Gerente de la Andi, aboga por crear más empresas para frenar el desempleo

Gerente de la Andi, aboga por crear más empresas para frenar el desempleo

Julio 04, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Gerente de la Andi, aboga por crear más empresas para frenar el desempleo

Gerente Seccional de la Andi, Rodrigo Velasco.

Pienso que la capacidad de empleo en el sector productivo del Valle del Cauca está llegando a su tope. Para superar el desempleo se necesitan nuevas empresas en la región”.

Aunque para la industria manufacturera el primer trimestre no fue muy positivo, ya que apenas creció 0,6% a escala nacional, los empresarios del Valle confían en una recuperación. El gerente seccional de la Asociación Nacional de Empresarios, Andi, Rodrigo Velasco Lloreda, le apuesta a un crecimiento del 5%, ya que la demanda sigue en aumento y las condiciones de la economía siguen siendo buenas.¿Qué le depara a la industria vallecaucana luego de conocerse que el crecimiento del sector no fue el mejor en el primer trimestre?El crecimiento del sector en el Valle ha estado un poco por encima del nacional. Eso se explica porque acá no tenemos los sectores de minas y petróleos, ni tampoco automotores, que son posiblemente los rubros que más han pesado en el freno de la industria manufacturera nacional. Pienso que el país mantiene su demanda interna viva y creciente, así las tasas de interés sigan altas. Confiamos en que debe haber una recuperación porque los síntomas en la economía son de este tipo. ¿A pesar de esa desaceleración, cuánto estima que la industria regional podría crecer este año?Aspiramos a que la industria manufacturera crezca un 5% en promedio tanto en producción como en ventas. ¿Ese nivel no es un poco bajo?Ese nivel es bueno, y más para el Valle del Cauca. Durante los dos últimos años estuvimos creciendo la mitad de lo que crecían las principales regiones del país. Esperamos poder bajar es el nivel de desempleo que está en un 15,2%, muy alejado del promedio nacional. ¿Por qué Cali y Yumbo están generando pocos puestos de trabajo, cuando en otras ciudades el índice de desocupación ya es de un dígito?Pienso que la capacidad de empleo en el sector productivo del Valle del Cauca está llegando a su tope. Creo que la forma de mejorar los niveles de empleo es creando más empresas. Aspiramos que la región con la infraestructura que se está construyendo y la ganancia en la gobernabilidad tanto en el Departamento como en la Alcaldía de Cali, siga creando un clima propicio para la inversión. Para nadie es un secreto que Buenaventura es el factor de desarrollo más importante. Y por eso creo que el Valle se recuperará con base en estas premisas.¿Pero cómo crear empresas si los incentivos tributarios y otros estímulos no son tantos en la región?Cali no está muy lejana de lo que sucede en la Nación. La demanda interna que viene aumentando en forma prudente provocará que las empresas que están constituidas crezcan al utilizar mejor su capacidad instalada en sus plantas. La realidad es que si estamos negociando tratados de libre comercio, lo lógico es que teniendo como base la posición geográfica de la cual gozamos, los inversionistas deben mirar a Cali con optimismo. Las principales causas para que ello no haya sucedido, es que no ha habido confianza por la falta de gobernabilidad en el departamento. Hay planteados unos procesos de asociación municipales por parte del Alcalde de Cali, que creemos van a aumentar las posibilidades de inversión en la región.¿A qué atribuye que la región se haya quedado rezagada frente a otras más pequeñas en competitividad? La pérdida de competitividad está cifrada en la pérdida de confianza en el Valle. Llevamos muchos años con una administración pública que no le da garantías a los inversionistas y hace que teman venir acá.Cabe tener en cuenta, además, que los únicos focos de desarrollo –que antes eran Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla— ya no son los únicos. Ahora hay regiones que están pensando en los mismos temas de competitividad que nosotros. Por eso competir en Colombia se volvió complicado, ya que las ciudades que le siguen a las grandes urbes tienen hoy muy buenas administraciones y unos desarrollos que atraen la inversión. ¿Qué explica el gran atraso de Buenaventura cuando debería ser una ciudad puerto estratégica para la economía del Departamento?La doble calzada al Puerto está en plena marcha, lo mismo que el dragado del canal de acceso. Hay unos programas pactados con la Alcaldía de Buenaventura para desarrollar el municipio, y sobre todo de cara a los futuros negocios en la Cuenca del Pacífico. Lo principal de todo es que vamos ganando en confianza, porque el Valle y Cali eran unas regiones fallidas completamente. Hoy podemos ofrecer otro panorama en materia de seguridad e inversión.¿No nos cogió la noche pensando en desarrollar el puerto de Buenaventura en pleno auge de los tratados comerciales?Creo que Buenaventura definitivamente se va a desarrollar. Le hemos propuesto al presidente Santos la creación de una gerencia para el desarrollo de Buenaventura. Allá hay nueve Conpes que no se han aplicado, y por ello necesitamos de una gerencia especial para ejecutar los programas de mejoramiento en ese municipio. Incluso ya hay ofrecimientos de varias entidades y organismos multilaterales para financiar ese plan de desarrollo. Buenaventura debe desarrollarse como una zona económica especial, ya que su movimiento de carga es de 15 millones de toneladas anuales en su actual nodo portuario. La doble calzada finalizaría en el 2015 y el dragado en el 2013. ¿No son insuficientes esas obras para el gran flujo de negocios que vendrán luego?Cuando finalicen esas obras el tráfico habrá aumentado tanto que la vía será insuficiente. Hay que revivir el proyecto vial Madroñal-Córdoba, que es una carretera alterna desde el alto de Calima hasta las cercanías de Buenaventura. Y de paso es importante que el dragado de la bahía a 13,5 metros pase a 17 metros, por lo que es necesario desde ahora tramitar la licencia ambiental para esos trabajos, y poder así poder igualarnos con la profundidad del Canal de Panamá. De lo contrario, Buenaventura podría salir del gran mercado naviero. La entrada de buques de gran calado reduce el valor de los fletes. Hoy el éxito en el comercio internacional no se basa sólo en el precio del producto, sino en el costo del flete.¿Y el rezago logístico, cómo se va a superar?Hay que concretar la zona logística de Buenaventura, que ya está definida por Planeación Nacional que permitirá organizar mejor el tema del control aduanero y de la Policía antinarcóticos por fuera de la Isla de Cascajal. No pueden seguir entrando 600 u 800 tractomulas diarias al puerto, y allí la zona logística cobra importancia como receptora de las mercancías que se exportan e importan. El tren jugaría un papel clave.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad