"El Partido Liberal buscará candidatura a la Alcaldía de Cali": Édinson Delgado

"El Partido Liberal buscará candidatura a la Alcaldía de Cali": Édinson Delgado

Febrero 12, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

El senador y codirector nacional del Partido Liberal, Édison Delgado Ruiz.

Édinson Delgado Ruiz, codirector del liberalismo, está empeñado en mantener unida la colectividad en la región. Afirma no tener tanto poder político.

El senador y codirector nacional del Partido Liberal, Édinson Delgado Ruiz, está empeñado en que su colectividad recupere su vocación de poder en la región y las próximas elecciones regionales, previstas para el 25 de octubre, esté en esa puja con candidatos propios. Aunque el congresista, al que en algunos sectores consideran el nuevo ‘barón’ político de la región, promueve lo que ha llamado la Unidad por el Valle del Cauca, considera que el liberalismo tiene los argumentos para optar por llevar la candidatura a la Alcaldía de Cali por esa alianza. ¿Cómo está el Partido Liberal en el Valle del Cauca de cara a las elecciones de octubre? El Partido está en un proceso de unidad de todos los sectores. Venimos trabajando en forma transparente buscando que todas las tendencias sientan que es mejor trabajar unidos. Hoy se respira ese ambiente de unidad en el Valle. De ahí que en los Comités de Acción Política, elegidos el domingo, quedaron representados todos los sectores liberales de Cali y el Valle.¿Cuál será el papel de los Comités de Acción Política ?La labor, más que dar avales, es orientar y dirigir toda la política del partido, cuál va a ser el programa que va a plantear para estas elecciones, los candidatos a qué se van comprometer. Eso va muy ligado con los propósitos del partido a nivel nacional. Los partidos de la Unidad Nacional acordaron en días pasados que se tenga un candidato de unidad para la Alcaldía de Cali y la Gobernación del Valle. ¿Será posible lograrlo?Ese proceso va bien y en la medida que exista credibilidad y se genere confianza y se trabaje con transparencia se puede lograr. El Partido Liberal quiere tener candidato a la Alcaldía de Cali y llevar las banderas de la Unidad Nacional, pero Cambio Radical y la U tiene el mismo interés. ¿Eso complica las cosas?Es bueno y normal que cada uno tenga propuestas y precandidatos. Lo fundamental es generar los mecanismos y las reglas, que es el proceso que viene, para que la decisión sea asumida y aceptada por todos. El Partido Liberal, respetando a los demás partidos, está planteando que en el tema de la Alcaldía hay elementos, como los resultados de las elecciones de marzo donde obtuvimos mayoría en Cali, y otras argumentaciones para buscar y tener la candidatura. Tengo confianza en ese proceso y por eso le hemos llamado Unidad por el Valle del Cauca, donde entrarían no solo los partidos de la unidad sino de otros sectores. ¿Estaría el liberalismo dispuesto a renunciar a la candidatura a la Alcaldía de Cali en aras de la unidad?Estamos totalmente abiertos en el tema y eso tiene que ver con el principio de la unidad. Lo mismo ocurre con la Gobernación. Lo fundamental es determinar las reglas. Hay que tener en cuenta la calidad de los candidatos, experiencia y que se sienta que tienen respaldo popular. En caso de que la Unidad Nacional no logre tener un candidato ideal para la Alcaldía de Cali, ¿estarían dispuesto a apoyar otra opción?Dentro de la Unidad Nacional hay excelentes precandidatos y de ahí va a salir uno que va a responder a las expectativas de los caleños. Lo mismo en la Gobernación. De los precandidatos liberales hay dos cercanos a usted, el concejal Carlos Pinilla y Miguel Ángel Arias. ¿A cuál le apuesta?El doctor Pinilla es una excelente persona, lo mismo Roberto Ortiz, Carlos Clavijo y Miguel Ángel Arias. Dado la responsabilidad que tengo he actuado con mucha amplitud para que todos se sientan con garantías. Miguel Ángel Arias es de mi organización, y hoy es decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Santiago de Cali; Carlos Pinilla me acompañó en las pasadas elecciones. Roberto Ortiz fue mi compañero de fórmula al Congreso en el 2010. Con Carlos Andrés Clavijo hemos dialogado en muchos temas. En esto he actuado con transparencia ¿En qué quedó el acuerdo político que había hecho con Carlos Pinilla?En la campaña al Senado le planté que era muy importante que presentara su nombre a la Alcaldía y que todo dependía del desarrollo del proceso electoral. Estamos abiertos y claros. ¿Cómo se va a escoger el candidato del Partido Liberal a la Alcaldía?Aún no hay fechas para tener el candidato oficial. Nos atendremos a las reglas y se buscará candidato por consenso, si eso no se da, habrá consulta, que sería el 19 de abril.¿Cómo debe ser el próximo alcalde para Cali?Primero, que tenga capacidad gerencial, saber usar los recursos humanos y financieros, comprometido con la ciudad y sus problemas, entre ellos la seguridad; segundo, que tenga respaldo del pueblo, y tercero, una persona que se comprometa con los postulados de la Unidad Nacional para que trabaje con ellos.¿Cuántas alcaldías aspira a obtener el liberalismo en el Valle del Cauca?Aspiramos a conservar Buenaventura, pero la idea es que el partido tenga mayor presencia en la región. No hay un estimado, pero sí tener más alcaldes amigos y con ideas liberales. Ningún partido tiene la capacidad de elegir solo, hay que hacer alianzas.El Partido de la U quiere la Gobernación del Valle para la exsenadora Dilian Francisca Toro, ¿qué piensa?Debe haber acuerdos de partidos en la unidad y si se acuerda que la Gobernación le corresponde a la U, avalaríamos esa decisión, independiente del candidato. Si le corresponde al liberalismo, esperamos lo mismo. No tenemos ningún veto para nadie.Sobre la candidatura de Dilian he sido muy respetuoso. La aprecio tengo gran amistad con ella. Se lo difícil del trance que ha vivido. Si la decisión es Dilian, el partido no tiene inconvenientes, y si es otra persona, tampoco. Usted es visto como el nuevo barón electoral en el Valle del Cauca...Me gusta que la gente me mire como el amigo y la persona que puede coadyuvar a orientar procesos, nada más.Pero es innegable que tiene mucho poder político...No, soy un ciudadano normal, el poder es el afecto de la gente, que lo siento y trato al máximo de responder a ese afecto, y sobre todo a la responsabilidad que yo tengo no solo en el partido sino en el Valle y en el país, que es ayudar en su orientación. Todavía nos falta demasiado para lograr el sueño de un país más equilibrado, de más oportunidades y más equitativo. Esa es mi lucha y en eso no voy a desfallecer.Tampoco puede negar que tiene mucha participación burocrática en Buenaventura, el Valle, entidades nacionales e incluso en otras regionesOjalá uno pudiera tener en lo posible amigos con la misma ideología para ayudarlo a orientar el país. En eso he sido claro, el partido al que pertenezco debe tener gente en los espacios de dirección de Colombia, en el Valle, en los municipios y lo fundamental es que esas personas que representan la organización lo hagan bien y que trabajen sobre ideales y objetivos. Eso se da en cualquier parte del mundo, los partidos que ganan las elecciones tienen a sus dirigentes y militantes orientando los procesos. Se asegura en sectores políticos que usted copó el poder que tenía el exsenador Juan Carlos Martínez en Buenaventura y en el Valle...Respeto a Juan Carlos y lamento lo que le ha sucedido, pero son dos filosofías diferentes.Pero aseguran que en la Alcaldía de Buenaventura usted quita y ponePoco participo en las decisiones internas de la Alcaldía. En las macros, de proyectos, ahí hago gestión.¿Cómo ha hecho para entrelazar el poder político con el privado, pues también tiene cuotas en universidades como la Santiago, la del Pacífico, la Sociedad Portuaria, entre otras?Lo que pretendemos es que en todos los escenarios donde podamos generar cambios, siempre estaremos luchando. En la Sociedad Portuaria no tengo acciones, pero está Édinson, mi hijo, de suplente en la Junta Directiva. A mis hijos les inculco que trabajen con el sector privado y tengan mentalidad de empresarios. ¿Qué le ha aportado a Buenaventura, pues los porteños dicen que los políticos no hacen nada por su tierra?Mucho, aunque en Buenaventura faltan muchas cosas, porque el modelo que se ha manejado en Colombia para zonas como Buenaventura, margina; uno lucha pero se encuentra esa barrera. Ese modelo no permite que esas zonas se desarrollen en lo industrial, comercial, ni de oportunidades. Hemos estado atacando ese modelo desde que fui Alcalde de Buenaventura. He logrado que el Gobierno Nacional se vincule con Buenaventura, que sienta que tiene una deuda con el Pacífico y se han obtenido cosas importantes, pero las que vienen son más grandes, como el plan ‘Todos Somos PaZcífico’, esa es la gran apuesta para la región. Vamos a lograr que en el Plan de Desarrollo queden unos artículos que refrenden esos compromisos y establezcan un fondo para que ese plan tenga recursos reales.Corrupción¿No cree que el gran mal de Buenaventura es la corrupción? Hay de todo. Puede haber funcionarios que hagan actos indebidos y la ley debe caerles. Pero el problema es más que la corrupción, es el modelo que no ha permitido su desarrollo económico y social. Ese es el tema de fondo y no se puede caer en el error de decir que se debe a que se roban la plata y dejamos que el Gobierno se lave las manos y no haga la tarea. Aquí tienen que confluir el Estado y sector privado, porque esta es una ciudad de lunes a viernes para los empresarios que ganan utilidades. ¿El Valle está de espaldas a Buenaventura? El Valle no ha entendido lo que representa Buenaventura, que nos conecta con el mundo por el Pacífico. Colombia es muy andina, y acá se refleja eso.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad