Garzas del lago Chilicote generan problema ambiental en Tuluá

Garzas del lago Chilicote generan problema ambiental en Tuluá

Junio 21, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País - Tuluá
Garzas del lago Chilicote generan problema ambiental en Tuluá

La presencia masiva de estas garzas tienen en jaque a las autoridades ambientales de Tuluá, la proliferación ha causado problemas de salud entre niños y adultos.

Habitantes del sector del lago Chilicote se quejan por las enfermedades respiratorias que están padeciendo por la proliferación de garzas en el sector, además se ha intensificado la presencia de roedores e insectos y malos olores.

Enfermedades respiratorias, presencia de roedores e insectos y malos olores, están ocasionando cerca de 3.000 de garzas que habitan en los alrededores del lago Chilicote, en Tuluá. Así lo denunciaron los vecinos del sector quienes dijeron que el olor que producen las aves muertas y el polvillo que genera el estiércol de estos animales, ya son insoportables. Rodrigo Navarrete, uno de los más afectados con la garza del ganado, dijo que a esto se le suma la presencia de zancudos y cucarachas. Es tal el malestar que producen estos animales en ese vecindario del barrio Sajonia, que varias personas han empezado a sufrir de enfermedades respiratorias, especialmente los niños. “La gripa no se nos quita, todo el tiempo vivimos enfermos por la proliferación de estas aves”, indicó Liliana Murillo, afectada por una alergia respiratoria. Aunque para la mayoría de los tulueños el entorno del lago Chilicote con sus garzas es de una ambiente romántico y hermoso, no lo es tanto para los vecinos de este sector que les toca padecer con estas aves, por lo que muchos ya han tenido que abandonar sus casas. En el mismo sentido se pronunció, Teresa Rojas, quien no se ha podido curar una gripa por el polvillo que produce el estiércol de las garzas del lago Chilicote. Precisamente, para ayudarles a los habitantes de ese sector de la ciudad, a solucionar este grave problema, este jueves, funcionarios de la CVC, la Secretaría de Agricultura del Municipio y la Compañía de Electricidad de Tuluá, realizaron un operativo de control y poda de los árboles en donde las garzas han establecido sus nidos. Según el biólogo, Pedro Nel Montoya, funcionario de la CVC y quien coordinó el operativo, las hembras, originarias del África y que llegaron a Colombia a mediados del siglo pasado, ponen entre cuatro y cinco huevos al mes por lo que se está generando esta gran proliferación de estas aves.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad