Falleció uno de los quemados en San Pedro, tras atentado de las Farc

Falleció uno de los quemados en San Pedro, tras atentado de las Farc

Marzo 12, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Falleció uno de los quemados en San Pedro, tras atentado de las Farc

Andrés Mauricio Pereira Pulgarín, de 25 años, resultó con quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo durante el incendio que fue provocado por las Farc al derramar combustible sobre la quebrada Artieta, en San Pedro, Valle del Cauca, el 16 de octubre del 2012.

La víctima sufrió quemaduras de tercer grado en el 80 % durante los hechos que tuvieron lugar en octubre del 2012.

Después de cinco meses de estar recluido en la Unidad de Quemados de la clínica Amiga de Comfandi, en Cali, falleció una de las personas que resultó con graves quemaduras tras la explosión de un tramo del poliducto del Pacífico en el municipio de San Pedro, el 16 de octubre del 2012.Con quemaduras de tercer grado en el 80 % de su cuerpo permaneció en ese centro asistencial, Andrés Mauricio Pereira Pulgarín, de 25 años, una de las 20 personas que resultaron lesionadas en esa población del centro del Valle del Cauca después de que las Farc provocaron el derramamiento de combustible sobre la quebrada Artieta lo que generó una gran conflagración.Como se recordará, esa noche, cuando las Farc también derribaron con explosivos una torre de energía eléctrica, se presentó una gran emergencia en esa localidad, pues las llamas, que se elevaron varios metros a lo largo de la quebrada, causaron lesiones a varios habitantes que viven a orillas de ese afluente.Entre los más afectados estaban, Andrés Mauricio y su primo Jonathan Restrepo, también de 25 años, quien falleció el pasado mes de diciembre.Entre tanto, Carlos Andrés Pérez, un ebanista de 26 años, sobrevivió a las quemaduras que cuando fue a rescatar a dos niños que por poco perecen incinerados.“Yo le dije a mi esposa que saliera de la casa con el niño pequeño hacia el parque, porque el olor a gasolina era muy fuerte y esto se estaba poniendo peligroso”, dijo el hombre en ese momento, tras las quemaduras de segundo grado que sufrió en sus brazos, en el cuello y en la espalda.Lo que se pudo establecer es que el combustible hizo contacto con un punto caliente a la altura del sitio conocido como Guayabal, según lo manifestó el ingeniero, Jaime Sarmiento, jefe de Poliductos de Ecopetrol.Según el funcionario, en la acción terrorista se perdieron aproximadamente 25.000 barriles de gasolina motor.Sin embargo, Sarmiento advirtió que a pesar de las pérdidas económicas, de la contaminación del afluente y del daño ambiental que produjo el derrame de gasolina, el suministro de combustible en el Valle del Cauca no se vio afectado por este problema.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad