Estos son los grandes derrotados de las elecciones 2011 en el Valle

default: Estos son los grandes derrotados de las elecciones 2011 en el Valle

Además del PIN, las riñas internas llevaron al Polo y al conservatismo a ceder varios espacios de poder.

Estos son los grandes derrotados de las elecciones 2011 en el Valle

Noviembre 06, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Estos son los grandes derrotados de las elecciones 2011 en el Valle

El 63% de los colombianos no recuerda por quién votó en las pasadas elecciones para Congreso, según una encuesta realizada por la Fundación Restrepo Barco.

Además del PIN, las riñas internas llevaron al Polo y al conservatismo a ceder varios espacios de poder.

Si bien las elecciones regionales del pasado fin de semana dejaron grandes vencedores en el departamento, ese ascenso significó la derrota para otros partidos y dirigentes de Cali y el Valle.Entre ellos el Partido de Integración Nacional, PIN, que agrupa a los aliados políticos del ex senador Juan Carlos Martínez, cuyos resultados distan mucho de lo que se propuso y se anunció.Pese a que el secretario general del partido, Édison Bióscar Ruiz, había asegurado que obtendrían, “mínimo”, diez alcaldías, cinco concejales, cinco diputados y le pondrían a su candidato en Cali, Milton Castrillón, cerca de 80.000 votos, nada de eso se dio. Por el contrario, perdieron grandes espacios de poder. Por su parte, el Partido Conservador y el Polo Democrático pagaron un precio demasiado alto en estas elecciones por cuenta de la división interna y los intereses personales.Frente a las regionales del 2007, los conservadores redujeron su votación en Concejo y Asamblea y perdieron de a una curul en cada una de las corporaciones.Ary Sánchez, secretario del Directorio Conservador del Valle, dijo que eso obedece en parte a la falta de disciplina “no sólo en el conservatismo, sino en todos los partidos”. “Hubo mucho desorden. Es claro que (Germán) Villegas no apoyó a Ubeimar (Delgado) a la Gobernación y que Ubeimar no apoyó a Milton (Castrillón) a la Alcaldía. Es hora de reformar los estatutos y hacerlos cumplir porque si se aplicaran, tendríamos que sancionar a todo mundo”, dijo Sánchez. La lucha entre el ala ‘dura’ del Polo Democrático, que representa el senador Alexánder López, y el sector progresista de ese mismo partido también dejó la colectividad con un sólo escaño en Asamblea y uno en el Concejo de Cali.Para algunos analistas, ese es el resultado de que el Polo no haya buscado el bien colectivo y sólo se haya centrado en favorecer los intereses del senador López.El senador Mauricio Ospina, de la llamada oposición alternativa del Polo, indicó que en el partido se ha impuesto una oposición radical y con esa forma tan inflexible de hacer política la gente se aleja o se resiente.“El partido ha cometido errores muy graves como la expulsión del concejal Fabio Arroyave y la imposición de María Isabel Urrutia como candidata a la Alcaldía de Cali. Han buscado una dictadura a rajatabla que no se le hace bien al partido porque lo que se deben buscar son consensos y por eso los pobres resultados electorales en Cali y en Bogotá”, aseguró el senador, quien agregó que es el momento de reevaluar y corregir el rumbo.Aunque muchos candidatos que se quemaron reclaman un presunto fraude y pérdida de votos, la realidad es que estos no habrían llegado a las urnas.Uno de los líderes le dijo a El País que en estas elecciones fue complicado controlar el voto de la gente y que en algunas mesas esperaban 15 ó 20 votos por un candidato y no aparecían más de 3 votos. “Yo tengo un problema con un concejal porque preparamos la logística para sacar 600 votos y tuvimos 325. Lo que creo es que la gente se comprometió con nosotros y luego fueron a votar por otro candidato”, aseguró.Este es el pabellón de los quemados en la jornada electoral del pasado domingo.El PIN: Muy infladosNi los cálculos más pesimistas dentro del PIN presagiaban la estrepitosa caída del movimiento que aglutina a los amigos de los Juan Carlos Martínez y Abadía.El famoso plan avispa que aplicaron para Concejo y Asamblea, y que consistía en inscribir muchos candidatos para lograr muchos votos (PIN, MÍO y Afrovides) tuvo efectos adversos. Para Asamblea se quemaron los cuatro diputados y en Concejo de Cali sólo retuvieron uno de tres escaños, aunque lograron dos los miembros del MÍO.De las supuestas 21 alcaldías que tenían en su haber sólo ganaron en 6, pero de municipios pequeños. Quizá el peor de sus fracasos fue perder el control de Buenaventura.Sumando el PIN y el MÍO sólo sacaron 56.000 votos en Cali, de los cuales sería mínima la cifra que le reportaron a Milton Castrillón.Juan Carlos Rizzetto y Juan Carlos Salazar tampoco lograron sacar electos a sus candidatos a la Asamblea.Polo Democrático: De brucesLa Dirección Nacional del Polo terminó anotándose un ‘autogolazo’ por querer favorecer al senador Alexánder López. De los 47.000 votos que obtuvo para Concejo en el 2007, no sólo perdió 20.000, sino que cedió un escaño.Esos votos y la curul se los llevó el concejal Fabio Arroyave a Cambio Radical, expulsado del Polo para garantizar un cupo a Patricia Molina, cercana a Wilson Arias.En la Asamblea también redujeron los votos de 86.000, a 74.000 y pasaron de dos curules a una. Aunque en el 2007 el Polo había alcanzado una Alcaldía (Yumbo), esta vez los candidatos en los municipios llegaron sin ninguna opción.Además de ello, varios de quienes lograron escaños en los concejos municipales del Valle no se sienten del partido, sino que se identifican con la propuesta de los progresistas y celebran el triunfo de Gustavo Petro en Bogotá. Algo así como celebrar su propia derrota.Conservador: Un paso atrásAunque algunos conservadores han entregado partes de victoria, las cifras electorales no se compadecen con ese supuesto triunfo.Frente a las regionales del 2007, los azules obtuvieron 35.000 votos menos de los que había logrado para la Asamblea, lo que a la postre les significó la pérdida de una curul. Lo mismo ocurrió en Concejo de Cali donde se redujo la votación en 18.000 sufragios y también cedieron un escaño.El partido nunca encontró la unidad y quienes apoyaron a Milton Castrillón a la Alcaldía votaron a la Gobernación por candidatos diferentes a Ubeimar Delgado y viceversa.El sector del representante Heriberto Sanabria tampoco salió bien librado. No logró hacerse al control de su propio municipio, Florida. Uno de sus aliados políticos, el diputado Emilio Merino, quien lo había apoyado en el 2010 para la Cámara, vio esfumarse su anhelo de volver a la Asamblea, donde estuvo varios periodos.No van más en la AsambleaAdemás de la quemada del diputado conservador Emilio Merino, el otro veterano de la Duma que no retornará en enero es Rubiel Antonio Muñoz, del Partido PIN.Tampoco lo harán sus copartidarios Jaime Aguilar, Juan Eccehomo Calimán ni Yiminson Figueroa. Esta tampoco será la oportunidad para que regrese el liberal Norberto Tascón, ni para que ocupe una silla el ex secretario de Cultura de Abadía, Nino Caicedo.La curul que se perdió en el Polo Democrático fue la de la actual presidenta de la corporación, Ana Milena Ortiz, ni logró su ingreso Juan Pablo Ochoa, cercano a Alexánder López y quien estuvo involucrado en el escándalo por el paro de los corteros de caña.Resbalones en el ConcejoEntre los grandes derrotados de la jornada hay varios de los llamados varones electorales del Valle.Entre ellos el concejal Orlando Chicango, quien pese a que eligió a su hijo a la Asamblea, perdió un escaño que había mantenido en los últimos catorce años.A él se suman la concejal Julie del Pilar Reina, que tampoco logró mantenerse, y Jaime Gasca y Álvaro Henry Monedero, ambos del PIN.Quien también sufrió un nuevo resbalón, esta vez al Concejo, fue el ex representante a la Cámara Thyrone Carvajal, que no logró una curul en el Partido de la U, ni el ex congresista Didier Ospina.Lo mismo pasó con los veedores Armando Palau y Alicia Osorio, liberales, y el futbolista Félix Cetré.Otros derrotadosEn el pabellón de quemados de las elecciones regionales del pasado 30 de octubre figura también el propio alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, quien no logró que Podemos Cali, el movimiento que lo llevó al CAM, sacara concejal a su asesor político Alfredo Valenzuela.Incluso, Podemos Cali desaparece por completo de los espacios de poder de la ciudad. También se suma a la lista de derrotados el candidato a la Gobernación Jorge Homero Giraldo, quien hasta hoy está por fuera de San Francisco y fue derrotado en su propio municipio, Andalucía. También en sus propios municipios probaron el sabor de la derrota Héctor Fabio Useche, Heriberto Sanabria y Juan Carlos Abadía.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad