Familias de Norte del Valle del Cauca comenzaron el 2012 en albergues

Enero 04, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Cartago

Son cientos de familias que siguen refugiadas, pese a que el nivel del río Cauca ya bajó en las zonas más afectadas por las inundaciones.

Pese a que los niveles de los ríos que hace varias semanas se desbordaron, a causa de la fuerte ola invernal que golpeó al Departamento en el último trimestre del 2011, cientos de familias del Norte del Valle siguen alojadas en los albergues dispuestos por las autoridades.En Bolívar, uno de los municipios más afectados, el comandante del Cuerpo de Bomberos Fabián Varona, señaló que son alrededor de 224 familias las afectadas por la creciente del Cauca, de éstas 200 cuyas casas quedaron bajo el agua y las demás que perdieron sus cultivos.Según Varona, muchas están en albergues y otras en autoalbergues, además se les ha entregado mercados.Entre tanto, en Obando ya taponaron parcialmente los boquetes que se presentaron en el jarillón en los predios San José, El Golfo y La Gran Colombia, ya que deben esperar que el agua baje totalmente para hacer el sellamiento final. Carlos Chacón, presidente del Comité Multisectorial del Norte y uno de los afectados, señaló que si bien el agua ha bajado la inundación persiste, que las pérdidas son millonarias y los cultivos perdidos suman cerca de 20 mil hectáreas.De hecho, los agricultores de esta zona esperan reunirse a mediados de enero con Carlos Iván Márquez, quien ahora será la persona encargada de manejar los recursos para los afectados de la ola invernal a nivel nacional, a quien le solicitarán entre otras cosas, el realce de la vía Obando – Molina – Juan Díaz – Guayabito – Aeropuerto, la recuperación de diques y jarillones en esta misma zona y la instalación de bombas de drenaje.En La Victoria, a diferencia de la anterior ola invernal, esta vez la afectación no fue tan grande pese a que aún 170 familias permanecen en escuelas y autoalbergues mientras sus casas terminan de secarse.Eso sí, hasta el fin de semana anterior los afectados no habían recibido ningún tipo de ayuda porque no hay recursos ni tampoco han recibido nada de parte del Gobierno Nacional.Lo que queda ahora, afirmó Julian Ramiro Vargas, director de la Dar Brut de la CVC, es que una vez baje el río se revisen las afectaciones, se evalúen y se definan las intervenciones para presentar el plan al Gobierno Nacional.Según el balance presentado por el funcionario, aún falta cerrar el boquete de La Primavera en La Victoria, por donde se inundó el sector de San Pedro. Asimismo hace falta terminar las intervenciones en Bolívar, Obando y Toro en el sector de El Nilo.En la zona de montaña, persisten los problemas de deslizamientos e inestabilidad de las vías en Versalles, El Dovio, Roldanillo, Obando, El Cairo y El Águila.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad