El lenguaje de Cartago tiene 'gringos' a los adultos, expertos hablan

El lenguaje de Cartago tiene 'gringos' a los adultos, expertos hablan

Abril 24, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Mónica Arias - Reportera de CartagoHoy
El lenguaje de Cartago tiene 'gringos' a los adultos, expertos hablan

En Cartago, varios colegios destinan 20 minutos diarios a la lectura, como parte del Plan de Lectura del Ministerio de Educación, que entregó libros.

Los jóvenes de Cartago tienen su propio lenguaje, el cual no siempre es bien recibido por los adultos. Según los expertos, esa expresión de libertad no puede llevar a que los chicos se alejen de la lectura.

Escuchar ‘parlar’ a los chinos de hoy resulta casi inmoral para los ‘cuchos’ de cartago, quienes quedan ‘gringos’ ante tanta ‘boleta’.En efecto, las conversaciones intergeneracionales entre los cartagüeños cada vez se hacen más incomprensibles, porque más allá de las palabras usadas, el ‘camello’ parece radicar en que, según el contexto en el que se pronuncien, unos u otros se ‘montan en el video de one’.La licenciada Adiela Londoño de Copete, delegada cultural de la Unión Hispanoamericana de Escritores, señala que el idioma hay que vivenciarlo y que los docentes deben hacerlo más lúdico y crear expectativas entre los jóvenes. En ese orden de ideas, afirma que los chicos deben proponer, crear y no ser actores pasivos en lo que al lenguaje se refiere.De hecho, destacó que muchas palabras de la jerga usada por esta población ya son aceptadas por la Real Academia de la Lengua Española, porque han ido apareciendo con un significado y una justificación válida del por qué son usadas.“Tenemos que mirar que, a medida que la vida va transcurriendo, hay una evolución, pero no se debe dejar perder la autonomía, la base, la fuerza de lo que nuestros antepasados han tenido”, enfatizó.La secretaria de Educación de Cartago, Lyda Piedrahíta, coincide con ella y agrega que los profesores están trabajando con jóvenes del Siglo XXI mientras que ellos son maestros del Siglo XX.“Lógicamente, estamos descontextualizados frente a los nuevos vocablos que ellos utilizan, pero de igual manera tenemos que estar al día y tratar de que las palabras nuevas de su vocabulario sean acordes y bien manejadas en los diferentes espacios culturales, educativos y familiares”, aseveró.Para Johan Sebastián Morales, coordinador de la Red Joven de Cartago, en muchos casos el lenguaje que usan los chicos se torna ordinario e irrespetuoso y por ello es necesario que se tomen medidas desde la escuela y la familia.“Los jóvenes deben dar ejemplo y hago un llamado a las instituciones educativas porque no se está enseñando cómo se debe hablar en público, frente a ciertas personas, se deben dar charlas o capacitaciones sobre ese tema”, planteó.Hay que leerPero más que un ‘rollo’ de invención o de gusto, la ‘vaina’ parece tener un trasfondo más complicado y es la falta de lectura y escritura por parte de la juventud y la niñez. A esto se suma la influencia de lo virtual, a través de dispositivos como el blackberry y el Iphone, con los cuales las palabras se han ido comprimiendo.ZFernando López, docente universitario y director de la gaceta cultural Cantarrana, afirma que se debe tener en cuenta que el lenguaje nos hace humanos y nos diferencia de los demás animales de la naturaleza, “porque es el responsable de que exista el pensamiento”.Por ello destacó que los muchachos de todos los tiempos han tenido la función de hacer cambios en el lenguaje, mientras que los docentes y los escritores son los llamados a ser sus ‘custodios’.“Lo que hay qué hacer es fomentar la cultura de la lectura y el libro escrito, porque nunca el hombre había tenido tanta posibilidad de leer como hoy”, aseguró.Coincide con la licenciada Londoño en que la lectura es el punto de partida para el conocimiento y el buen uso de las palabras, situación que de manera paradójica contrasta con que en Cartago ninguna biblioteca escolar tiene bibliotecario, lo que reduce el acceso a estos espacios y a los libros.En cuanto a la influencia virtual, el escritor Orlando Restrepo, resalta que el internet y la tecnología en general ha reducido la escritura de las palabras, lo que se ha tomado como la imposición de un nuevo lenguaje.No obstante, señaló que eso no debe generar preocupación, porque el lenguaje “es vivo, natural y cambiante como la vida misma, es un medio de comunicación de vivencia y supervivencia, y por ello es lógico que tenga cambios”.Entre tanto, para los chicos la creación de nuevas palabras, muchas veces inspiradas en la música o en la moda, es toda una ‘bacanería’, pues así sus obligaciones se convierten en ‘chicharrones’, los llamados de atención en ‘cantaleta’ y una reunión de amigos en ‘farras’ que hacen más llevadero el camello de ser joven.Para que no quede 'gringo'Bacano: bonito, agradable.Bizcocho: hombre atractivo.Parce: amigo muy allegado.Qué jartera: aburrimiento.Guaro: aguardiente.Pola: cerveza.Aguanta un susto: expresión para referirse a un hombre o una mujer que apto (a) para la conquista. Tocado: persona que se enoja por cualquier cosa. Farra: fiesta, rumba, baile.Hacer vaca:  reunir plata para comprar trago con los amigos.Tinieblo: amigo especial, que no es propiamente el novio.Chimbo: algo que no vale la pena o algo muy bueno.Cucho: adulto.Man: hombre, chico, niño.Qué video: situación graciosa o extraña.Está buena(o): expresión para calificar a una mujer bonita o a un hombre atractivo.Vieja: mujer.Qué maricada: expresión que indica que algo es una estupidez o una ridiculez.Mamera: cansancio, pereza.Vaina:problema.Chino: niño. Guayabo: resaca.Camello: algo complicado, empleo.Guachafita: desorden, alboroto, escándalo.En bombas: rápido.Achantado: aburrido, triste, pensativo.Boleta: persona o situación ridícula o vergonzosa. No aguanta: Definitivamente no.Cachumbo: rizo de cabello.Caído del zarzo: persona tonta o que opina contrario a lo tradicional.Cantaleta: regaño insistente.Cascar:golpear.Chambón: trabajo mal acabado. Chécheres: cosas de poco valor.Chicharrón: trabajo complejo o que requiere de mucho esfuerzo.Cuchuflí: nombre de una cosa cuando se desconoce su nombre.Parlar:hablar.Echar los perros: cortejar a alguien.Inmamable: que nadie soporta.Pro: algo bueno, a la moda, proactivo.Lucas: dinero.Gomelo: niño o niña de buena posición social o creído.Líchigo: que no tiene dinero, tacaño.Motoso: Se refiere a hacer una siesta durante corto tiempo.Tombo: agente de Policía. En femenino se refiere a un grupo de policías.Pilas: ponerse atento con algo. Imprimirle energía a un trabajo.Violinista: tercera persona en una salida en pareja. Parche: plan, lugar.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad