En una semana habría fallo en proceso contra Abadía y Useche

Mayo 30, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País, Bogotá
En una semana habría fallo en proceso contra Abadía y Useche

Los ex gobernadores del Valle Juan Carlos Abadía y Héctor Fabio Useche.

Ayer se escuchó a tres de los seis testigos, entre ellos el exsecretario general de la gobernación de Lourido, ElmerMontaña. Alegatos son el próximo martes.

La decisión, en primera instancia, en el proceso disciplinario que afrontan en la Procuraduría General el exgobernador del Valle, Juan Carlos Abadía, y el exsecretario de Salud y exmandatario regional, Héctor Fabio Useche, sólo se conocerá hasta la semana entrante.Así quedó establecido en la audiencia pública de ayer, en la que el procurador Delegado para la Vigilancia Administrativa, Fernando Britto, aseguró que mañana se continuarán escuchando a los testigos solicitados por las defensas de Useche y Abadía, dentro del proceso por las presuntas irregularidades contractuales por mil millones de pesos para la práctica de cirugías bariátricas, por parte de la IPS Eduardo Bolaños, a la población más vulnerable del Valle del Cauca.El Procurador Delegado aseguró que luego de escuchar a los testigos que faltan, al asesor externo de la Gobernación, Adolfo León López; el médico Francisco Bohórquez y al funcionario de la Secretaría de Salud, Alberto Ocampo, citará para el martes la audiencia de descargos y alegatos por parte de las defensas y ese día anunciará la fecha del fallo, la que se dijo podría ser entre el jueves y viernes de la semana entrante.Qué pasó ayerMientras tanto, ayer en la diligencia fueron escuchados los testimonios de la interventora del contrato, Janet Vélez; el contratista Eduardo Bolaños, así como del ex secretario general de la administración pasada, Élmer José Montaña.El primer turno le correspondió a Janet Vélez, quien aseguró que ella fue la encargada de hacer el estudio de mercadeo para el contrato y recalcó que para la selección se tuvo en cuenta que “existe una medicina de avanzada en este tema, el compendio de medicina en experiencias de Estados Unidos, un proceso de red y el conocimiento de los compañeros”.Al ser cuestionada por el procurador Britto sobre si existían propuestas diferentes a la de Eduardo Bolaños, Vélez dijo que no hubo otros oferentes y recalcó que “teníamos referencia directa” de esa IPS.El siguiente turno le correspondió al médico Bolaños, quien en su intervención sustentó la creación de la IPS al argumentar que “para los procesos de contratación (pública) la primera opción no es una persona natural”.Cuando le preguntaron si en Cali o en el Valle había otros grupos que pudieran hacer este tipo de intervenciones, Bolaños aseguró que para la época del contrato, si bien existían otras firmas que podrían hacer este tipo de procedimientos “lo que ofrecíamos era con base en nuestra especialidad y no podría comprometerme qué o quién podría hacerlo”.Finalmente intervino Montaña, quien aseguró que todo el proceso surgió por una investigación que adelantaba El País, situación que a su criterio les generó inquietud al gobernador (e) Francisco Lourido, debido a que el periódico hizo preguntas puntuales sobre ese contrato.“El Gobernador pidió el contrato y me solicitó que conformara una comisión especial y se determinó que hubo irregularidades en la fase precontractual, no se llenaban los requisitos, falencias en los términos de referencia y lo que tiene que ver con la oferta”.Tras ese testimonio, surgió una polémica sobre la denuncia hecha por el abogado de Useche, Rubén Darío Henao, y corroborada por el médico Bolaños en el sentido en que Montaña había sustraído documentos de la IPS que hasta la fecha no han sido reintegrados.A esto Bolaños dijo que había sido presionado por Montaño, quien -agregó el médico-- lo amenazó con sanciones si no le entregaba las facturas, listados de los pacientes atendidos y las historias clínicas, las que “finalmente le entregué con el compromiso de que me los devolviera porque eran los soportes del contrato”.A esto Montaña dijo que él, efectivamente solicitó esos documentos porque no había soportes en la Secretaría de Salud y en la reunión que sostuvo con Bolaños éste le facilitó los documentos, los cuales, según dijo, fueron entregados posteriormente “a la Secretaría de Salud”.Montaña negó haber amenazado a Bolaños con alguna sanción y recordó que lo que estaba diciendo lo hacía “bajo la gravedad del juramento”, tras añadir que tenía una grabación sobre la conversación que sostuvo con el médico. Al final de la audiencia, el abogado Henao aseguró que para la defensa técnica de Useche y para Abadía los testimonios fueron “pertinentes, conducentes y útiles, además que siempre se ha estado aportando documentación” que será analizada por la Procuraduría General de la Nación.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad