Familiares de menor muerta en Palmira, denuncian presunta negligencia médica

Enero 22, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción - El País, Palmira

Una menor de 12 años falleció el pasado viernes y sus familiares denuncian una aparente negligencia médica. Según personal de la clínica Comfandi, la niña llegó sin vida al centro médico.

Los familiares de una niña de 12 años de edad quien falleció la mañana de viernes en una clínica de la ciudad, aseguraron que el deceso de la pequeña se produjo por presunta negligencia médica.Según indicaron, el pasado 18 de enero, a las 2:00 p.m. fue llevada hasta la clínica Comfandi SOS, la niña Jennifer Paola Manjarrés Marulanda, quien se quejaba de un fuerte dolor de cabeza y malestar en todo el cuerpo.El médico de urgencias, aseguró el padrino y primo de la menor, Jairo Trujillo Manjarrés, les dijo que no se trataba de una urgencia y que debían pedir cita por consulta externa.El día anterior, el 17 de enero, también había sido llevada a este misma clínica, Tatiana Salazar, de 5 años de edad, hermana de Jennifer, quien presentaba un fuerte cuadro viral. La niña fue dejada hospitalizada.Infortunadamente, aseguraron los familiares, Jennifer no corrió con la misma suerte y tras ser examinada por una doctora, quien le recetó acetaminofen y vitamina C, regresó a su casa en el corregimiento 'La Buitrera', zona rural de Palmira.Entre tanto, debido a que el estado de salud de la hermana menor se complicó tuvo que ser remitida a la clínica Valle del Lili, en Cali.El día jueves, 24 horas después, el estado de Jennifer se complicó. La pequeña empezó a vomitar y le subió fiebre muy alta.Los familiares no pudieron llevarla nuevamente a la clínica debido a que no tenían transporte para bajarla desde 'La Buitrera' y sólo hasta las 9:00 de la mañana del día viernes fue atendida por un médico de Comfandi SOS, pero la niña ya venía con un cuadro de deshidratación severo, hipotensión y falleció media hora después, tras sufrir un paro cardiorespiratorio.Jairo Trujillo, quien tenía a Jennifer desde hace un año en su casa, en Cali, donde la menor adelantaba sus estudios de bachillerto, aseguró que se trató de “negligencia médica", pues los doctores que la vieron no le mandaron ningún exámen para determinar qué tenía la niña. "Lo que nosotros nos preguntamos, es porqué, después de que muere la niña, es que llaman a todo el grupo familiar y les hacen pruebas y les mandan unas pasta preventivas, al parecer contra el virus AH1N1, porqué no lo hicieron antes", subrayó Jairo quien expresó que la pediatra que atiende en Cali a Tatiana, la hermanita de Jennifer, aseguró que Tatiana no tenía el virus AH1N1, sino neumonía.La abuela de las dos niñas también había sido atendida en esta clínica, el lunes 16 de enero, tras presentar síntomas de gripe. "Vamos a pedirle a las autoridades de salud que investiguen, porque no queremos que estos casos se sigan repitiendo en la ciudad", aseguró Trujillo.Entre tanto, un profesional de la clínica, quien prefirió omitir su nombre, sostuvo que la negligencia fue de la familia de la menor que cuando la llevó nuevamente al médico ya no había nada que hacer. "La niña llegó muerta a la clínica. Tratamos de reanimarla pero fue inútil. Venía deshidratada y con hipotensión y la abuela nos contó que la niña vomitó más de treinta veces en la noche", reiteró el profesional.El País trató de comunicarse con el director de la clínica Comfandi SOS, doctor Luis Fernando Montealegre, pero no fue posible.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad