Familiares de los secuestrados oraron por su regreso en la Basílica de Buga

Septiembre 06, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Tuluá
Familiares de los secuestrados oraron por su regreso en la Basílica de Buga

El acto litúrgico empezó con la canción de Juanes, “Sueños de Libertad”, interpretada por un coro de policías bachilleres y el Profesor Moncayo.

Al acto litúrgico asistieron los familiares de los 12 policías y los 7 militares que aún permanecen en poder de las Farc.

Con una ceremonia religiosa que se realizó en la Basílica del Señor de los Milagros de Buga, los familiares de los 12 policías y los 7 militares que aún permanecen en poder de las Farc, pidieron la solidaridad de los colombianos así como del presidente Juan Manuel Santos para que sus seres queridos regresen a sus casas.El acto litúrgico empezó con la canción de Juanes, “Sueños de Libertad”, interpretada por un coro de policías bachilleres.En medio de la ceremonia se le permitió al tío del sargento Luis Alfonso Beltrán, José Uriel Pérez, leer un comunicado en nombre de todos los familiares de los uniformados secuestrados, en donde expresaron su dolor y preocupación por la actitud del Presidente Santos, que según ellos, “ni siquiera los quiere recibir en su despacho”.Precisamente, el tío del sargento Beltán, quien se encuentra retenido por la guerrilla desde el 3 de marzo de 1988 en la toma del Billar, en Caquetá, dijo que desde hace dos años no han vuelto a tener señales de supervivencia de su sobrino.“Nos parece increíble la indolencia del Gobierno y la indiferencia de nuestros compatriotas”, indicó el señor Pérez.Por su parte, el profesor Gustavo Moncayo, quien acompañó a los familiares de los policías secuestrados durante la marcha que partió el pasado domingo de Cali y finalizó hoy en Buga con un acto litúrgico, dijo que con estos actos, “pretendemos tocarles los corazones a los colombianos para que dejen esa quietud y esa indiferencia”.“Creo que en nuestro país aún existe mucho miedo y temor para expresarse, porque las personas que hablamos de paz, nos estigmatizan y nos califican de terroristas”, indicó Moncayo.En el mismo sentido se expresó Miriam Lasso, hermana del sargento César Augusto Lasso, secuestrado por las Farc hace 13 años en la toma de Mitú, quien dijo que la comunidad internacional se ha olvidado de los demás policías y militares “que se están pudriendo en las selvas colombianas”.“Es muy triste que la sociedad civil no se manifieste y que el presidente Juan Manuel Santos no nos escuche, nos sentimos abandonados”, dijo Miriam Lasso, quien agregó que esta marcha tenía como propósito el de decirles a los demás colombianos que “esta guerra, que lleva más de cincuenta años, ha dejado muchas víctimas y a estos policías y soldados que se encuentran privados de su libertad, no los podemos olvidar”.La misa finalizó con una canción interpretada por el padre redentorista, Aicardo Alzate, denominada “Rompiendo cadenas”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad