El panorama crítico de los partidos políticos, tras las elecciones regionales

El panorama crítico de los partidos políticos, tras las elecciones regionales

Noviembre 13, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
El panorama crítico de los partidos políticos, tras las elecciones regionales

Conozca las diferencias internas que se generaron las colectividades por causa del reciente proceso electoral. En los movimientos sus miembros buscaban a los responsables de cada revés.

Si los diferentes partidos políticos en el Valle del Cauca estaban divididos antes de las elecciones regionales del pasado 30 de octubre, dos semanas después de los comicios el panorama es crítico.Sobre todo porque luego de culminados los escrutinios y definidos los nombres de los ganadores y perdedores, como es costumbre, llega la hora de empezar a buscar a los responsables de cada revés. En especial cuando involucran a quienes se consideraban los electores estrella de los partidos.Para el analista Víctor Hugo Vallejo los principales responsables de esta situación son las mismas colectividades porque desde antes de las elecciones no respetaron las normas y hubo demasiadas maniobras para beneficiar a determinadas personas, “especialmente con el manejo de los avales y particularmente con la acreditación a testigos que periódicamente manipularon tanto a nivel local y regional, como a nivel nacional”.“Faltó disciplina; lo que se denominan partidos políticos en Colombia, siguen siendo una buena sumatoria de tiendas electorales”, señaló Vallejo.Dos semanas después de las elecciones, ya han empezado a salir a flote esas diferencias: unos alistan maletas para cambiar de bando, otros ya lo habían hecho secretamente antes de la elección, hay quienes recriminan la falta de apoyo o la traición dentro de sus colectividades, e incluso, demandas penales.Esta es una radiografía de cómo queda cada una de esas colectividades y de cómo puede empezar a cambiar el panorama político del departamento, que desde ya empieza a hacer sumas y restas de cara a lo que serán las próximas elecciones para Congreso, en marzo del 2013.Más fraccionados todavíaTerminadas las elecciones regionales, lo que deja el balance en el Partido Liberal es un movimiento bien fraccionado.De hecho, estos comicios acabaron con una vieja alianza que había dejado grandes resultados en las toldas rojas vallecaucanas en las pasadas elecciones al Congreso: la del ex candidato a la Gobernación Jorge Homero Giraldo y el representante a la Cámara Roberto ‘Chontico’ Ortíz.Este divorcio, aseguran allegados a ambos dirigentes, se dio porque Ortiz rechazaba la presencia en la campaña de Homero de un ex aliado suyo y por eso habría respaldado a Useche.Quienes también se negaron abiertamente a respaldar a Jorge Homero, ahondando las diferencias en el liberalismo, fue el sector de Orlando Chicango, quien no logró conservar su curul en el Concejo. Esas diferencias se tradujeron en la pérdida de representación del partido.Alistan maletasPese a que en los últimos días hay un esfuerzo por juntar a todos los sectores del Partido Conservador, la realidad hoy es que como colectividad han salido muy maltrechos de estas elecciones regionales.El País conoció que el veterano diputado Emilio Merino, quien se quemó en su aspiración por ir cuatro años más a la Asamblea del Valle, terminó bastante disgustado con el ex congresista Francisco Murgueítio y ya tiene los tiquetes listos para irse al Partido de la U, donde se sumaría al sector que hoy representa el senador Roy Barreras.También quedó muy disgustado el ex candidato a la Alcaldía de Cali Milton Castrillón con su jefe político, el senador Germán Villegas, por lo que él consideró la falta de compromiso de Villegas con su candidatura. Tanto así, que gente del movimiento terminó en último momento votando por Rodrigo Guerrero.Otros candidatos a quemados a Concejo y Asamblea no quieren saber del partido.¿Voltearepismo?En el PIN todavía andan buscando responsables por el escalabro electoral del pasado domingo 30 de octubre. Y ya han surgido algunas explicaciones que dejan un mal sabor entre algunos dirigentes.Entre ellas la presunta ‘volteada’ del diputado Rubiel Antonio Muñoz a pocos días de las elecciones, cuando se supo que había alcanzado un acuerdo con los liberales. Sin embargo, el PIN se movió rápido y parece ser que alcanzó a sacarle una tajada importante de votos a Muñoz, y que a la postre lo tuvieron durante varios días en el pabellón de quemados.Otro que no quedó muy contento con el partido es el presidente del Concejo, Jaime Gasca, quien no pudo mantener su curul, que debió ceder a Uriel Rojas.Dentro del PIN ya hay quienes pronostican que el concejal Gasca estaría armando maletas y que por su amistad con José Luis Pérez se iría para la ASI.Incluso, hay quienes creen que eso sería lo más sano porque Gasca nunca fue del aprecio del ex senador Martínez ni fue un militante disciplinado y comprometido. Tanto que fue el primero en apartarse de la directriz del PIN para Alcaldía y salió a respaldar a Rodrigo Guerrero. Eso, dicen, le costó la curul a él y a Álvaro Monedero.Las diferencias se fueron a los estradosPese a que estas elecciones se resolvieron de manera favorable para Cambio Radical, hay todavía un asunto pendiente y que deberá decidirse en los estrados judiciales.Se trata de la demanda penal que por injuria y calumnia instauró el representante a la Cámara Carlos Abraham Jiménez contra la ex candidata al Concejo María Isabel Larrarte por haberlo acusado de fraude y de haber manipulado la lista de testigos del partido para beneficiar a candidatos amigos, entre ellos la concejal Noralba García.Tampoco están muy contentos en Cambio Radical con el manejo administrativo que le ha dado el director del partido en el Valle, Carlos H. Andrade, a quien responsabilizan de haber hecho una pobre gestión y que, pese a que Cambio Radical fue uno de los partidos más beneficiados electoralmente, no obtuvo más logros por la mala administración de Andrade.Así las cosas, supo El País que la dirección del jurista sólo iría hasta el 10 de diciembre, cuando se realizará la gran Asamblea Nacional del partido, donde se conocerá también el nombre de quien será el jefe de Cambio Radical en el Valle.La procesión va por dentro Pese al mal ambiente que se siente en el interior del Partido de la U, todos sus dirigentes coinciden en que esa colectividad va camino a la unidad.Sin embargo, hay quienes reconocen que quienes representan el sector de la senadora Dilian Francisca Toro no sienten ninguna simpatía por el electo concejal Roy Alejandro Barreras y que ellos mismos se opondrían a la posibilidad de que Barreras llegara a presidir el Concejo.La pelea por la última curul del partido tampoco dejó en las mejores condiciones la relación entre Julie del Pilar Reina y José Fernando Gil, de quien se dice terminó distanciado del senador Barreras, a quien apoyó al Senado y no recibió ese mismo respaldo para su aspiración. Gil negó tal distanciamiento, aunque no apoyó al candidato de Barreras a la Duma.Quien también buscará tolda aparte es el diputado Libardo Mejía, que rompió cobijas con la senadora Dilian Francisca Toro luego de que le fuera negado el aval para aspirar a la Alcaldía de Cartago.Con discordiasEn el Partido Verde también se han escuchado voces discordantes luego de culminadas las elecciones regionales.Sobre todo, porque hay quienes aseguran que el partido lo que hizo fue trabajar por un sólo candidato al Concejo y no tuvieron ningún respaldo efectivo de parte de la Dirección Nacional.Sin embargo, el concejal Michel Maya asegura que esas voces de rechazo no suman ni el 20% del partido, y que el otro 80% es de la gente que llegó a “construir”.“Ese es el resultado de haberles entregado avales a personas que sólo querían eso, el aval, y no llegaron a los verdes a ayudar a construir partido. Esos que vinieron a construir partido son los que creen que no ganó Michel Maya, sino que ganó el partido. Perdieron los que sólo vinieron por una credencial”.Dos pasos atrásLa situación en la que quedó el Polo Democrático Alternativo en el Valle del Cauca la define en una frase quien fuera concejal de esa misma colectividad Fabio Arroyave: “El Partido Polo Democrático se acabó”.Lo que hizo la Dirección Nacional del Polo para favorecer los intereses del senador Alexánder López fue expulsar del partido al concejal Arroyave, que era el mayor elector. Eso le significó la perdida de una curul en el Concejo y una en la Asamblea.Igualmente, hoy quedan en el Polo diferencias irreconciliables entre el sector radical, el de López, y la llamada oposición alternativa, que en el departamento orienta el senador Mauricio Ospina. También fueron varios los candidatos del Polo que buscaron similitudes en otros partidos para no apoyar sus candidatos impuestos a Alcaldía y Gobernación.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad