Finanzas del Valle están en recuperación, asegura Hacienda de la Gobernación

Finanzas del Valle están en recuperación, asegura Hacienda de la Gobernación

Mayo 16, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Alfredo García Sierra, Reportero de El País
Finanzas del Valle están en recuperación, asegura Hacienda de la Gobernación

María Victoria Machado, secretaria de Hacienda del Valle.

La secretaria de Hacienda, María Victoria Machado, dice que el recaudo de impuestos a licores y vehículos creció en el primer trimestre.

Tras largos años de dificultades, las finanzas públicas del Valle han comenzado a mostrar signos de recuperación en el presente año.

Todo bajo un acuerdo de reestructuración (Ley 550) el cual se espera concluir en el  2017, aunque se adeudan todavía $300.000 millones a diferentes acreedores.

La secretaria de Hacienda, María Victoria Machado, confía que el año entrante los pasivos del departamento queden saneados.

En el primer trimestre del 2016, aumentaron los recaudos por el impuesto a los  licores, ya que hubo mayores ventas, lo mismo que en el impuesto automotor y otros.  Pese a ello, “estamos en austeridad”, dice.

A esta altura del 2016, ¿cuál es la realidad de las finanzas del Valle que heredó la administración?

Recorrido el primer trimestre del año tenemos un balance positivo frente al recaudo de ingresos y ejecución del gasto. Hemos tenido mucha austeridad en el gasto y sido muy cuidadosos, sobre todo porque básicamente estamos preocupados por la desaceleración de la economía colombiana. Y resalto, entre todos estos resultados la buena respuesta hacia la Industria de Licores del Valle –que era uno de los más grandes temores que teníamos cuando empezó la administración de la gobernadora Dilian Francisca Toro— ya que arrastraba un déficit de $50.000 millones al 31 de diciembre del 2015.

¿Cuáles son esos resultados?

Hemos logrado que la empresa haya tenido ventas históricas en el primer trimestre del 2016 por $17.260 millones, superior a los $8.199 millones en igual lapso del 2015. El repunte de la ILV es una buena señal para las finanzas del departamento, teniendo en cuenta que esa renta era la más golpeada. Hay un compromiso directo con el comercializador que está pagando por adelantado el licor. En los primeros tres meses se vendieron 1.890.000 botellas, cuando el año pasado habían sido 980.000 unidades.

¿Cree que ahora la ILV será  un buen apoyo para las rentas, luego de años de pobres ventas? 

La empresa ha comenzado a recuperarse, ya que por lo menos muestra signos positivos. Eso es muy importante para respaldar las finanzas del departamento. Era quizás el mayor descalabro financiero que había hasta el año pasado. El actual comportamiento de las ventas nos da  una relativa tranquilidad y calma, pero no obstante, el consumo en general no es muy positivo por las tendencias a escala nacional, y sobre todo porque recibimos ingresos por el impuesto al consumo de licores.

Cabe destacar, sin embargo, el comportamiento de los ingresos en materia de cervezas y refajos, ya que entre enero y abril logramos $52.927 millones, $10.000 millones que el año pasado. Nos ha ido bien.

A qué obedece esa recuperación de esos ingresos, teniendo en cuenta que la Oficina de Rentas en el pasado no tuvo los mismos resultados de forma tan rápida?

Hemos adoptado unas prácticas en esta Secretaría de mucho trabajo y compromiso. Adelantamos, asimismo, un esfuerzo adicional en tener los datos actualizados y en tiempo real, lo mismo que en estar cobrando estos tributos y diciéndole a la gente que hay que pagar.

En el caso de los licores esperamos tener ingresos por concepto de 9 millones de botellas y lograr una participación de $91.000 millones al finalizar el año, superando los $23.000 millones del 2015 de la anterior administración. En cuanto a vinos y licores extranjeros los ingresos van en $25.896 millones, por encima de los $18.000 millones de la vigencia pasada. En eso hemos sido muy incisivos en el control y para hicimos una tarea maratónica con la Asamblea Departamental para renovar los contratos con las empresas importadoras de vinos y licores y pudieran expender de manera legal sus productos. Eso ayudó mucho. 

Pese a esos resultados, se afirma que todavía el 50% de los licores que se venden el Valle son de contrabando, ilegales y adulterados...

Estamos trabajando duro en concientizar a la gente que debe consumir licor legal y estampillado. Se han hecho muchos operativos de control y de productos de contrabando.  De esta forma, le enviamos señales al mercado de que hay una administración que está asumiendo sus funciones y que necesitamos los recursos para destinarlos a la inversión social y salud. Eso será el pan de cada día de aquí en adelante. 

Hace falta personal, pero con el equipo actual estamos logrando buenos resultados frente al primer trimestre del año pasado.

¿Cómo se ha comportado el recaudo del impuesto automotor?

Aquí tuvimos una diferencia, ya que el primer vencimiento de la vigencia 2015 se hizo al 31 de marzo, y ahora lo pusimos al 31 de abril. Y el segundo será para mayo. Pese a ello, cuando se hace el análisis lineal de enero a abril el recaudo los resultados son positivos. Si se compara marzo del 2015 con abril del 2016 hemos obtenido $54.123 millones, pese a los inconvenientes que causó la nueva tabla del Gobierno a inicio de año.

Sin embargo, el Valle tuvo la ventaja de que los problemas fueron menores por tener sistematizada su base de datos del parque automotor, lo que evitó la locura que hubo en el resto del país. Y en este caso se redujo el problema de las filas al implementar el digiturno, lo que mejoró el servicio.

Con base en los resultados que usted muestra, eso significa que las rentas del Valle se han recuperado...

Estamos en recuperación, ya que los recaudos de los primeros cuatro meses nos indican que hay signos positivos, y sobre todo coherentes con el comportamiento de la economía. No obstante, nos preocupa el tema de los vehículos ya que la tendencia a escala nacional es que habrá menos ventas este año. Eso nos hace tener un manejo muy prudente de las finanzas departamentales al controlar el gasto. A veces, me dicen que soy muy tacaña, pero hay que hacerlo. Estamos recuperando la confianza de los vallecaucanos.

¿Cuánto se ha pagado de los compromisos bajo la Ley 550?

 Se han pagado $389.000 millones y faltan $300.000 millones. Se han pagado los compromisos con los bancos. Tenemos plazo hasta el 2017 para acabar con esos pagos.

¿Se puede decir que en el 2017 las finanzas  estarán  saneadas?

Con los pasivos ciertos, sí. Pero hay unas contingencias que están llegando y no figuran dentro del acuerdo de reestructuración de la Ley 550. Seguimos en el ejercicio de la depuración de cuánto se adeuda por el resto de las obligaciones pendientes. La meta es llegar al 2017 con todos los pasivos ciertos pagados y saneados. Fruto del trabajo de depuración arduo en enero y  febrero pasados, logramos liberar recursos que nos servirán para apalancar las inversiones del Plan de Desarrollo.

Nos preocupa, sin embargo, todo el pasivo pensional que pesa mucho en el acuerdo, que son unas acreencias que valen $165.000 millones. 

¿Ratifica que el Valle sí se debe bajar de categoría especial a primera, teniendo en cuenta que las finanzas no aguantan?

Yo tengo un trastorno bipolar con eso. Para unas cosas soy categoría especial y para otras primeras (risas). No hay para dónde pegar, pero al son que me toquen bailo.

Lo dijimos desde el proceso de empalme con la anterior administración que el departamento no puede seguir así. Y le he dicho a la gobernadora Dilian Francisca Toro que es un tema que se debe resolver porque se nos va a volver un problema. En el papel somos categoría especial, y lo será así hasta que un juez diga lo contrario. Pero en términos reales y materiales, el Valle es de categoría primera por su alto pasivo pensional.

 Ventanilla única de registro

¿De qué manera se está trabaja para modernizar el sistema rentístico?

 En junio próximo vamos a salir con la ventanilla única de registro. Se trata  una prioridad de la Gobernadora. Ya hicimos acuerdos con todos los notarios de la ciudad y algunos del Valle. 

 ¿Cómo operará?

Se expedirá la boleta fiscal en línea a través de las 21 notarías. Se capturarán así, por ejemplo, los ingresos de Buenaventura por ese concepto. 

El usuario hace todo su trámite cuando compra una propíedad ante la Notaría, y luego va a la Oficina de Registro. Y todo eso será en línea, es decir, la liquidación del impuesto. La ventanilla solo funcionará en las notarías las que expedirán la boleta fiscal electrónica.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad