Emergencia ambiental por reaparición de minería ilegal en Zaragoza

Octubre 24, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Emergencia ambiental por reaparición de minería ilegal en Zaragoza

Montañas de roca en las riberas del Dagua muestran el daño ambiental causado después de la actividad minera ilegal que se desarrolló en la zona entre 2008 y 2011.

Así lo informó el director de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC. Por cerca de tres años la explotación ilegal de oro ha sido uno de los grandes problemas ambientales de este sector.

La búsqueda de oro con retroexcavadoras y metales pesados como mercurio y plomo revivió en la cuenca del río Dagua, a la altura del corregimiento de Zaragoza, en el municipio de Buenaventura, Valle del Cauca.Pese a que durante los últimos meses en la zona reinaba la soledad, luego de tres años de intensa explotación en los que llegaron a contarse hasta 276 retroexcavadoras trabajando de manera simultánea, se detectó la presencia allí de por lo menos 60 de estos equipos.Este hecho fue dado a conocer por la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC, cuyo director, Óscar Libardo Campo, expresó su preocupación por el acelerado deterioro de la cuenca y los problemas en la calidad del agua.El funcionario dijo que esta situación quedó al descubierto luego de una serie de visitas y de un sobrevuelo con la Policía Nacional, gracias al cual se detectó esta presencia en sectores como Córdoba, Boquerón, El Palito, La Laguna y Zaragoza.Es por eso que la CVC estudia la declaratoria de emergencia ambiental, lo que se estará oficializando en próximos días.De acuerdo con Diana Vanegas, asesora jurídica del ente ambiental, la emergencia es una figura que permite dar una alerta a distintas instituciones para que actúen sobre un mismo tema. Crece el impactoCampo indicó que con esta explotación se pone en riesgo la riqueza ictiológica (peces) y la cadena alimenticia asociada al río. Añadió que se han encontrado en diferentes análisis altos contenidos de mercurio y plomo, lo que significa un riesgo para la vida. “Otros daños pueden estar relacionados con las reservas de San Cipriano y Escalerete, poniendo en riesgo las fuentes de agua para Buenaventura”, dijo.También hizo énfasis en el peligro que esta situación trae para la Doble Calzada Cali-Buenavetura, preocupación que comparte María Eugenia Trujillo, directora Territorial Valle de Invías.Ella aseguró que justo este miércoles los interventores de la obra hicieron un recorrido de verificación en la zona y, aunque no se encontraron daños, se teme un posible cambio del curso del río con una creciente, a raíz del deterioro de la cuenca. Por su parte, Jorge Torres, quien interpuso la Acción Popular que logró, en principio, frenar la actividad ilegal minera en Zaragoza, señaló que la actitud del Municipio de Buenaventura ha sido muy pasiva. “Da la impresión de que no entendieran la magnitud del daño ambiental que se causó y se sigue causando, por lo cual estamos de acuerdo con la CVC en que se declare no solo la emergencia ambiental sino social”, dijo Torres.El País intentó contactar a la secretaria de Gobierno de Buenaventura, Ledis Torres, pero la funcionaria no respondió.Problemas para la saludGloria Guevara, bióloga y docente de la cátedra Agua y Vida de Icesi, explicó las implicaciones de materiales usados para la explotación del oro en el agua. Señaló, por ejemplo, que el metilmercurio puede acumularse en la cadena alimentaria y alcanzar así altas concentraciones (biomagnificación), pues pasa de un organismo a otro. Es considerado un veneno para el sistema nervioso, pues causa problemas en sus receptores. Esto se puede ver reflejado en movimientos erráticos. Durante el embarazo puede dañar el sistema nervioso del nonato. Es considerado teratogénico, es decir cancerígeno, pero faltan estudios para concluir con total certeza esta afirmación.AntecedentesComo se recordará desde el 2009 se registra una fiebre por el oro en esta zona de la región que ha sido frenada constantemente por las autoridades, pero este año se ha notado una reactivación de la explotación minera en el río Dagua.Entre abril y mayo de este año se anunció el cierre de más de 25 huecos que los mineros abrieron para extraer oro, que estarían afectando la estabilidad de la vía férrea que pasa por el sector, a la carretera Cabal Pombo que lleva hasta Buenaventura y a los recursos ambientales.Invías reveló que en un espacio de dos kilómetros, en pleno corazón de Zaragoza, hay 50 túneles en diferentes direcciones, la mayoría buscan el río Dagua. “Los mineros quieren pasar debajo de la vía para llegar a las profundidades del río, donde se dice, hay una veta enorme de oro. Lo están haciendo a costa de su propia vida, porque ese terreno es inestable”, advierte.El peligro ya lo había alertado el geólogo Julio Fierro Morales: “La vía al mar es una zona particularmente inestable por el perfil de sus vertientes, sísmicamente activa, con laderas sin perfiles estables y altas precipitaciones. A ello se le suma la actividad de socavación adelantada por el hombre, que forma una receta perfecta para que en cualquier momento la carretera colapse”.Zaragoza es uno de los pocos lugares donde 40 toneladas de oro se convirtieron en sinónimo de pobreza y miseria. Por cada gramo de oro que es encontrado se pagan hasta $80.000. Quien se atreve a salir de la zona con el botín para comercializarlo en Buenaventura o Cali puede obtener hasta $100.000 porque están hallando un metal de 24 quilates.Frente a tal panorama, un total de doce personas fueron capturadas por las autoridades por practicar la extracción ilegal de oro bajo la Doble Calzada de Buenaventura el pasado 3 de octubre.Los operativos, realizados fueron líderados por el Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, adscritos a la Unidad Nacional de Delitos contra los Recursos Naturales y Medio Ambiente de Bogotá, con apoyo del CTI de Cali y el Ejército Nacional.Las diligencias judiciales se cumplieron en el sector de Bendiciones y el kilómetro 27, a la altura de Zaragoza, donde se descubrió en flagrancia a los denominados ‘topos humanos’ que extraen oro a través de profundos socavones bajo la vía.Las labores de allanamiento y registro se cumplieron luego que El País, en la edición del 29 de abril del 2012, denunciara la existencia de por los menos 50 túneles en pleno corazón de Zaragoza, poniendo en riesgo la infraestructura del del Tramo 1 de la doble calzada Loboguerrero-Buenaventura.Los problemas tras la explotación Hace casi un mes una mujer gritó de dicha. Después de mucho excavar encontró una roca maciza de oro, un hombre se acercó y con una piedra le pegó en la cabeza. La señora quedó sepultada en el mismo sitio del hallazgo y el resto de mineros siguió su trabajo.Después, tras una semana de arañar la tierra, un mulato iba a comercializar su producido y el resultado serían cerca de dos millones de pesos, pero se le atravesó un hombre alto que, apuntándole a la cabeza con un revólver, le arrebató el fruto de su esfuerzo.Otro joven corrió con menos suerte en esa misma semana, recibió dos impactos de bala y fue arrojado al río Dagua después de ser robado. Su verdugo lo arrastró desde el otro lado de la carretera frente a la estación de gasolina del kilómetro 27.Las historias son contadas por espectadores en la vía, ninguno quiere tener nombre por represalias de los ‘caciques’.Es que los dueños del negocio de la minería en Zaragoza y Bendiciones no necesitan musitar palabra. Empuñan cuchillos y pistolas contra quienes se atreven a transitar por la carretera escudriñando su actividad. No hay policías y tampoco soldados que custodien la carretera o el río.Ese temor del Secretario de Gobierno del Valle de que se reviva el problema social en Zaragoza parece que se vuelve realidad, así Ledis Torres diga que “no bajaremos la guardia para evitar que la minería se vuelva a reactivar”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad