Empresas Municipales de Cartago están a punto de ser intervenidas

Marzo 07, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Tan sólo en deudas con la banca nacional, la empresa tiene pasivos por $11.836 millones. Crisis.

Contrabando en energía y acueducto, pérdidas técnicas por $7.000 millones, déficit cercano a los $10.000 millones y deudas con la banca nacional por $11.836 millones son las principales razones por las que las Empresas Municipales de Cartago, Emcartago, están a punto de ser intervenidas por la Superintendencia de Servicios Públicos.Así lo expuso el gerente Carlos Mario Mora ante el Concejo, antes de revelar que el manejo de la cartera ha sido “catastrófico” y que no hay sentido de pertenencia por la entidad, al punto que son los mismos funcionarios o pensionados los que les hacen las conexiones fraudulentas a los usuarios y generan las pérdidas que en agua alcanzan el 35% y en energía el 25%.Estas y otras anomalías habían sido denunciadas en el 2004 por la Veeduría Comité Cívico Amor por Cartago y ratificadas por la Contraloría General del Valle en una auditoria del 2011.Sin embargo, las medidas tomadas habían sido pocas, como lo afirma Otoniel Calderón, miembro de la veeduría que le envió un derecho de petición al Concejo local solicitándole a los ediles que se abstengan de presionar para que se aumente la nómina de la empresa.“Emcartago no ha desaparecido porque los usuarios la sostienen mes a mes, gracias al incremento desmedido en la facturación, pues estamos pagando como si se tratara de una empresa privada”, dice el documento.De acuerdo con Mora, ya se están tomando medidas como invertir en sistemas de medición, reestructurar los créditos, mantener austeridad en los gastos, recuperar la cartera morosa e implementar estrategias contra las pérdidas.No obstante, las anomalías incluyen igualmente la ausencia de una oficina de proyectos, la mala estratificación y el desconocimiento del número real de usuarios que tiene la compañía.“Hoy, Empresas Municipales pertenece a la banca, en el 2006 debía $19 millones, en el 2009 pasó a $5.600 millones y en el 2011 a $11.000 millones, son créditos rotativos que son un cáncer para la entidad”, sostuvo.Entre tanto, los concejales calificaron la situación como crítica, aunque su preocupación versó más sobre la nómina y su posible reducción. Ediles repitentes como Eliécer Pérez y Luis Fernando Gaviria confesaron que confiaban en los informes que les presentaba la anterior Administración, aunque este último reconoció que “nunca escuché con atención debida lo que pasaba en este patrimonio de los cartagüeños”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad