En Cartago, $50.000 millones del Gobierno pasado están embolatados

En Cartago, $50.000 millones del Gobierno pasado están embolatados

Junio 01, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País, Cartago
En Cartago, $50.000 millones del Gobierno pasado están embolatados

Con recursos de las vigencias futuras, el pasado Gobierno había planteado canalizar el zanjón Lavapatas, hoy este es el aspecto que presenta el sector.

Dinero de préstamos que hizo el pasado gobierno no se sabe en qué se invirtió. No se han hecho las obras de infraestructura y funcionamiento que se prometieron. Plan de Desarrollo, con líos.

En todo un misterio se ha convertido el paradero de $50.000 millones que la pasada administración municipal de Cartago consiguió para invertir en obras de infraestructura y funcionamiento. El dinero, del que nadie da razón, provenía de créditos obtenidos bajo la figura de las vigencias futuras ($31.000 millones) que se comprometieron hasta el año 2023, y que deberá pagar el Municipio con los recursos provenientes de los impuestos que pagan los ciudadanos. Para algunos líderes locales “eso es plata perdida” (los $50.000 millones), aunque guardan la esperanza de que los organismos de control entreguen respuestas sobre la inversión de estos recursos apropiados el último año de gobierno del exalcalde Germán González Osorio, hoy prófugo de la justicia.Las preocupación aumenta debido a que las principales obras que debían ejecutarse quedaron a medias y más de 1.300 empleados públicos y contratistas continúan esperando sus salarios y prestaciones sociales.A ello se suma que la situación financiera del Municipio es cada día más grave. El actual alcalde Álvaro Carrillo dijo hace menos de un mes que el déficit fiscal tiene en entredicho la realización del Plan de Desarrollo Municipal.Varios rubrosÁngela Viviana Rivas, secretaria de Hacienda de Cartago, señaló que la mayor parte del déficit se debe a que se solicitaron cuatro créditos que suman $31.000 millones para la ejecución del Plan Municipal de Aguas.Dicha iniciativa comprendía obras de saneamiento básico en zanjones, el cambio de redes de acueducto y alcantarillado en varios sectores de la localidad y la semipeatonalización de las carreras 4 y 5 entre calles 8 y 10 y 12 y 14.Para la primera fase del plan se destinaron $15.000 millones, los cuales debían incluir el cambio de las redes de servicios públicos de la Carrera 4 y el amoblamiento urbano del sector.Sin embargo, esto último y la ubicación bajo tierra de las redes todavía no se ha realizado.La segunda fase, explicó la funcionaria, comprendía el estudio de factibilidad y diseño de la planta de tratamiento por $856 millones y la reposición de redes de acueducto en la Carrera 5 entre calles 12 y 14 y 8 y 11 y la Calle 14 entre carreras 4 y 6, por $4.066 millones. Agregó que también cubría “dotación de equipamentos, compra de un vactor, motobombas, por $999 millones; canalización de zanjones, control de inundaciones por reflujo, por $3.338 millones; alcantarillado en la Carrera 3 Norte y el colector de la Calle 4.“Para todo esto se pidió un préstamo por $16.000 millones, que fue desembolsado en junio del 2011, pero las obras no se hicieron”, señaló Rivas.“Todo esto está en procesos de la Contraloría, la Procuraduría y la Fiscalía, que se llevaron la documentación que se requiere para dar su dictamen”, afirmó la Secretaria de Hacienda de la Villa de Robledo.La funcionaria explicó que se logró identificar que “con traslados entre bancos se perdió el rastro del dinero. Se encontraron cosas anómalas y eso ya está en poder las autoridades”.Para Lubián Londoño, presidente del Comité Cívico Amor por Cartago, lo cierto es que hasta el momento esa plata está perdida, opinión que comparte Henry Robledo, presidente del Sindicato del Municipio, Sintramunicipio, quien también espera un pronto resultado de las investigaciones.“La administración de Germán González ha sido una de las peores de los últimos años, porque la plata no se invirtió, no hubo desarrollo para la ciudad y dejó endeudado el Municipio hasta el 2023”, sostuvo Londoño.A su vez, el concejal Luis Fernando Gaviria, quien apoyó a González hasta el final de su mandato, indicó que “el tema financiero es complejo, pero fundamentalmente lo que se enunció y se proyectó se hizo. No quiero buscar culpables de la administración anterior”.Luis Fernando Adarve, quien ejerciera como secretario de Hacienda de la administración del alcalde Germán González, al ser consultado sobre la situación denunciada, aseguró que no quiere pronunciarse sobre el tema. “Hay inconsistencias en muchas cosas y, si me requieren de cualquier organismo de control, puedo ir”. Así, mientras la comunidad espera que se terminen las obras prometidas, el Municipio busca recursos para tratar de convertir a Cartago en la ciudad moderna, competitiva e incluyente que plantea el Plan de Desarrollo del actual Gobierno local.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad