Empresarios del Valle dicen que alza en licores causaría contrabando

Empresarios del Valle dicen que alza en licores causaría contrabando

Noviembre 05, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

La propuesta, que hace parte del proyecto de Estatuto Tributario que se debate en la Asamblea, sigue generando polémica y ayer algunos diputados dijeron que antes de subir tarifas habría que mejorar los controles.

Las directivas de la compañía Brandy Domecq se mostraron en desacuerdo con la propuesta del Gobierno departamental de incrementar en un 6 % la tarifa del impuesto por venta de licores en la región, iniciativa incluida en el proyecto de Estatuto Tributario. Rafael Picciotto, director financiero de esta empresa, quien participó en el debate que realiza la Asamblea del Valle a ese proyecto, dijo que esta alza no es conveniente porque generará un incremento en el contrabando. “No es porque los productos como el brandy suban de precio, porque igual tendría que aumentar el costo de todos los licores, sino porque eso sería una oportunidad para los contrabandistas”, dijo.Explicó que si una bebida alcohólica cuesta en el Valle $20.000, pero en Quindío $19.000, esa diferencia haría que el producto se pase por las fronteras y se beneficie a los contrabandistas. “Por eso pedimos que no coloquen ese 6 % adicional y que las tarifas se unifiquen con el impuesto nacional”. Picciotto pidió además que se defina quién tendrá la facultad en el Departamento para firmar convenios de producción y comercialización de licores, porque en este momento esa labor está en el limbo y se pone en riesgo empresas como Brandy Domecq que generan 250 empleos directos y unos 5000 indirectos en el Valle del Cauca. Para el diputado Antonio Ospina, el aumentar tarifas en la participación de licores no necesariamente implicará que los recaudos del impuesto aumenten. Explica que el Gobierno departamental debe, sobre todo, mejorar los controles para evitar que se siga generando contrabando y evasión. “Le he pedido a los ponentes del proyecto que hagamos un análisis de las rentas y del impacto que representa el contrabando, si queremos mejorar los ingresos hay que ser más efectivos en el control”, dijo.Aseguró que uno de los temas que inquieta es el parágrafo del Estatuto Tributario que indica que los licores de otras regiones que sean comercializados en el Valle, deberán venderse a un precio 10 % más alto cuando sean similares a los productos de la Industria de Licores del Valle. “En principio eso me parece que no es legal, pero habría que analizar más a profundidad el impacto de esta propuesta”, dijo.Sobre los cambios que plantea el Estatuto Tributario, la industria vallecaucana prepara un pronunciamiento, pues según Gabriel Velasco, gerente regional de la Andi, es necesario estudiar en detalle el impacto que tiene para las empresas que utilizan como materia prima el alcohol potable e impotable como la farmacéutica y cosmética. El Valle espera recaudar este año por impuesto al consumo de vinos y licores $63.000 millones.¿Qué dice el Estatuto Tributario?- Los productos de licores que se vendan en el Valle no podrán comercializarse por debajo del precio fijado para los productos de la Industria de Licores del Valle (ILV).-Cuando se firmen convenios con otros departamentos, los precios de venta de las bebidas similares a los de la ILV deberán tener un precio superior mínimo en 10 %. -El impuesto por venta de licores depende del grado de alcohol. A esa tarifa, se propone anexar un 6 %.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad