El policía liberado César Augusto Lasso recibió un caluroso homenaje en Candelaria

El policía liberado César Augusto Lasso recibió un caluroso homenaje en Candelaria

Abril 20, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Daniel Suárez Pérez, reportero de El País
El policía liberado César Augusto Lasso recibió un caluroso homenaje en Candelaria

Celebración. En la alcaldía de Candelaria, el mandatario local, John Edison Rengifo, le preparó un brindis al sargento César Augusto Lasso. El suboficial arribó al parque del municipio en el carro de bomberos.

El sargento Lasso recibió la noticia de que el gobierno le entregará una casa en Candelaria. Este jueves recorrió el pueblo.

Este jueves era la primera vez, después de 13 años, que el sargento César Augusto Lasso veía un amanecer en Cali. Y el único día en el que se pudo despertar más tarde: a las 5:00 a.m.El sargento César Augusto Lasso comenta que desde hace dos semanas se levantaba a la misma hora que lo hacía durante sus 13 años y 4 meses de secuestro: a las 3:30 a.m. o 4:00 a.m.A las 6:00 p.m. ya todo estaba oscuro. El sargento ingresaba al “cambuche”, se dormía rápido, “no había nada más que hacer. En la madrugada el piso frío y duro no lo dejaba a uno seguir durmiendo”.La costumbre la tuvo hasta ayer. “Los primeros días en Bogotá no quería dormir. Solo lo hacía por unas horas, y no porque extrañara acostarme en el piso, es que todo lo veía como un sueño. No quería dormirme y despertarme creyendo que la libertad me la había soñado”.La última vez que el sargento visitó a su familia en Cali fue en agosto de 1998, tres meses antes de su secuestro en la toma de las Farc a Mitú, Vaupés. Lasso cuenta que extrañaba la comida que le preparaba su madre, Fabiola Monsalve. El miércoles comió “plato doble”. Le sirvió dos arepas de maíz molido por ella, fríjoles, arroz y pandebonos.Recorrido en CandelariaMiriam Lasso, hermana del suboficial, relata que a las 6:00 a.m. de ayer su hermano les pidió que fueran hasta Candelaria, Valle. Cuando fue recibido hace tres días en Cali, varios jóvenes de ese municipio le habían pedido que los visitara. Entre el 2001 y 2002 ellos le habían enviado varias cartas.César Augusto arribó a la entrada de la localidad a las 3:20 p.m. Se subió al carro de bomberos y llegó al parque principal a las 4:00 p.m. Durante 40 minutos la sirena del vehículo no dejó de sonar. Desde la parta alta el recién liberado saludó a los habitantes que agitaban sus manos en las puertas de sus casas y los andenes.En la plaza lo recibieron varios estudiantes con una calle de honor. El suboficial se subió a una tarima donde lo acompañaron su madre, sus hermanos y las autoridades locales.El alcalde de Candelaria, John Wilson Rengifo, le dio la bienvenida y le informó que la Gobernación del Valle y la Presidencia de la República podrían confirmar la entrega de una casa al sargento. El mandatario explicó que la administración local cedería el lote de la vivienda que estaría ubicada cerca del casco urbano.César Augusto agradeció el anuncio y también a los jóvenes de ese municipio que le habían escrito las cartas que le llegaron en cautiverio. Les contó que todas las leyó pero no pudo responderlas por las circunstancias en las que se encontraba. “Fueron letras que me llenaron de fe y me dieron fuerzas para enfrentar la adversidad”.El sargento conoció a uno de los jóvenes que le escribió cuando tenía 7 años, John Edison Mina, hoy de 19. El joven recordó que cuando era estudiante del colegio Rodrigo Lloreda Caicedo le escribió a Lasso “porque era del Valle, queríamos que tuviera fuerzas. Solo le escribimos un año porque después no hubo posibilidad de que recibiera las últimas cartas”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad