En medio de polémica ambiental inicia construcción de la avenida Santa Ana

Abril 27, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País l Cartago

Una de las obras más importantes para Cartago en los últimos años comenzará a ejecutarse esta semana y sigue la polémica por la tala de árboles.

Aún con la polémica por la tala de los emblemáticos samanes, ceibas y tachuelos, entre otras especies de árboles que han caracterizado a la vía Santa Ana, este lunes se iniciarán las labores de construcción de la avenida Santa Ana, que contará con doble calzada a lo largo de 4 kilómetros. 

Con esta obra, una de las más importantes en los últimos años, se pretende reducir la accidentalidad en el sector y favorecer la movilidad de la comuna 7 y de quienes van hacia el aeropuerto. 

Las obras ya cuentan con más de un mes de retraso y están pactadas para durar 13 meses, tiempo en el cual los ambientalistas y gran parte de la comunidad cartagüeña, esperan que se cumpla con lo pactado de no afectar de manera notoria el sector con la tala de árboles.

“El retraso en las obras se debe a los ajustes que se realizaron al trazado inicial para causar la menor afectación posible a los árboles”, explicó Helmer Montoya, interventor de la obra. De los 232 árboles que iban a ser talados, según Montoya, con el nuevo plan serán talados 112, algo que de todas maneras incomoda a quienes velan por el medio ambiente.

“Como ambientalistas pensamos que el proyecto es bueno si se recupera la vía, es malo en la medida que se quieran destruir los pocos árboles que tiene Cartago. Tenemos unos déficit muy altos de zonas verdes, debemos tener por cada habitante 3 metros cuadrados de árboles y no los tenemos, estamos a menos de medio metro por habitante y se sigue talando”, le dijo a CartagoHoy Herney Patiño, químico y geólogo, profesor de la Facultad de Ciencias Ambientales de la Universidad Tecnológica de Pereira.

Patiño, quien es además habitante de Cartago y hace parte de la Escuela de Pensamiento Ambiental considera que el impacto con esta obra es negativo para el medio ambiente. 

“Los árboles a lo largo de la vía son importantes porque cuentan con reservorios de agua, crean todo un ecosistema que permite la anidación de aves y eso se ve en horas de la mañana y la tarde. La vía pueden estar con los árboles, no se entiende por qué los quieren talar”.

La preocupación ambiental sigue latente, expertos consideran que mientras es recomendable potenciar ecosistemas y ampliar coberturas boscosas, con las obras de la Avenida Santa Ana y la tala de árboles, el impacto será grande.

A poco menos de un año de la entrega oficial de las obras debido a los retrasos, Daniel Vélez, director de interventoría contratado por la Universidad del Valle explica que el rediseño del trazado se realizó para que este proyecto tuviera un impacto ambiental menor al que se hizo inicialmente.

“El rediseño del trazado nos permite salvar 120 árboles y hablando de la mayor preocupación que tiene la gente frente a los samanes, de esta especie había en el proyecto inicial 74 samanes por talar y en el rediseño se afectarán 35, es decir, menos de la mitad”.

De igual manera, según el interventor se realizará una compensación ambiental que la fija la CVC y esto indica que por un árbol adulto talado se deben sembrar un número determinado de árboles pequeños en un predio que defina el municipio. “Además dentro del separador que va a tener la vía también serán sembrados otros árboles pequeños”.

Así las cosas, entre este lunes y el miércoles el contratista iniciará trabajos con maquinaria en el sector de la Súpertrece y según el interventor se realizarán trabajos de levantamiento del asfalto y otras obras paulatinamente, de modo que no se afecte mucho la movilidad y teniendo en cuenta primero los sectores donde no haya afectación de predios ni árboles.

Sin embargo, hay preocupación por parte de algunos habitantes que consideran que si la obra no se termina ellos van a ser los más afectados. “Ojalá dure el tiempo que dicen, que las obras no vayan a quedar a medias y como pasa muchas veces nos dejan con el polvo levantado”, dijo Jairo Cuervo, habitante del barrio San Pablo.

Otro aspecto que se plantea es si este corredor tendrá un verdadero impacto regional, “eso lo estudiamos desde la escuela y en un análisis de movilidad hicimos unos aforos, medimos en varios puntos y lo que identificamos es que esa movilidad es de los barrios cercanos a la vía pero no va a favorecer la movilidad de la gente que ingresa o sale de Cartago”, explica Herney Patiño, quien también hizo parte del grupo del equipo que realizó el Plan de Ordenamiento Territorial en el año 2000.

Sobre este aspecto, el ingeniero interventor garantiza que con la nueva Avenida no solo se mejorará la movilidad de la comuna y la ciudad, también la seguridad de la movilidad, pues por esta vía transitan vehículos pesados, motos y peatones, lo que la ha hecho peligrosa pero con la zona peatonal y las especificaciones que tendrá la nueva calzada habrá más seguridad.

Para garantizar dicha seguridad se tiene contemplada la construcción de dos puentes peatonales o en su defecto de dos pasos a nivel, como cebras o semáforos en dos puntos estratégicos para que la comunidad pueda pasar e un lado a otro y no correr riesgos en la vía.

“La gente quiere que la intersección quede al frente de la casa de cada uno pero eso es algo que se maneja con el contratista y la seguridad de las vías también dependerá del uso que le de la gente, porque la vía técnicamente va a quedar segura, pero dependerá de la gente y el uso que le de a la misma, la seguridad. Todo eso está planteado dentro del diseño y acorde a las normas de tránsito” concluyó el ingeniero interventor de la obra.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad