Estos son los lugares de Palmira donde hay montañas de escombros

Noviembre 13, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Palmira.
Estos son los lugares de Palmira donde hay montañas de escombros

La carrera 19 entre calles 43 y 44, fue tomada como escombrera y cada día son más los desechos que se acumulan en esta vía que lleva al norte de la ciudad.

Voceros del Municipio anunciaron que el próximo mes se iniciará la limpieza. Falta conciencia ciudadana.

Los pocos controles, la inconsciencia de algunos transportadores y la falta de sanciones drásticas a los infractores, tienen hoy a la Villa de las Palmas convertida en una ciudad amurallada por montañas de escombros y desechos de todo tipo. Al hacer un recorrido por el perímetro urbano del municipio se puede observar que los sobrantes de construcción, además de otros inservibles como colchones, armarios, llantas y hasta animales muertos, han creado un cerco que circunda por los cuatro puntos cardinales la ciudad.La situación es tan grave que la propia Oficina de Gestión de Riesgo y Ambiente del Municipio tiene ubicados 33 puntos críticos, donde habría dispuestos al aire libre, al menos, tres mil metros cúbicos de desechos, según lo confirmó el titular de esa dependencia Guillermo Arango.Uno de los sitios más preocupantes es la Carrera 24 entre Calles 10 a la 16, en el sur de la ciudad, donde hay identificados tres sitios de acumulación de desecho: frente al Jardín Social de El Sembrador, la principal vía de ingreso al barrio Sesquicentenario y la glorieta que lleva a la urbanización Parque de La Italia.Según Arango, por esta misma carrera, un poco más hacia el sur, el Municipio invirtió recientemente $30 millones en la limpieza de tres cuadras. Pero uno de los botaderos más evidentes se encuentra a un costado de las antiguas instalaciones de Herrramientas Stanley, justo frente a la Institución Educativa María Antonio Penagos. A pesar de las zanjas que se hicieron y de los troncos instalados para impedir el acceso de carretillas, tanto en el lote baldío que hay en el lugar como al costado de la vía, se arrojan escombros y basuras.Ángel María Morales, rector de dicho centro educativo, precisó que “todo es producto de la falta de cultura ciudadana de la gente, que más se demora en ver que está el sitio limpio para empezar a arrojar desechos”. Argumentó que la situación también obedece a que no hay medidas fuertes, como en Cali, para sancionar a los infractores.Ya hacia el oriente de la ciudad, una de los más grandes depósitos ilegales de escombros está ubicado a lo largo de unas cinco cuadras sobre la Transversal 16, en predios del barrio El Sembrador y la antigua entrada al Ingenio Papayal.A pesar de que en el sitio se pueden encontrar desde muebles hasta perros muertos, “no se limpia desde diciembre pasado”, según lo confirmó el presidente de la Junta de Acción Comunal del sector, Javier Banderas. “En enero pasado estuvieron limpiado algo, pero a duras penas levantaron el 30% de lo que había”, subrayó. También en el oriente, en el ingreso al barrio La Orlidia, se está creando un nuevo botadero que amenaza por prolongarse por varias cuadras, según denunció Efraín Arias, vecino del sector.Muy cerca de allí, apenas a algunas cuadras, sobre la carrera 1 con calle 35E, frente a la cancha del barrio Las Palmeras, está uno de los más antiguos botaderos de escombros de la ciudad. “No ha sido posible que el Municipio erradique este problema a pesar de que muy cerca se desarrollará un gran proyecto urbanístico”, advirtió el comerciante de la zona, David Castro. En el norte la situación no es menos crítica, pues sobre la Carrera 19 entre Carrera 43 y 44, en inmediaciones del barrio Cañamiel, “los carretilleros encontraron un sitio ideal para botar escombros sin que nadie les diga nada”, según denunció el taxista Luis López. Pero tal vez uno de los más recientes y que está creciendo de manera más rápida, es el depósito que se ha formado sobre la Calle 31 entre Carreras 41 y 24, justo a la entrada de Palmira y sobre la Avenida de las Palmas, la cual es considerada como ícono de la ciudad. Por lo pronto, los palmiranos esperan que se inicie la limpieza de los botaderos más críticos y se pongan en marcha drásticos controles para evitar que la Villa se siga asfixiando con las montañas de desechos y escombros que hoy la tienen sitiada.SolucionesPara el próximo mes de diciembre se tiene proyectado iniciar una agresiva campaña de limpieza de los diferentes botaderos ilegales de escombros para llevarlos a los Escombrera Municipal.Así lo anució el coordinador de la Oficina de Gestión del Riesgo y Ambiente, Guillermo Arango, es ejercer un control al menos mientras se define la entrada en funcionamiento de un operador que se encargue de prestar el servicio de disposición final de los escombros. Para tal fin, según el funcionario, se deben establecer tarifas y otros por menores del servicio, el cual actualmente se presta de manera irregular por carreteros, carretilleros y volqueteros que disponen los escombros de manera indiscriminada.“Palmira cuenta con la única escombrera certificada del departamento donde con los escombros se hace de una manera técnica recuperación geomorfológica de los suelos”, subrayó el funcionario, tras precisar que la escombrera oficial cuenta con cinco hectáreas para la disposición final y una vida útil de 4 años

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad