratos que tengan problemas a futuro”, afirmó Vejarano.A pesar de la insistencia de verificación y solicitudes hechas por el Consorcio ICJ, el gerente encargado de Acuavalle, Iván Alberto Valderrama, siguió adelante con la adjudicación y aseguró que quedaba satisfecho porque “la propuesta financiera (del ganador) está por debajo del tope que habíamos colocado nosotros dentro del pliego”.Firma cuestionadaUno de los reparos hechos por el Consorcio ICJ al Consorcio Acuavalle 2010 tiene que ver con la firma que respalda financieramente a la empresa ganadora. Se trata del fondo de inversión Global Securities Advisors, constituido en Islas Caimán con oficina en Nueva York, tal como explicó el representante legal del Consorcio Acuavalle 2010.El consorcio perdedor indicó que las entidades que avalan la firma crediticia del oferente favorecido no se ajustan a los requerimientos legales y que debieron presentar una certificación del ente que regula las instituciones financieras en los Estados Unidos.“No hubo respuestas en la audiencia, no calificaron el cupo de crédito, el mismo miembro del Consorcio al que le abrieron la oferta pidió que lo podían verificar y no lo hicieron. ¿Por qué ponen en riesgo los intereses de los vallecaucanos¿. ¿Qué pasa con ese contrato¿, se cuestionó el abogado de ICJ, Vladimir Fernández.Entre tanto, la Procuraduría General de la Nación confirmó que la próxima semana se estará abriendo una investigación disciplinaria contra directivos de Acuavalle.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad