En medio de una crisis fiscal y financiera, Asamblea del Valle celebra un siglo de funcionamiento

En medio de una crisis fiscal y financiera, Asamblea del Valle celebra un siglo de funcionamiento

Marzo 04, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Parte de esa crisis, según la presidenta de la Duma, la diputada Ana Milena Ortiz, obedece a los pocos recursos con los que cuenta la entidad para funcionamiento, que este año se reducen aún más debido a la pérdida de categoría del Departamento

Al cumplir el centenario de su creación la Asamblea del Valle vive uno de los momentos más difíciles en su historia, por cuenta de la grave crisis fiscal y financiera que padece.Parte de esa crisis, según la presidenta de la Duma, la diputada Ana Milena Ortiz, obedece a los pocos recursos con los que cuenta la entidad para funcionamiento, que este año se reducen aún más debido a la pérdida de categoría del Departamento y a que Angelino Garzón en su gobierno le trasladó la carga prestacional del Valle a la Corporación.“Hoy la Asamblea no tiene ni con qué hacer una rueda de prensa, no tenemos quién nos asesore, los recorridos por el Valle los tenemos que hacer en carros propios y pagando la gasolina y los peajes de nuestro bolsillo. Es decir, estamos hablando de que tenemos una Asamblea absolutamente postrada. Eso nunca se ha dicho y es bueno que la gente lo sepa”, señaló la Presidenta de la Duma.La esperanza hoy para la Corporación es que el gobernador del Valle del Cauca, Francisco José Lourido, convierta en ordenanza el proyecto 455 del 2011, mediante el cual se adoptan varias medidas tendientes a superar un déficit que a la fecha se ubica en $2.004 millones, acumulados en los últimos cinco años.La idea es que esa deuda la asuma el Departamento, como parte del Plan de Desempeño, que nueve personas de carrera administrativa salgan de la Asamblea y sean reincorporadas por la Gobernación para que no pierdan su continuidad laboral y que se supriman definitivamente otros tres cargos: un profesional universitario, el tesorero y un auxiliar administrativo. Con este plan de ajuste financiero, se estima que la Asamblea del Valle del Cauca lograría un ahorro anual de $300 millones que irían directamente al pago de los $2.004 millones de esta deuda, que a ese ritmo, y con los intereses, se tardaría unos 20 años en saldar.Cecilia Tovar, secretaria de Hacienda del Valle, explicó que esa corporación ha presentado un proyecto de ordenanza con el que la Administración estuvo de acuerdo y que, seguramente, luego de hacer la revisión técnica y jurídica, será sancionado por el gobernador Lourido.“Es un programa de saneamiento fiscal y financiero. La Ley 617 lo que dice es que es un acuerdo que ellos suscriben con el Departamento y, por nuestra parte, nos comprometemos en el Plan de Acción con la DAF, por eso el proyecto de ordenanza buscó el consenso de la Administración Departamental”, explicó la Secretaria de Hacienda del Valle. Agregó que: “No es que el Departamento le vaya a dar plata a la Asamblea para cubrir el déficit, sino que se hace una transferencia liquidada conforme a la Ley 617 y ellos deben organizar sus gastos de tal manera que generen un ahorro para cubrir el déficit que vienen arrastrando”.A apretarse los cinturonesEl proyecto de ordenanza, el tercero que se presenta con el fin de lograr un plan de salvamento de la Asamblea, contempla también la creación de una nueva planta laboral que constará de 8 cargos, antes había 21, cuatro de ellos en carrera administrativa y cuatro mediante contratos de libre nombramiento y remoción.Al respecto, el diputado Antonio Ospina Carballo indicó que es un esfuerzo importante el que hace la entidad, pero que de alguna forma se comprometen las actividades que realiza la corporación.“Indudablemente con esta disminución en la planta laboral se afectarán las actividades de la Asamblea porque allá no hay exceso de burocracia y estamos adelgazando hasta la mínima expresión. Esperamos que ahora que celebramos cien años, en el encuentro nacional de diputados volvamos a proponer la modificación de la Ley 617, que con el techo presupuestal está afectando las corporaciones”, dijo el diputado Ospina.El proyecto de ordenanza también contempla variaciones en la estructura de las unidades de apoyo de los diputados, que hoy recibe seis salarios mínimos para contratar hasta cuatro funcionarios, y que a partir del 1 de abril quedaría cada asambleísta con cinco salarios mínimos para contratar un máximo de tres personas, buscando que no se eleven los valores por pagos de subsidios de transporte y alimentación.El diputado Fabio Rojas, ex presidente de la Asamblea, aseguró, sobre este último punto, que es el aporte que hace la corporación en un esfuerzo por lograr la recuperación fiscal y financiera.“La Corporación también debe hacer un esfuerzo, razón por la cual nosotros nos bajamos de un salario mínimo en el número de funcionarios que contratamos, una secretaria y uno o dos asistentes, para coadyuvar a que este proceso tenga éxito y que el Gobierno del Valle vea que nosotros también estamos colocando un granito de arena en este propósito”, indicó el diputado Rojas.De ser sancionada esta ordenanza, para el último día de marzo debe estar resuelto el tema de la planta de cargos de la Asamblea y el traslado de funcionarios. Sobre las unidades de apoyo, los diputados tendrán hasta el último día de abril para realizar los ajustes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad