En Cartago le ponen mano dura a los conductores ebrios

Junio 29, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Cartago
En Cartago le ponen mano dura a los conductores ebrios

La ley que sancionará el primer grado de embriaguez busca que los conductores no conduzcan así hayan tomado poco. También regirá en Cartago.

En pocos días empezará a regir en la ciudad la ley que sanciona el primer grado de embriaguez.

Los conductores que acostumbraban a manejar en estado de embriaguez por las calles de la Villa de Robledo deberán pensarlo dos veces antes de darle vía libre a su irresponsable comportamiento.Así quedó claro luego de la aprobación de la ley que sanciona el primer grado de embriaguez y exige la prueba de alcoholemia.Según las cifras manejadas por el Instituto de Tránsito de Cartago, en lo que va corrido del año en la ciudad se han retenido 73 licencias de conducción de motociclistas y 47 de conductores de vehículos que presentaban algún estado de ebriedad.Los días en los que más se presenta la combinación entre alcohol y gasolina son los viernes y los sábados, sobre todo cerca a los sitios de rumba asentados en la localidad.“El problema con la legislación que rige hasta el momento es que los conductores no tienen la obligación de hacerse la prueba y eso dificulta la labor de los agentes de Tránsito”, aseguró Edinso Medina, director del Instituto de Tránsito Municipal.Destacó que con la nueva reglamentación se pondrá mano dura a los conductores que infringan la normatividad.En la misma se establecen castigos como que a los conductores a los que la prueba arroje entre 20 y 39 mg de etanol en la sangre les será suspenderá la licencia de conducción entre seis y doce meses.Así mismo, los que presenten un estado de alicoramiento entre los 40 y los 99 mg de etanol en la sangre obtendrán una suspensión de la licencia de conducción entre uno y tres años.A los que arrojen niveles entre 100 y 149 mg de etanol en la sangre les será retirada la licencia entre tres y cinco años y de 150 mg de etanol en adelante se quedarán sin conducir entre cinco y diez años.Como novedad, en la nueva ley se establece que la persona que se niegue a realizar la prueba de alcoholemia perderá la licencia por un periodo entre cinco y diez años.Así las cosas, los conductores no podrán escudarse en los vacíos que tiene la legislación aplicable hasta hoy.Adicionalmente, el conductor que sea sorprendido en estado de embriaguez no tendrá derecho a ningún descuento en el pago de su comparendo.El proyecto decreta además sanciones pecuniarias o multas que serán reglamentadas y dadas a conocer en los próximos días por el Gobierno Nacional y regirán en todo el país, incluida la Villa de Robledo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad