Estudian construcción de estaciones de Policía en zona rural de Jamundí

Estudian construcción de estaciones de Policía en zona rural de Jamundí

Septiembre 29, 2017 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
Policía Militares Jamundí

200 miembros de la Policía Militar, PM, adelantan requisas y puestos de control en zonas urbanas y rurales de Jamundí, por orden Municipal.

Wirman Ríos / El País

Construir tres subestaciones de Policía, en la zona rural de Jamundí, es la propuesta que las autoridades están estudiando para frenar la delincuencia en sectores como Villacolombia, San Antonio, La Liberia y San Vicente.

La medida, anunciada tras la liberación del comerciante Guillermo Moncada, de 51 años, surgió este viernes luego de una reunión que sostuvieron el coronel Pablo José Blanco, comandante de la Tercera Brigada del Ejército, y el general Hugo Casas, comandante de la Policía de Cali, con la gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro.

La alcaldesa (e) de Jamundí, Noralba García, indicó que la propuesta responde al clamor de la comunidad para recuperar la seguridad, afectada en los últimos meses por un grupo de disidentes de las Farc y delincuencia común que están operando en este corredor rural.

Lea también: 'Comerciante liberado narra su terrible experiencia durante secuestro en Jamundí'.

“Se ha presentado una propuesta de tener de nuevo la presencia policial, pero debe ser acompañada de oferta social que tiene que dar la Alcaldía y la Gobernación”, indicó la funcionaria.

La Alcaldesa explicó que, mientras se avanza en la idea de las subestaciones con el Ministerio del Interior, se irán recuperando algunas estructuras que hoy en día están abandonadas.

No obstante, García dio a conocer que se van a empezar a organizar los tres proyectos a partir de la ubicación de los lotes y todos los requerimientos técnicos que tiene la Policía para las construcciones.

Jair Abonía

Amigos de exjugador Jair Abonía clamaron justicia por su crimen, ocurrido en Jamundí.

Cortesía para El País

La mandataria indicó que le va solicitar al Ministerio que la construcción de las tres obras sea una cofinanciación con la Alcaldía. Al momento no hay un monto económico estimado para las tres edificaciones.

“Yo, como Alcaldesa, voy a citar el Comité de Orden Público para definir las partidas del Fondo de Seguridad que ayuden a la construcción de esas tres subestaciones”, acotó García.

Cifras oficiales indican que de los 59 homicidios que van este año en el municipio, el 44 % ocurrieron en la zona rural, la mayoría de ellos en La Liberia, Timba (Valle), Villacolombia, La Estrella y Robles.

Por su parte, el general Hugo Casas, comandante de la Policía de Cali, dijo que para hacer realidad la propuesta se debe cursar un trámite interno en la institución a nivel central.

“Esto requiere de unos medios, una logística, unas personas, unos costos y unas comunicaciones. Estamos empezando a ver cómo hacerlo, es algo que surgió de la conversación con la Gobernadora”, indicó el oficial.

Por su parte, el coronel Pablo José Blanco, comandante de la Tercera Brigada del Ejército, afirmó que “se va a continuar con las acciones de nuestra Policía Militar hasta lograr la captura y la judicialización de los actores de inseguridad que están generando la delincuencia organizada y común en estos sectores”.

Son alrededor de 200 militares, a los que se suman 130 policías, los que estarán de manera indefinida en la zona rural y urbana hasta lograr recuperar la seguridad, en especial en zonas críticas como La Liberia y Villacolombia.


El País, en su edición de este viernes, dio a conocer que detrás del secuestro del comerciante, dejado en libertad en el sector de Villacolombia, zona rural de Jamundí, habría una alianza de miedo que se estaría empezando a formar entre disidentes de las Farc y delincuencia común que opera en el vecino municipio.

Lo que se ha podido conocer es que el vínculo de la delincuencia común y el reducto de las Farc, conformado por 170 hombres de civil, sería así: “los bandiditos del común, que se estarían dedicando a la extorsión en Jamundí, están buscando raptar personas de perfiles altos, como el señor Moncada, para luego entregarlas en la región del Naya (Cauca) a las disidencias, esto a cambio de un monto económico que no ha sido determinado, aprovechando que Villacolombia conecta fácil con el vecino departamento”, relató una fuente militar.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad