Espejos de agua que están en vía de extinción

Febrero 11, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Mónica Garzón Valencia, Especial para CartagoHoy

Esta semana se celebró el Día Mundial de los Humedales, una fecha para recordar el olvido al que están sometidos estos ecosistemas. En el norte del Valle, sólo sobreviven tres ubicados en Cartago y estado preocupa tanto a la comunidad, como a los ambientalistas. CVC dice que plan de recuperación no tiene recursos disponibles.

Hace cinco años Uvaldo de Jesús León Herrera encontró en pleno centro de Cartago un lugar que “me dio motivos para vivir”.El verde de las plantas, el canto de los pájaros y el contacto con la tierra le devolvieron, a sus 81 años de edad, la vitalidad que le había robado la mole de cemento en la que vivía.Desde entonces el guardián del humedal El Samán, ubicado en el Parque de la Vida, no se ha quedado un sólo día sin ir a visitarlo, porque, aunque no recibe dinero por esa labor, asegura que allí todo tiene vida y merece ser respetado y cuidado.“El primer día que llegué aquí dije que esta iba a ser la vida mía, porque me gusta mucho la naturaleza, hablo con los árboles y les digo lo que les voy a hacer. Con un amigo veníamos a diario, ahora lo hago solo y me encanta”, comentó.Así, con el transcurrir del tiempo este hombre ha sido testigo de los cambios que la mano del hombre le ha conllevado a este pulmón de la Villa, que hace tres años sufrió su primera transformación cuando la CVC, por petición de la comunidad, lo declaró reserva natural y lo acondicionó para recibir visitantes.Gracias a ese proyecto se construyeron varios senderos y un quiosco que permite que los estudiantes reciban charlas ambientales.Sin embargo, esos esfuerzos no son suficientes, porque El Samán, como los otros humedales de Cartago, padece varios problemas de los que ninguna entidad se ha apersonado, según denuncia la comunidad.“Debían mantener este lugar más hermoso y meterle más recursos, porque la mano que le meten no es suficiente”, agregó Uvaldo, quien junto a Álvaro Triana lo limpian y le siembran árboles.Este último, creador del ‘Grupo ecológico, cultural y ambientalista’, Grecya, diariamente lo visita con sus alumnos de los colegios Sor María Juliana y Académico, para que ellos hagan en él su labor social.“En el asunto de los humedales falta acción porque intenciones sí hay, pero en el papel, que lo aguanta todo. Hicieron un plan para recuperarlos y se quedó en la primera fase. Sería bueno que echaran menos conferencia y se pusieran manos a la obra, porque hasta hoy somos los particulares los que los cuidamos”, comentó el profesor.Frente al plan de acción para recuperar los humedales que existen en la Villa de Robledo, el director de la CVC del Norte, Diego Fernando Perea Bermúdez, aclaró que deben ponerse de acuerdo con la Alcaldía y la Empresa de Servicios Públicos de Cartago para ejecutarlo.Ello porque no se cuenta con los $7.800 millones que se requieren para poner a andar el proyecto que está previsto para un plazo de diez años y del cual sólo ha transcurrido uno.La iniciativa contempla la intervención de los tres humedales con los que cuenta la ciudad: El Badeal, El Samán y La Zapata -los dos últimos en la zona urbana-, que son los únicos existentes en el norte del departamento.“La Zapata, por ejemplo, tiene muchas dificultades, ya que ha sido invadido por las construcciones y los vecinos que no quieren ceder espacio para su recuperación”, expresó el director de la CVC.Al igual que este humedal, El Badeal es un ecosistema de 7,5 hectáreas de extensión que tiene varios problemas, entre los que se cuenta la eutrofización, que lo ha llevado a perder poco a poco el equilibrio, por causa de las aguas residuales que contribuyen al crecimiento de organismos que minimizan el espejo lagunar y que, por lo tanto, afectan la estancia de aves y peces.Aparte de los planes de manejo que están a la espera de los recursos para su ejecución, allí se tiene previsto otro proyecto de recuperación liderado por la Subsecretaría de Medio Ambiente.Según el director de esa dependencia municipal, Héctor Buriticá, varios son los esfuerzos que se han hecho en Cartago para no dejar perder los humedales.“En el Samán, por ejemplo, tenemos un convenio con la Asociación Defensora de Animales y todos los días se le hace mantenimiento. A los otros dos les estamos haciendo el diagnóstico porque allí la situación es más crítica”, explicó.Sin embargo, otra cosa piensa el líder cívico Lubián Londoño, quien asegura que ha visto desaparecer varios humedales en la Villa.“Aquí existía un humedal que colindaba con el Colegio Industrial, pero lo volvieron una escombrera. De igual forma pasó con uno que estaba en República de Francia y otro ubicado al frente del Primero de Mayo, donde hoy queda una estación de gasolina, aquí los humedales no tienen doliente”, aseguró.Así, mientras las responsabilidades saltan de una entidad a otra y mientras los ecologistas lo lamentan, todo parece indicar que en la Villa de Robledo las posibilidades de supervivencia de estos ecosistemas es menor cada día.Importancia de los humedalesLos humedales son los ecosistemas más productivos del mundo, al punto de que el desarrollo de los pueblos siempre ha estado ligado a ellos, dada la importancia del agua en la vida del hombre. Su presencia influye estrechamente en las actividades productivas del ser humano, tales como la pesca, la agricultura, la actividad forestal, el manejo de la vida silvestre, el pastoreo, la recreación y el turismo.Según los especialistas en medio ambiente, también actúan como reguladores de inundaciones y son conocidos como esponjas almacenadoras y liberadoras de agua.Sin embargo, son los ecosistemas más amenazados por las actividades del ser humano, que busca ser más productivo en la agricultura y la urbanización.Los humedales son ricos en variedad de fauna y flora.Entre la vegetación que se puede encontrar en estos lugares está el buchón de agua o lirio de pantano, la oreja de ratón, la lenteja de agua y la lechuga de agua, sólo por nombrar algunas.De acuerdo con lo explicados por los expertos, estos sitios también constituyen el hábitat para numerosas especies de animales, tales como las aves acuáticas.La garza real, la garcita del ganado, pato yuyo, garza paleta, los pisingos y el pato turrio son algunas de ellas. De igual forma, constituyen el hábitat de aves migratorias como barraquete aliazul, cerceta y paleador.El 2 de febrero de cada año se conmemora el Día Mundial de los Humedales, debido a que en esa fecha, en 1971, se adoptó la Convención sobre los Humedales o de Ramsar –por la ciudad donde se firmó el acuerdo internacional-.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad