En Buenaventura todos los ingresos económicos se van pagando deudas

En Buenaventura todos los ingresos económicos se van pagando deudas 

Mayo 29, 2017 - 11:20 p.m. Por:
Redacción de El País 
Buenaventura

Este año el Distrito de Buenaventura ha recibido cerca de $5000 millones en ingresos por el uso de playas y bajamares.

Henry Ramírez / El País Buenaventura

En los últimos 7 años el presupuesto del municipio de Buenaventura se duplicó, pasó de $262.300 millones en 2010 a $562.109 millones en 2017, pero al mismo tiempo que crecieron los recursos se multiplicaron las necesidades de la comunidad.

Un poco más del 60 % de los ingresos que recibe el municipio van a cubrir las necesidades en materia de educación y salud y corresponden a recursos de la Nación que llegan a través del Sistema General de Participaciones -SGP- ($293.028 millones en estos dos rubros en 2016, según cifras de la Secretaría de Hacienda).

Con estos dineros se pagaron obligaciones como: docentes, dotación de instituciones, desayunos escolares, conectividad. En salud, la mayoría de recursos fueron para la cobertura del régimen subsidiado y programas de gestión del riesgo.

Adicionalmente, el Distrito obtuvo el año pasado $132.729 millones por recaudo de impuestos y $38.836 millones de recursos de capital. Con estos dineros se pagan los gastos de funcionamiento y se hacen otras inversiones (vías, cultura, programas sociales, saneamiento básico, etc).

Wilber Valencia, secretario de Hacienda, aseguró que las finanzas del Distrito, desde hace años, atraviesan una difícil situación, lo cual no ha permitido cancelar el pasivo acumulado de vigencias 2008 a 2015 que dejaron administraciones anteriores. “Al igual, los recursos de libre destinación son insuficientes para solucionar en el corto y mediano plazo las necesidades de la población”.

Destacó el funcionario que la actual administración encontró un déficit de $230.000 millones, de estos “hallaron pasivos sin fuente de financiación para el pago por $187.000 millones y procesos judiciales por $43.000 millones”.

El Distrito de Buenaventura abonó a las deudas en 2016 $40.000 millones y tiene programado otro desembolso similar este año con el recaudo de los ingresos de libre destinación, “situación que impide que en la actualidad existan más recursos para inversión social”, explicó el funcionario.

Lea también: Así era Buenaventura cuando no tenía 'mala ventura'

Asimismo, a la fecha la deuda del Distrito asciende a $220.000 millones, de los cuales $49.000 millones son de deuda financiera por un crédito y $171.000 millones se deben por la adquisición de bienes y servicios, así como procesos judiciales en contra del Distrito.

Algunos avances

Para algunos gremios de Buenaventura, los problemas de la ciudad van más allá del bajo presupuesto o la falta de plata para tantas necesidades.

Por un lado, consideran que no hay una priorización de la inversión y, por otro lado, aseguran que la corrupción no se ha podido erradicar.
Se estima que para el periodo 2012 y a 2018 Buenaventura recibirá unos $71.000 millones de regalías directas (dinero que otorga el Gobierno y que provienen de la explotación minero energética). Eso sin contar con los recursos, también de regalías, que pone el departamento para proyectos en el puerto.

Además de eso, recibe los dividendos por acciones en la Sociedad Portuaria de Buenaventura, este año serían unos $23.000 millones.

Muchos se preguntan a dónde van estos dineros. Los proyectos de regalías se han invertido en su mayoría en pequeñas obras de infraestructura como polideportivos, canchas, el acuaparque (donde están embolatados $4000 millones) y otras obras un poco más grandes como el Malecón.

“Lo que toca es que la administración tenga una buena gerencia que logre hacer buenas inversiones con los recursos existentes y priorice lo que es importante. Con las regalías se han hecho obras que no son de gran impacto y que podían ejecutarse con el presupuesto normal”, dijo Alexander Micolta, presidente de la Cámara de Comercio de la ciudad.

El alcalde de Buenaventura, Eliécer Arboleda, dijo que la actual administración ha logrado cerrar algunas brechas de corrupción, lo que ha permitido mejorar los recaudos por impuestos.

Por ejemplo, cambiaron el software, la papelería y las claves en el manejo de las rentas, además de remover a algunos funcionarios. “Sucedía casos como que algunos contribuyentes que debían $100 millones en impuestos pagaban cualquier cosa y se les expedía el paz y salvo”, explicó el Alcalde.

Según cifras de Hacienda, los ingresos tributarios aumentaron en 2016 29,36 %, con respecto al 2015 y el recaudo de Predial, en el primer trimestre de 2017, creció 100 % frente a igual periodo del 2014 (ver gráficos).

Grafico

Gráfico: El País

El País

Grafico Tura

Gráfico El País

El País

Sin embargo, no se puede contar con todos estos recursos para inversión social, como sería lo ideal.

Este año la Alcaldía maneja un presupuesto de ingresos de libre destinación de $163.000 millones, de los cuales $81.000 millones irán a funcionamiento y pago de deuda.

Le puede interesar: Comerciantes estiman millonarias pérdidas económicas por paro en Buenaventura

Pero según el secretario de Hacienda, lo ideal sería que los recursos restantes, $82.000 millones, se destinaran al cubrimiento de las necesidades básicas insatisfechas de la comunidad, pero en realidad tienen que trasladarse también a cubrir pasivos de vigencias anteriores, es decir, unos $40.000 millones, “lo cual deriva en menores recursos para llegar con soluciones oportunas a la población”, dijo Wilber Valencia.

De esta forma para este año el Distrito solo contarían con $42.000 millones para inversiones en todas las áreas, salud, educación, vías, recreación, etc, cuando se estima que para que Buenaventura tenga el servicio de agua potable 24 horas se requieren inversiones que superan los $500.000 millones.

Inadecuada distribución

Otro de los problemas plantea Mary Estrada, directora del Comité Intergremial de Buenaventura es que el Sistema General de Participaciones utiliza, para fijar el presupuesto de los municipios indicadores como el número de habitantes. Según la ejecutiva, el Dane indica que en el puerto hay 374.000 pobladores, pero en realidad estiman que los habitantes llegan a unos 500.000 porque la ciudad recibe muchos ciudadanos del litoral Pacífico.

Eso significa que el presupuesto que otorga el Gobierno para cubrir los gastos en salud y educación se distribuyen en una población mucho más grande y por ende no alcanza ningún dinero.

“Con los recursos que se tiene el municipio y los que llegan de la Nación se cubre el día a día de las necesidades, no los problemas estructurales que tiene la población”, dijo.

Precisamente esta semana el Contralor General de la República, Edgardo Maya, cuestionó el Sistema General de Participaciones y dijo que debía reformarse para que los municipios pobres reciban más recursos porque las brechas sociales siguen ampliándose en el país.

Para este año el Distrito proyecta recibir de la Nación por concepto de transferencia del Sistema General de Participaciones $221.000 millones, de ellos educación recibirá $143.000 millones; alimentación escolar $986 millones; salud $67.000 millones y propósito general $9.000 millones que “distribuimos en deporte $902 millones, cultura $677 millones y otros sectores $7000 millones”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad