Fallo permite a Tcbuen seguir recibiendo barcos de gran envergadura

Noviembre 13, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País, Buenaventura.
Fallo permite a Tcbuen seguir recibiendo barcos de gran envergadura

El capital de la Terminal de Contenedores de Buenaventura proviene en su mayoría de inversionistas españoles a través de la empresa Terminales de Barcelona.

La decisión fue tomada por un Tribunal de Buga, tras la restricción que la Dimar pretendía imponerle a la terminal de contenedores.

Un fallo del Tribunal Superior Judicial de Buga dio vía libre a la Terminal de Contenedores de Buenaventura, TcBuen, para seguir atendiendo barcos de hasta 300 metros de largo o eslora.La decisión deja sin piso finalmente una determinación de la Capitanía de Puertos de Buenaventura, dependiente de la Dirección Marítima, Dimar, en el sentido de restringir el ingreso de barcos de hasta 280 metros de eslora.La Capitanía de Puertos, en Buenaventura, dependiente de la Dimar, había determinado el 25 de julio de este año, limitar el atraque de esos barcos al alegar el riesgo que podría generar para el muelle y las sanciones a las que podría verse abocado el puerto en caso de presentarse un accidente.Tcbuen tuteló la decisión y logró un fallo favorable del Juzgado Tercero del Circuito, el cual fue impugado por la Capitanía de Puertos, al alegar que "las condiciones de riesgo para el ingreso de naves de esloras superiores a 280 metros se mantienen, pues no se han efectuado trabajos de ingeniería oceánica para aumentar el ancho y profundidad del canal navegable y área de maniobra de esa terminal marítima".Pese a ello, el Tribunal Superior de Buga determinó en su fallo final que la Capitanía de Puertos violó normas de procedimiento administrativo y no tuvo en cuenta el debido proceso al momento de imponer la restricción, pues ya que desde el 27 de enero de 2011 que inició operaciones se habían movilizado 594 barcos por ese muelle, de los cuales 110 con más de 280 metros, sin ningún tipo de inconvenientes y autorizados por la misma Dimar.Además, los pilotos prácticos de Spilbun, encargados de sacar y entrar los barcos al muelle, le habían certificado a la naviera internacional Maersk, que maneja este tipo de barcos con ese largo, que no había ningún tipo de problemas para operación."Esta situación de restricción afectó la buena imagen del puerto y causó perjuicios a la terminal", precisan apartes del fallo judicial.Frente a esta decisión judicial la Capitanía de Puertos señaló que "respeta la decisión pero que no la comparte, advirtiendo de los riesgos que la llegada de barcos con estas características le pueden causar al puerto".Por su parte, el presidente del Grupo Empresarial del Pacífico, Óscar Izasa, consideró que "no tenía razón de ser esta posición de la Dimar" y destacó el fallo que favorece a la Terminal de Contenedores de Buenaventura.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad