¿Está preparado el Valle para afrontar la temporada de sequía?

¿Está preparado el Valle para afrontar la temporada de sequía?

Enero 04, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Está preparado el Valle para afrontar la temporada de sequía?

Este es el sargento Fernando Murillo, el bombero con más experiencia apagando incendios forestales en Cali. Suma 35 años en el oficio y es hijo de bombero.

Los municipios tienen equipos y bomberos, pero no hay recursos. ¿Qué necesitan los Bomberos del Valle? Le contamos.

Con equipos suficientes y con personal preparado, pero sin  recursos para atender  las eventuales contingencias en esta   temporada de sequía, se declararon los bomberos del Valle del Cauca. El teniente Roberto Duque Mora, comandante del Cuerpo de Bomberos de Cali y delegado departamental de los bomberos del Valle del Cauca, declaró que las  52 sedes de la institución   en el  departamento están preparadas con equipamento y entre    2000 y 2500 unidades debidamente capacitadas.  Sin embargo, “con la temporada de verano y  la cantidad de  emergencias que  hemos atendido, los  recursos se  nos agotaron;  excepto Cali que ha tenido un buen apoyo de la  Alcaldía y los recursos de la sobretasa ambiental bomberil”, aclaró. Duque Mora explicó que  los demás municipios no cuentan con recursos suficientes para surtir de combustible las máquinas ni para brindar la alimentación y la hidratación adecuadas a las unidades, si les corresponde   apagar un incendio forestal de gran magnitud que puede durar hasta tres días. El Valle del Cauca es uno de los 25 departamentos del país en los que se decretó alerta roja por incendios por parte del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam. En 36 de los 42 municipios hay amenaza alta o muy alta de que se presenten conflagraciones. Cuando se hizo la declaratoria de urgencia manifiesta por la temporada de sequía (agosto 6/2015), se realizó una evaluación y se llegó a la conclusión de que se requerían  de $6000 millones a $8000 millones  para enfrentarla.  Sin embargo, hasta el martes les habían confirmado que llegarían tres kits con herramientas para combatir incendios forestales para Palmira, Tuluá y Yumbo (áreas críticas), asignados por el Gobierno Nacional, “pero de los municipios y del gobierno departamental no hemos recibido nada”, dijo Duque. En su opinión, todos los municipios están en vulnerabilidad. No obstante, llama la atención sobre Yotoco, Vijes, Yumbo y Cali como zonas de incendios frecuentes, muy rápidos y difíciles de controlar. Y  Palmira, Guacarí, Tuluá y El Cerrito porque tienen  áreas protegidas de parques nacionales naturales, por lo que  el daño ecológico que conlleva es inconmesurable. La semana pasada se atendieron entre 7 y 8 emergencias diarias solo en Cali. “Por fortuna hemos podido controlarlos, pero no sucede igual en el resto del Valle. Tenemos equipos y personal, pero no la capacidad de respuesta por la falta de recursos”, insistió Duque. El exsecretario de Gobierno departamental y hasta la semana pasada director (e) de la Oficina de la Gestión del Riesgo del Valle, Orlando Riascos, declaró que “estamos intentando hacer  un plan con  los alcaldes y el Gobierno Bacional para mirar la vulnerabilidad del Valle del Cauca y articular con los organismos de socorro y entidades como  la Policía Nacional, entre otros,  para evitar  incendios forestales  tan graves y poder controlarlos, pero admitió que “ese plan no está listo”. El funcionario dijo que en la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo se demoraron cuatro años en hacerlo y  el Valle está acogiendo esos lineamientos  y recomendaciones, ya que la dependencia departamental para este fin solo se creó este año.  “La Gobernadora  tiene que formular ese plan estratégico en el Plan de Desarrollo del Valle con los futuros alcaldes, y fijar las  metas y los objetivos conjuntamente con la CVC, que es la autoridad ambiental, y con otras entidades”. Sobre la falta de recursos, dijo que los próximos gobiernos asignarán las  partidas correspondientes del presupuesto municipal. Sin embargo, insistió en  que hay que buscar fuentes de financiación para los cuerpos de bomberos como la tienen Cali y Yumbo,  porque si no, no podrán cumplir su función. “Por ejemplo, la Alcaldía de Buenaventura le adeuda $1667 millones  por la tasa comercial a los bomberos del Puerto y no se los ha entregado. La responsabilidad es de los alcaldes y hay que buscar fuentes de financiación que tienen que venir del Gobierno Nacional”. Agregó que la Gobernación, a través de su oficina de Gestión del Riesgo asignó recursos e hizo compromisos con la CVC para  capacitación de ciudadanos de las zonas afectadas y de los bomberos. Y destacó que hay dos proyectos, uno de unidades de rescate que se hizo por regalías por $4750 millones y está listo para iniciar  en la próxima gobernación y  otro por $6000 millones ante el Gobierno Nacional. Cali está listo Cali es el municipio mejor preparado para enfrentar los efectos de la sequía, que se agudizarán en enero y febrero, según  Rodrigo Zamorano,  secretario de Gestión del Riesgo de Desastres de Cali. El funcionario manifestó que la  preparación es un proceso dinámico y en este sentido, Cali ya  inauguró su segundo reservorio el martes pasado, lo que le  da una autonomía de 8 o 9 horas a la ciudad, en caso de presentarse problemas con el río Cauca. Igualmente, hay  cuatro pozos profundos que se están potabilizando, hay carrotanques para llevar agua a la zona de ladera y el transbase de la red baja a la red alta, para suplir de líquido. “Estos elementos son indicadores de que desde la Alcaldía y desde Emcali estamos preparándonos. Pero  el elemento más importante es el de la comunidad para que entienda que en tiempo seco, haga uso responsable del agua y del fuego. En octubre, que es el mes más lluvioso del año, solo llovió el 40 % por efectos de los 2° que subió la temperatura en el Pacífico Sur”. El teniente Alberto Hernández, comandante operativo del Cuerpo de Bomberos de Cali, dijo que muy pronto  entrarán a operar dos nuevas estaciones de bomberos en  la ciudad: la de El Vallado y la Estación Sur o Estación de Meléndez, lo cual disminuye a la mitad (8 minutos)  el tiempo de respuesta ante las emergencias. Este  mes  entra a operar la estación número 10, de El Vallado y  la Estación del Sur (número 11), situada en Meléndez, ya está en construcción por la firma  Latco. “La construcción está muy adelantada, se pudo negociar un último predio que faltaba y esperamos que esté terminada entre febrero y marzo”, dijo Hernández. Zamorano aseguró que el Municipio le transfiere al Cuerpo de  Bomberos de Cali unos $25.000 millones al año por concepto de sobretasa, “que han sido invertidos en forma eficiente. Y tenemos cuatro cámaras de última tecnología activadas que nos permiten reaccionar casi en tiempo real respecto a un incendio, en la zona urbana y en la zona de ladera”. Las cámaras están localizadas en los sitios de más alta probabilidad de ocurrencia. “Gracias a Dios Cali es la ciudad con la capacidad instalada más efectiva para el control  de incendios forestales y para la recuperación y  prevención”, enfatizó Zamorano.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad