Estado pidió perdón a las víctimas de la masacre de Trujillo, Valle, en acto público

Abril 23, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Estado pidió perdón a las víctimas de la masacre de Trujillo, Valle, en acto público

Los familiares de las víctimas de la serie de crímenes ocurridos en Trujillo, entre 1988 y 1991, participaron del acto público de perdón.

El acto oficial estuvo presidido por el ministro de Justicia, Yesid Reyes, en el Parque Monumento de ese municipio. Las víctimas agradecieron, pero dicen que no es suficiente.

Con la presencia del ministro de Justicia, Yesid Reyes, y otros funcionarios del Gobierno, se realizó este sábado en el municipio de Trujillo, Valle, el acto público de Conmemoración y Reconocimiento de Responsabilidad por las amenazas, desapariciones forzadas, torturas, detenciones arbitrarias y ejecuciones extrajudiciales cometidas en esta población entre el 28 de octubre de 1988 y el 5 de mayo de 1991.

El acto oficial realizado en el Parque Monumento se da en cumplimiento de las obligaciones adquiridas por el Estado  tras el Acuerdo de Solución Amistosa suscrito con los representantes de las víctimas el 6 de abril de 2016 en la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Gracias a dicho acuerdo concluyó el proceso ante esta instancia internacional.

Al respecto, el ministro Reyes dijo "hacemos este reconocimiento a las víctimas, expresando desde ya que no están en el anonimato, que dirigimos nuestro sentimiento de solidaridad y compromismo. Conmemoramos también que un día como hoy fue encontrado hace 26 años el cadáver decapitado y mutilado del padre Tiberio Fernández, quien no sólo fue un pilar espiritual para este municipio, sino un defensor de las causas sociales y campesinas".

Durante su discurso, Reyes  dijo que este era su último acto público como Ministro de Justicia, pues ya presentó su carta de renuncia.

"Aún hay muchas familias que no han tenido acceso a los restos de sus seres queridos para darles una sepultura digna, derecho mínimo al que debería aspirar cualquier habitante de nuestro territorio. Hoy reitero el absoluto compromiso del Estado, con la labor de búsqueda y hallazgo de dichos restos mortales, para lo cual se están realizando los mayores esfuerzos. Como Estado recordamos estos hechos, no los olvidamos, los rechazamos enfáticamente y nos avergonzamos de que hayan ocurrido contra una población inocente, por lo cual le pedimos perdón a ustedes, a sus padres, madres, hijos e hijas, hermanos, hermanas, esposas y compañeras. Lamentamos hacerlos transitar este largo camino para alcanzar justicia, sabemos que nade puede reemplazar a sus familiares o reparar el dolor que ustedes han sentido, sin embargo, esperamos que esta declaración lo resarza de alguna manera", dijo en su discurso ante las víctimas de Trujillo.

Aunque las víctimas se mostraron complacidas por el acto de perdón después de dos décadas, reclamaron la presencia del presidente Juan Manuel Santos y dijeron que el acto no era suficiente para reparar el grave daño de la masacre.

[[nid:529918;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/04/victimas-masacre-trujillo.jpg;full;{Las víctimas agradecieron el acto público de perdón, pero dicen que no es suficiente para reparar los daños ocurridos hace dos décadas.Foto: Javier Jaramillo | El País}]]

Nelson Fernández Cano, presidente de Afavit, Asociación de Familiares de las Víctimas de Trujillo, dijo que  "para nosotros es un orgullo tener un agente del Estado en este acto de perdón. Un acto que no le queda sino en el corazón a cada familiar de si lo acepta o no, porque fue un gran daño que nos hicieron, dañando los principios de nuestro municipio en cabeza del sacerdote Tiberio Fernández".

"Hablo de la comunidad más afectada, en los corregimiento El Tabor, Sonora, Betulia, Chuzcales, Monteloro y Playa Alta, donde la noche del 1 de abril entraron a ensañarse con nuestros familiares, allí perdió la vida para mí el ser más adorable del mundo, mi mamá, una mujer que sólo hacía servir a la comunidad. Y estas personas tildaron a nuestros familiares de guerrilleros y con eso quisieron dar solución a todo. Hoy, me siento agradado que se está reconociendo ante el mundo entero, de que no se salieron con la de ellos, que era dejar en silencio la gran memoria de nuestros familiares", dijo Fernández Cano.

Los familiares de las víctimas pidieron al Ministerio de Justicia, en representación del Estado, que las iniciativas de perdón se cumplan y den en la realidad, "porque aún seguimos viviendo el temor en nuestro municipio".

Al evento asistieron representantes de víctimas de Buenaventura, Pereira,  Armenia, Medellín, municipios del Cauca y víctimas del grupo Lgtbi.

La masacre de Trujillo es como se le conoce a la serie de por lo menos 300 crímenes ocurridos entre 1988 y 1991, en los que murieron 245 personas.

Involcura desapariciones forzadas, torturas, homicidios selectivos, entre otros, en los cuales estuvieron involucrados los narcotraficantes Diego Montoya, alias Don Diego y Henry Loaiza, alias El Alacrán, con participación de algunos miembros de la Policía y el Ejército.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad