El norte del Valle ahora es refugio de cerca de 13 mil víctimas del conflicto armado

Abril 14, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Cartago
El norte del Valle ahora es refugio de cerca de 13 mil víctimas del conflicto armado

Cerca de 200 cartagüeños participaron en la marcha realizada el martes pasado en conmemoración del Día de las Víctimas del Conflicto Armado Interno.

La mayoría de las víctimas que llegan a esta zona del Valle, en busca de nuevas oportunidades, lo hacen desde el Chocó y Tolima.

Con lágrimas en sus ojos y evitando recordar detalles, Clara (*) explica que hace cinco años le secuestraron a su hija de 10 años, que a la segunda la violaron cuando tenía 17 y que su otro hijo enfrenta graves problemas sicológicos, luego de observar una disputa en su finca entre guerrilla y paramilitares, que los obligó a salir de Mapiripán, Meta.“Luego de recibir un balazo en el pie y con dos puñaladas intravaginales pude sacar a mis hijos de allá. Sin embargo, la más chiquita quedó en manos de la guerrilla. Me vine a Cartago esperando encontrar a mi madre, pero no pude. Hoy están a punto de sacarme de la casa y sin trabajo”, narró.La suya es una de las tantas historias de las víctimas del conflicto armado en Colombia que han llegado al norte del Valle del Cauca en busca de un mejor futuro. De acuerdo con Jaime Mario Jordán, personero de la Villa de Robledo, la mayoría de las víctimas que llegan a Cartago están en constante movimiento y “en su mayoría son mujeres y niños de los departamentos de Caldas, Chocó y Tolima”.Aunque no hay estadísticas claras sobre la cantidad de víctimas que hay en el Valle del Cauca, Paula Gómez, directora de la Unidad de Víctimas en la región, explicó que hasta septiembre de 2012 en el Registro Único de Víctimas, RUV, hay alrededor de trece mil víctimas del conflicto armado, aproximadamente el 4 % del total de la región.“La Unidad, en el 2012, reparó administrativamente en el Norte a cerca de 1500 víctimas, con una inversión superior a los $9.000 millones, equivalente al 20% del departamento”, explicó.Igualmente, a la zona han llegado ayudas humanitarias para cerca de dos mil víctimas con una inversión de $1.500 millones, es decir, el 3% de la suma en ayudas humanitarias invertida en el departamento.Frente a esto, Jesús Mario Corrales, director de la Fundación Nuevo Amanecer y miembro de la Mesa Nacional de Víctimas, aseguró que muchas de las familias no están en el RUV ni caracterizadas ni atendidas desde muchos aspectos.“A algunas víctimas les ha tocado dedicarse a la venta de chontaduro, al bordado y otros a la mendicidad. No es suficiente con un mercado, se requieren proyectos de atención sicosocial”, señaló Corrales. En cuanto a actores del conflicto que afectan a la población, Gómez explicó que en el último informe se encontró que “serían Los Rastrojos y Los Urabeños los que estarían generando las principales afectaciones sobre la población civil con homicidios, torturas, extorsión, utilización de niños, niñas y adolescentes, entre otros.(*) Nombre cambiado a petición de la fuente.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad