Entérese cuáles son los males que aquejan la salud de los palmiranos

Entérese cuáles son los males que aquejan la salud de los palmiranos

Abril 10, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción PalmiraHoy
Entérese cuáles son los males que aquejan la salud de los palmiranos

Aunque la comúnmente llamada virosis no aparece entre las primeras enfermedades que afectan a los palmiranos, si está presente en otras, generando diversas molestias. Algunos virus afectan el sistema respiratorio o se manifiestan con malestares osteomusculares y hasta con diarreas, cuando atacan la parte digestiva.

Según los registros de la Secretaría de Salud Municipal, las primeras causas de consulta externa son las molestias en los sistemas digestivo y genitourinarios.

Molestias digestivas y genitourinarias, traumatismos y envenenamientos y dolores osteomusculares y del sistema respiratorio, además de las llamadas mal definidas fueron las principales causas por las que los palmiranos consultaron al médico el año anterior.Está clasificación, realizada por la Secretaría de Protección en Salud del Municipio, con base en las 79. 406 citas de consulta externa reportadas por los diferentes centros asistenciales, refleja de qué se está enfermando la gente en la ciudad.A los directivos del sistema de salud local les llama mucho la atención que enfermedades como las relacionadas con los sistemas circulatorio y respiratorio, que están muy presentes en la atención de Urgencias, no figuren entre las primeras causas de consulta externa, como si sucede con las digestivas y las genitourinarias.Pareciera ser, según el médico Alejandro Solo Nieto, secretario de Salud de Palmira, que “la gente se demora en consultar por estas dolencias debido a que hay cierto grado de automedicación”. Planteó que si se tiene tos, seguramente el paciente buscará al farmaceuta y lo siente como efectivo, mientras que si es un dolor abdominal prefiere acudir al médico debido al temor que le produce, por lo que las patologías digestivas ocupan el primer lugar de consulta. Para el galeno, lo anterior se podría entender también como que los pacientes estarían dejando agravar algunas enfermedades, como las respiratorias y del sistema circulatorio, antes de asistir a una cita médica. Armando Angarita, paciente del Hospital San Vicente de Paúl, reveló que un cuadro de hipertensión, al que no le puso mucha atención le obligó a inicuar un tratamiento urgente para salvar su vida: “Sentía vacíos y vértigo, pero creía que era Alzhaimer”.De acuerdo con Nieto, dentro de esa primera causa de consulta se han tenido en cuenta diagnósticos como la diarrea, el estreñimiento y otros más complejos como problemas intestinales, gastroenteritis e incluso relacionados con tumores benignos, vómitos, hernias diatales, síndrome de mala absorción o de intestino irritable.De acuerdo con Luciano Rueda, subgerente científico del San Vicente de Paúl, entre las principales patologías quirúrgicas que atiende este organismo están las de cálculos, vesícula y apéndice, aunque en Urgencias son comunes las manifestaciones de dolores abdominales difusos y en Medicina Interna se atienden en especial pacientes por molestias cardiovasculares, hipertensión, diabetes, neumonía y Enfermedad Pulmonar Obstructiva Aguda, Epoc.Siguiendo con el cuadro de morbilidad (personas que se enferman en un sitio determinado), la segunda dolencia que más aqueja a los palmiranos son las del sistema genitourinario. En este caso, según los expertos, se mezclan la cistitis y las infecciones urinarias con enfermedades de transmisión sexual como la sífilis.Otro de los motivos de consulta son los traumatismos o golpes y el envenenamiento por diversas sustancias, al igual que las molestias osteomusculares. Cénide Bejarano, de 72 años de edad, presenta desórdenes en la estructura de los dedos de sus pies: “El año pasado inicié un tratamiento y ya me mandaron nuevos exámenes y me remitieron con un internista”.Las enfermedades Mal definidas, que ocupan el quinto lugar entre las que más aquejan a la comunidad de la Villa de las Palmas, según el Secretario de Salud tienen que ver con situaciones como cuando duele un dedo o se tiene ‘tontina’. Por eso, mientras se logra llegar al diagnóstico se les da ese calificativo. “Son síntomas inespecíficos que normalmente requieren otra consulta para precisarse, pues en primera instancia no se sabe qué es”, explicó el médico, al resaltar que “siempre es preferible hacer una consulta por una bobada que dejar de hacerla por algo grave”.Precisamente, se conoció que el año pasado solo el Raúl Orejuela Bueno logró aumentar su atención en más del 25% al pasar de 120.000 a 150.000 consultas a través del reforzamiento del Sistema de Atención Primaria en Salud en todo el municipio.En este centro asistencial, según su gerente Fernando Cárdenas, entre las primeras diez causas de consulta están la hipertensión, la rinofaringuitis aguda o resfriado, las infecciones de las vías urinarias, la parasitosis intestinal, la infección viral, los lumbagos, los dolores abdominales, la cefalea, la diarrea y la diabetes.A sus 65 años de edad, Gladys Henao cree que varios de las dolencias que afectan a los palmiranos se concentran en ella: dice tener afecciones al corazón y la tiroides, hipertensión y vértigo, por lo que cree que lo más importante es consultar al médico para tener un diagnóstico real de su estado de salud. Al analizar las principales enfermedades que aquejan a los habitantes de la Villa de las Palmas, el secretario de Salud Municipal concluyó que “es imposible que la gente no se enferme porque la enfermedad es parte de la vida. Lo que sí es injustificado es que una persona se enferme por algo prevenible o que estando enfermo de algo curable no se cure”.PrevenciónPara el Sistema de Salud Municipal, enfermedades como las infecciones respiratorias agudas, diarreicas y dengue se deben priorizar en cuanto a su prevención.En el caso de la segunda, se está aumentando la cobertura de vacunación por Rotavirus en un 60%. En el último año, según el Secretario de Salud de Palmira, se logró bajar en 660 casos. Así mismo, se estima que como resultado de los planes de vacunación se tuvo un 16% menos de diarreas en menores de 5 años al comparar 2011 y 2012.En cuanto a dengue, se llegaron a tener 2.200 casos por año, pero en el 2012 la cifra apenas llegó a los 200, aseguró el funcionario.Para el gerente del Raúl Orejuela Bueno, Fernando Cárdenas, la prevención se debe enfocar hacia la educación en los hogares, a través de los programas de Atención Primaria en Salud. Según Cárdenas, se deben tratar especialmente los eventos cardiovasculares, la hipertensión y los dolores en el pecho, que están presentes en los cuadros de morbilidad del municipio. “Se aconseja a los pacientes que juiciosamente realicen el consumo de sus medicamentos antihipertensivos", subrayó el profesional, tras resaltar que esta es la mejor forma de prevenir complicaciones. No obstante, subrayó que lo difícil es hacerle entender a los pacientes los cuidados que deben tener como parte de un trabajo de medicina familiar que se adelanta por gestores de salud que visitan sus casas.Una caracterización realizada el año pasado en 55.000 hogares detectó dónde están los hipertensos para prestarles atención y hacerles seguimiento.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad