El viaje que tiene de pelea al Gobernador del Valle y al Alcalde de Buenaventura

El viaje que tiene de pelea al Gobernador del Valle y al Alcalde de Buenaventura

Marzo 17, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Unidad Investigativa | El País
El viaje que tiene de pelea al Gobernador del Valle y al Alcalde de Buenaventura

El alcalde de Buenaventura, Bartolo Valencia.

Con información aparentemente falsa, Bartolo Valencia tramitó permiso para salir del país ante el Gobernador del Valle, a pesar de que era el Concejo el que debía dar la autorización.

La información inexacta con la que el alcalde de Buenaventura, Bartolo Valencia Ramos, habría logrado que el Gobernador del Valle del Cauca le autorizara un viaje por fuera del país, tiene al Mandatario de los bonaverenses en medio de un grave escándalo y en la mira de los órganos de control.Valencia Ramos debía viajar a Puerto Caldera (en Costa Rica) entre el 11 y el 13 de febrero pasados para una reunión de la Junta Directiva de la Sociedad Portuaria, por lo que la Ley 136 de 1994 lo obliga a tramitar el permiso ante el Concejo de su municipio. Sin embargo, y tras certificar que esa corporación no estaba sesionando, se dirigió al despacho del gobernador Ubéimar Delgado para que fuera él, como autoridad superior, la que expidiera el permiso.Tras completar los trámites necesarios ante la oficina de Recursos Humanos del Departamento, el gobernador Ubéimar Delgado expidió el 4 de febrero de este año el Decreto 0085 con el cual el alcalde Bartolo Valencia estuvo tres días por fuera del país. Pero lo que tomó por sorpresa a todos fue lo que se conoció después.El mismo Bartolo Valencia había firmado el 2 de febrero el Decreto 040 del 2015, mediante el cual convocó al Concejo de Buenaventura a sesiones extraordinarias durante diez días, entre el 3 y el 12 de febrero. Es decir, el argumento de que no podía pedir el permiso al Concejo de Buenaventura porque estaba en receso, no era cierto.“No entendemos por qué ha querido desconocer el Concejo y fue a pedir la autorización a la Gobernación. Creemos que ha habido una intención del Alcalde en querer asaltar la buena fe del Gobernador; de otra manera no entendemos que el Mandatario departamental usurpara una función que es de los concejales de Buenaventura” aseguró el cabildante Yiliber Garcés.La molestia de DelgadoPero quien más molesto se ha mostrado con esta situación ha sido el propio gobernador Ubéimar Delgado, quien no ocultó su desconcierto por el hecho de que un engaño de esta magnitud provenga del alcalde de un municipio.“Para tramitar ese permiso el Alcalde certificó que el Concejo no está funcionado y así lo dice claramente el documento; las normas dicen que si el Concejo no está en funciones la autoridad inmediatamente superior autoriza y así se hizo”, dijo Delgado.“Si el Alcalde nos mintió fue un error gravísimo y nos sentimos asaltados en la buena fe porque el Concejo de Buenaventura sí estaba sesionando y hubo una actitud que no fue la correcta por parte del Alcalde. Cualquier situación de orden jurídica a que haya lugar, ahí están los soportes y ya serán las autoridades competentes las que asuman el caso y nosotros entregaremos la documentación pertinente”, dijo el Gobernador del Valle, quien aseguró que dará traslado a Procuraduría.Expertos en derecho consultados por El País aseguraron que el tema no es de poca monta y que la situación para el Alcalde de Buenaventura es compleja.“Estamos frente a un presunto fraude procesal y un caso de falsedad ideológica. Lo que señala la norma es que incurre en fraude procesal quien “por cualquier medio fraudulento induzca a un error a un servidor público para obtener sentencia, resolución o acto administrativo contrario a la ley”, indicó un experto bajo reserva de su nombre.Agregan los especialistas en derecho que si el Gobernador del Valle deroga el controvertido decreto, el viaje del alcalde Bartolo Valencia quedaría convertido en una salida ilegal del país y el supuesto abandono de sus funciones.El País buscó insistentemente al Alcalde de Buenaventura para hablar del tema, pero no obtuvo respuesta.El asunto de fondoPero, ¿qué hay detrás del afán del alcalde Valencia por desconocer al Concejo? Conocedores de la política bonaverense aseguraron que la inquina de Bartolo Valencia se debe a que, a pesar de que movió toda su maquinaria, fue derrotado en las elecciones de la Mesa Directiva del Concejo y la Presidencia pasó a manos de la oposición. Por eso el actual presidente del Concejo, Jaime Andrés Olaya, aseguró que “no me sorprende la actitud del Alcalde porque durante todo el periodo la Administración ha querido contar lo menos que pueda con nosotros”.Pero este no es el único caso que compromete al alcalde Valencia. También en manos de la Procuraduría General están las pruebas de la manera irregular como habría aprobado por decreto el presupuesto del 2015.Pese a que fue devuelto por el Concejo por varias inconsistencias, por ser copia fiel de uno anterior y no tener claramente definidos los ingresos, el Alcalde lo firmó el pasado 5 de diciembre. Y lo que es peor, en el Artículo 4 de su Decreto 500 se autofaculta para “adicionar, modificar y efectuar traslados del presupuesto cuando las necesidades del servicio lo ameriten”. “El Alcalde está actuando como un ‘principito’ porque sabe que los organismos de control en Buenaventura no actúan en contra de él sino al servicio de él”, dijo otro de los concejales.Fuentes de la Procuraduría indicaron que contra Bartolo Valencia no hay procesos disciplinarios en Buenaventura, y los dos únicos casos que se siguen en su contra están en una de las Procuradurías delegadas en Bogotá. Los decretos enfrentadosPruebas. Dando por un hecho que el Concejo de Buenaventura no estaba sesionando, el Gobernador del Valle del Cauca, Ubéimar Delgado, firmó el pasado 4 de febrero el decreto que autorizó la salida de Bartolo Valencia del país. Sin embargo, el mismo Bartolo Valencia había firmado dos días atrás el decreto que convocaba al Concejo Distrital de Buenaventura a sesiones extraordinarias dos días atrás, como lo muestra el documento de la parte inferior.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad