En Chile asesinaron a un vallecaucano a palazos

Diciembre 21, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

El señor José Eyder Palacios, oriundo del municipio de San Pedro, Valle el Cauca, murió el pasado domingo en Chile. Las investigaciones indican que el hombre perdió la vida luego de ser atacado con una pala. Su familia pide ayuda para repatriar su cuerpo.

Un verdadero drama vive una familia en el municipio de San Pedro, en el centro del departamento, por el asesinato de uno de sus miembros en Antofagasta, Chile. Aunque aún no son claras las circunstancias en que murió José Eyder Palacios Leal, un constructor de 50 años, todo indica que el incidente se habría registrado en medio de una celebración con sus compañeros de trabajo. Según la Policía de Carabineros de ese país, el homicidio ocurrió el pasado domingo a las 3:30 de la madrugada. Al parecer, los hechos se produjeron luego de una fuerte discusión que se habría suscitado entre el colombiano y su jefe por un asunto de dinero. De acuerdo con la investigación que han adelantado las autoridades del país austral, ese día José Eyder estaba cumpliendo cincuenta años de vida y quería que su patrón le prestara plata para la celebración, a lo que el jefe se habría negado. Todo indica que esta sería la causa de la discusión que terminó en la agresión física contra el vallecaucano, quien hace tres ocho había viajado a ese país en busca de mejores oportunidades laborales. Ambos se encontraban en avanzado estado de embriaguez. La disputa pasó a mayores y fue en ese preciso momento en que el agresor, un chileno de 34 años, que ya fue capturado por la Policía, tomó una pala y le propinó varios golpes en la cabeza, lo que le produjo la muerte al colombiano. El presunto responsable de este hecho, a quien las autoridades en ese país  identificaron con las iniciales L.A.S.S. de 34 años, fue capturado doce horas después de haberse registrado el incidente. Para hacerse cargo de la situación, esta mañana viajó a Chile el hijo de la víctima, Fabián Palacios, quien a la vez le hizo un llamado angustioso a la Cancillería colombiana para que le ayuden a repatriar el cadáver de su padre, ya que no dispone de los recursos necesarios para su traslado hasta el municipio de San Pedro, de donde era oriundo.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad