Elecciones en el Valle del Cauca, más agitadas de lo que parecen

Elecciones en el Valle del Cauca, más agitadas de lo que parecen

Marzo 02, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Hugo Mario Cárdenas López | Reportero de El País
Elecciones en el Valle del Cauca, más agitadas de lo que parecen

El próximo 25 de octubre serán las votaciones para elegir alcaldes, gobernadores, diputados, concejales y juntas administradoras locales.

La gran mayoría de las denuncias sobre presuntos delitos contra el sufragio apunta hacia Yumbo.

Por mansas y aburridas que parezcan las aguas políticas en el Valle del Cauca en la actual campaña al Congreso de la República, lo que se mueve en el fondo es todo un caudal de intereses, corrupción y presuntos delitos electorales.De acuerdo con varios estudios sobre elementos externos que podrían afectar las elecciones en el Valle, la disminución del riesgo de constreñimiento electoral por parte de grupos armados contrasta con el aumento de posibles delitos que involucra a las mismas autoridades territoriales y algunos candidatos a Cámara y Senado.Hasta el momento se han presentado 24 denuncias, según el secretario de Gobierno del Valle, Jorge Homero Giraldo, “y todas se han remitido a Bogotá para que las quejas sean tomadas por la Procuraduría y las demandas pasen a manos de la Fiscalía, pero por ahora todo está en etapa de investigación”. “Lo que más se ha denunciado es el presunto constreñimiento de alcaldes a funcionarios y contratistas, donde algunos mandatarios los citan, les quitan el teléfono y les dicen por quién deben votar”, dijo Giraldo.En Yumbo se hace de frenteTras un sondeo con los organismos encargados de velar por la transparencia en estas elecciones de Congreso, El País encontró que las acusaciones más serías apuntan a la administración Municipal de Yumbo, donde hay varias quejas por constreñimiento al elector y participación indebida en política.Así lo confirmó el ministro del Interior, Aurelio Iragorri, quien aseguró que de las 14 quejas que ha recibido en Bogotá la Unidad de Reacción Inmediata para la Transparencia Electoral, Uriel, la mitad son en contra del alcalde de Yumbo, Fernando David Murgueítio, del Partido Verde. La más recurrente es la presión a funcionarios para que consigan 50 votos para la candidata a la Cámara Ana Cristina Paz, de los Verdes, y al Senado por Roy Barreras, de la U.Así lo confirmó en dialogo con este medio la concejal de Yumbo Solanyel Nieto, del Partido Verde, quien fue hasta hace poco la gran aliada política del alcalde Murgueítio.“Lamentablemente, el Alcalde aprovechando que tiene el sartén por el mango ha hecho una campaña de constreñimiento en favor del senador Roy Barreras e impedir que respaldemos la candidatura de Jorge Iván Ospina que sí es de la Alianza Verde”, aseguró la concejal, quien apoya por convicción a Ana Cristina Paz. “A los trabajadores del municipio y a la gente de mi grupo se les llama para que voten por el senador Barreras y se les exige 50 votos para que puedan conservar su espacio laboral. Ahora, se hicieron contratos solo hasta junio para premiar o castigar a quien no cumpla con esta obligación”, denunció la concejal Nieto, quien aseguró que ha intentado hablar con el Alcalde para que entre en razón y él se niega.Pero el tema de Yumbo no se limita a las fronteras de su municipio. Hace pocas semanas El País dio cuenta de una denuncia presentada por funcionarios del Hospital de Florida, cuyo control político estaría en manos del Alcalde de Yumbo por un acuerdo político, donde también estarían presionando a funcionarios para que aporten 50 votos a la campaña a la Cámara de Ana Cristina Paz, so pena de quedar por fuera de nómina.El País intentó comunicarse con el alcalde Fernando David Murgueítio, pero no respondió a los mensajes que se dejaron en el correo de voz.Sin embargo, sobre la denuncias de Florida, la candidata Ana Cristina Paz aseguró que “jamás he dado instrucciones a nadie para que den puestos a cambio de votos, ni tengo a ningún amigo o partidario contratado en el hospital de Florida”.Otra de las denuncias que ya están en manos de los organismos de control en Bogotá y del Directorio Nacional Liberal es la que va en contra del concejal de Yumbo Arturo Domínguez, por doble militancia, quien por presuntas prebendas estaría acompañando la misma fórmula de Ana Cristina Paz y Roy Barreras.Campañas suntuosasOtro de los temores de algunos sectores políticos en el Valle es la manera como han sobresalido algunas campañas por el derroche de recursos y por la manera como los famosos ‘maletines’ del pasado podrían desvirtuar la voluntad popular este 9 de marzo. Sobre estos casos en particular, el grueso de candidatos se han mostrado sorprendidos por el supuesto derroche de recursos en logística y vallas publicitarias en campañas de aspirantes al Senado como Javier Mauricio Delgado, del Partido Conservador; Roy Barreras, del Partido de la U, y Édison Delgado, del Partido Liberal.“Es increíble que uno como candidato no pueda acceder al norte del Valle a hacer campaña sencillamente porque el amo y señor es el senador liberal Édinson Delgado, quien tiene el apoyo de la Alcaldía de Cartago”, aseguró un aspirante al Congreso bajo reserva de su nombre.Al respecto, el senador Delgado aseguró que su campaña se ha manejado de modo austero y que se ajusta a las normas y presupuestos establecidos por la ley. “Lo que ocurre es que mi campaña ha tenido mucha dinámica en las redes sociales y eso ha generado, a mi juicio, una corriente muy positiva a mi favor”.Entre tanto, otro de los candidatos de la Alianza Verde al Congreso aseguró que en el interior de esta colectividad hay aspirantes al Senado llamando y haciéndole ofrecimientos a los líderes que trabajan en otras campañas de los verdes.“Y lo más grave está por ocurrir porque esos maletines seguramente van a aparecer con más ahínco el día de las elecciones comprando voluntades y conciencias”, indicó el jefe de uno de los directorios en el Valle.Todos tienen sus favoritosEs absurdo pensar, creen algunos aspirantes, que unos alcaldes y un gobernador que es elegido por los partidos políticos, no van a tomar parte en favor de sus propios candidatos en la conformación del Congreso.“Cada alcalde y gobernador tiene su candidato de predilección y creo que esa es una de las reformas urgentes que se deben hacer en Colombia porque en esta época todos los funcionarios salen a hacer política”, indicó el candidato a la Cámara Carlos Andrés Clavijo.En el mismo sentido se pronunció el senador Carlos Fernando Motoa, de Cambio Radical, quien aseguró que “desafortunadamente hay un gobernador y unos alcaldes asumiendo jefaturas de debate en algunos municipios y eso hace que se desvirtúe el voto libre al Congreso mediante puestos y presiones indebidas”.Ya en el caso de Ubéimar Delgado, quien pidió gobernador ad hoc mientras los comicios, había sido presentada una denuncia de los congresistas Germán Villegas y Heriberto Sanabria.Sobre los delitos electorales en ColombiaConstreñimiento al sufragante: el delito que comete la persona que utilice las armas o amenace por cualquier medio a un ciudadano para que vote por determinado candidato. Tiene una pena de 4 a 9 años de prisión.Fraude al sufragante: El que mediante maniobra engañosa logre que un ciudadano vote por determinado candidato, partido o corriente política. Tiene una pena de 4 a 8 años.Corrupción al sufragante: incurre en este delito quien prometa, pague o entregue dinero o dádiva a un ciudadano habilitado para votar para que vote por alguien o se abstenga de hacerlo. La pena va de 48 a 90 meses de prisión.Voto fraudulento: El que suplante a un elector o sin derecho consigne un voto en una elección. Su penalidad va de 4 a 8 años de prisión.Alteración de resultados electorales: el que altere el resultado de una elección o introduzca tarjetones indebidamente. Pena de 4 a 8 años.Vea el cubrimiento especial de las elecciones legislativas y presidenciales en Colombia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad