Esta fue la odisea que padeció una mujer atacada a piedra en La Unión, Valle

Esta fue la odisea que padeció una mujer atacada a piedra en La Unión, Valle

Marzo 06, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Cartago
Esta fue la odisea que padeció una mujer atacada a piedra en La Unión, Valle

Leidy Juliana logró sobrevivir a 28 días hospitalizada por las graves lesiones que su vecino le ocasionó con una piedra para robarla.

Veintiocho días estuvo hospitalizada la mujer que fue atacada a piedra hasta perder el conocimiento por un hombre que robó su casa.

“Lo mío fue un milagro”, así resume Leydi Juliana Cárdenas el lograr sobrevivir al calvario que sufrió luego que un vecino, conocido con el alias de “quiebrahuesos” irrumpiera en su vivienda y la dejara casi moribunda.Los hechos ocurrieron el pasado 3 de febrero cuando ella se encontraba en su vivienda con su pequeño hijo de dos años de edad, en la urbanización Villa Nueva, municipio de La Unión.“Él entró por el patio con una piedra y lo yo le dije, no, ¿qué va a hacer?. Y me dijo, espere y verá, y me empezó a coger a piedra…como el niño molestaba lo sacó para el patio. Me daba golpes en la cabeza con la piedra, fui perdiendo el conocimiento poco a poco y ahí empezó a esculcar toda la habitación y todo”, relata Leydi, casi irreconocible, pues sufrió tres fracturas en la cabeza, una en el rostro, perdió gran parte de su dentadura y tuvieron que hacerle una traqueotomía para que pudiera respirar por sí misma.Esta joven de 25 años de edad, casada hace cuatro años y medio con José Alexander Arias, dice que en el momento que empezó a perder el conocimiento dejó todo en manos de Dios, y hoy agradece que al niño no le pasara nada y que gracias a él los vecinos solicitaron ayuda y la encontraran a tiempo antes de morir desangrada.Y es que el agresor, un joven que logró robarse varios objetos de valor entre ellos las argollas de matrimonio, un anillo de grado, una cadena de oro y un celular, la amarró con unos cordones y una camisa, y luego de golpearla con la piedra, también le dio contra el piso hasta dejarla inconsciente.Veintiocho días estuvo esta mujer en la clínica María Ángel de Tuluá, pese a que fue remitida a Cali, pero debieron internarla allí dado que en el camino se le cerró la tráquea y estuvo a punto de morir.Allí permaneció en coma inducido, y padeció además una infección en los pulmones y una neumonía, Hoy, que está de nuevo en La Unión al lado de su familia, agradece la compañía y colaboración de muchas personas que han estado pendiente de ella y recalcó que “ tengo muchas ganas de vivir”.Sobre el agresor, que fue capturado días después del hecho, Leydi Juliana ya lo reconoció ante las autoridades y ahora espera la audiencia de imputación de cargos porque “pido que se haga justicia y pague todo lo que me hizo”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad