En un mes y medio el Valle volvería a las urnas

Julio 28, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

En cuanto se notifique a la Registraduría, se convocarían nuevos comicios. El ex procurador Jaime Bernal Cuéllar explicó que luego de ratificada la destitución le corresponde al Gobierno Nacional intervenir en el Valle del Cauca para que el departamento no vaya a quedar a la deriva en materia administrativa.

La destitución del gobernador del Valle, Juan Carlos Abadía, sin que haya superado los 30 meses de su mandato, obliga a las autoridades electorales a convocar elecciones atípicas para que los vallecaucanos elijan la persona que los gobernará durante los meses que le restan a este periodo de gobierno.El ex procurador Jaime Bernal Cuéllar explicó que luego de ratificada la destitución por parte de la Procuraduría, le corresponde al Gobierno Nacional intervenir en el Valle del Cauca para que el departamento no vaya a quedar a la deriva en materia administrativa.“La destitución debe darse de inmediato porque la medida ya quedó ejecutoriada. Una persona que ha cometido supuestamente una irregularidad no puede continuar ejerciendo el cargo. Así las cosas, el Ministerio del Interior y de Justicia debe nombrar cuanto antes a un gobernador encargado mientras se convoca a nuevas elecciones”, aseguró el ex procurador Bernal Cuéllar.En torno a esa elección del gobernador encargado, quien debería administrar al Valle del Cauca por espacio de un mes y medio, mientras se convoca a elecciones surge un primer debate. ¿Debe o no ser una persona salida del mismo movimiento que avaló al destituido mandatario?Aunque legalmente nada obliga al Gobierno Nacional a designar una persona del mismo partido, hay quienes aseguran que por respeto a la voluntad popular, el mandatario encargado debería ser un integrante de la colectividad que en principio ganó la Gobernación.Para el politólogo Fernando Giraldo el gran inconveniente en este caso es que el ex gobernador Abadía fue inscrito por firmas a través de un comité llamado Por un Valle Seguro, en el que sus principales alfiles habían sido ubicados como funcionarios de la Gobernación y hoy todos están inhabilitados para el cargo.“En ese caso la situación para el Valle podría ser mucho peor porque habría que elegir a un sustituto del movimiento Por un Valle Seguro de segundo o tercer nivel y que no tiene la idoneidad para dirigir un departamento”, aseguró Giraldo, quien detalló los inconvenientes de que un mandatario sea elegido por firmas.“Con la destitución de un mandatario que no fue avalado por un partido, sino inscrito por firmas, no hay detrás un movimiento que responda políticamente por la irresponsabilidad de un gobernante que ahora deja a todos colgados de la brocha”, dijo Giraldo.Una vez se notifique a la Registraduría la solicitud para convocar a elecciones, se debe otorgar, como mínimo legal, un mes para inscribir a los candidatos.“El mínimo término para convocar a elecciones es un mes y el máximo permitido son dos meses. El inconveniente ahora es que, corriendo mucho, se deberían hacer para el 27 de junio, una semana después de la segunda vuelta presidencial, pero de inmediato viene los escrutinios de esos comicios”, dijo el Registrador Nacional.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad