El invierno sigue causando estragos en el Valle del Cauca

El invierno sigue causando estragos en el Valle del Cauca

Mayo 18, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Especial de Elpais.com.co sobre el grave impacto que el fenómeno de La Niña ha dejado en la región en el presente año. Uno por uno, todos los municipios que han sufrido el golpe de las lluvias, en videos, mapas y galerías fotográficas.

El invierno no para. Ahora son 22 veredas del municipio de El Cairo, las que se encuentran incomunicadas en el norte del Valle, luego de que un deslizamiento de tierra taponara totalmente la vía que los comunica con el casco urbano. Vea aquí todo el especial del invierno en el valle del CaucaEl derrumbe se originó el pasado martes en horas de la tarde al parecer por la inestabilidad del terreno ocasionada por las lluvias aunque en el momento del deslizamiento no estaba lloviendo en el municipio.En total son 3.200 personas las que se encuentran perjudicadas por el taponamiento de esta carretera que comunica a las veredas de El Edén, La Palmera, La Italia, Guadualito, El Jardín, El Bosque, Miraflores, La Cuchilla, El Rocío, La Sonora, Bellavista, La Camelia, La Cascada, Guayaquil, Camellones, La Miranda, La Guardia, La Convención, El Fango, San José de Peñas Blancas, La Guajira y Morón.La emergencia no ha permitido que campesinos de la zona puedan transportar sus productos agrícolas, lo que está dejando pérdidas millonarias entra las comunidades afectadas.Por otra parte, el peligro de nuevas inundaciones en la capital vallecaucana es tan latente, que el el Dagma anunció la construcción de diques temporales en el río Meléndez para mitigar el riesgo de inundación que presenta el afluente en el sur de Cali, luego de una reunión con líderes de la Comuna 17.Las obras que se requieren de carácter urgente en la orilla del río Meléndez son la elevación de la corona del dique, un dragado del río en las secciones debajo de los puentes, para ampliar la seccion hidráulica, y ampliar la berma del río, para que tenga más espacio hacia donde crecer, según informó la autoridad ambiental.“Por el momento, mientras la comisión trabaja en la programación de obras y reuniones, y se aforan los 13 mil millones de pesos que solicitamos a Acción Social, construiremos diques provisionales que puedan contener el agua en caso de creciente. Esperamos que al terminar el año podamos entregar a la ciudad todas las obras de mitigación en esta cuenca”, expresó el director del Dagma, José Efraín Sierra.El equipo de trabajo está conformado por el CALI 17, Emcali, CVC, JAC Caney, Caney Especial, Ciudad Real y Dagma, con el fin de establecer un cronograma y concertar la intervención para reducir el riesgo desde la Carrera 80 con Calle 23, hasta el barrio Ciudad Real.Tragedia desde el 2010Desde finales de 2010, el Valle del Cauca inició un conteo de tragedias que aún no termina. El fenómeno de La Niña, que se extenderá hasta mediados de este año, ha dejado en todo el Departamento una larga estela de dramas humanos y pérdidas económicas. A la fecha, ese conteo indica que 134.000 personas han resultado damnificadas por el invierno, según un estimativo de la Gobernación del Valle. Es decir: 26.914 familias han perdido sus viviendas y/o sus pertenencias. Con su furia, además, el agua se ha llevado cientos de cultivos, vías, ha dejado inservibles miles de carros, y también, lo más lamentable, ha cobrado la vida de seis personas en el departamento. Los casos más recientes se presentaron el pasado 8 de mayo, cuando una creciente súbita del río Aguacatal arrasó con los cuerpos de Luis Francisco Chaucanes, de 72 años, y de Jeison Zúñiga Hoyos, de 19 años, en Cali.Un mes antes de que se registraran estos dos casos, en una quebrada de la zona montañosa de Tuluá, el cuerpo del pequeño Luis Miguel Sáenz, de 3 meses de nacido, era arrastrado por las aguas de la quebrada El Beque, corregimiento de Santa Lucía, a 74 kilómetros del casco urbano de Tuluá.La otra víctima fatal, Esteban Mateo Marín, un niño francés de 3 años, fue encontrado el 19 de abril en las aguas del río Chancos, en Ansermanuevo. Los otros casos se presentaron en Yotoco, donde el desbordamiento de la quebrada Los Santos cobró la vida de dos personas el 12 de febrero.La cuenta de cobro que está pasando La Niña avanza. Por ejemplo, en las seis granjas que se han inundado hasta el momento, han muerto 7.000 aves de cría. Además, los suelos saturados de agua y la escasez de pasto han ocasionado enfermedades en el ganado. Los ganaderos han sacrificado al menos 50.000 reses, lo cual representa el 10% del total de vacunos que hay en el departamento. También se han perdido 3.500 hectáreas de pastos y praderas.Las pérdidas en el sector agricultor superan los $200.000 millones, incluyendo los $142.000 millones correspondientes a las 20.000 hectáreas de cañaduzales arruinados por las inundaciones del año pasado. Los desbordamientos de ríos como el Cauca, Roldanillo, Guachal, Frayle, Bolo, Amaime y Palmira le están saliendo caros al departamento. Las zonas rurales con mayores pérdidas en el agro son Cartago, con $22.000 millones; Obando, con $27.000 millones; Palmira, con $7.000 millones; Ansermanuevo, con $5.000 millones, y El Cairo, con $5.000 millones.Lo más desalentador de este panorama, además de su trágico saldo de vidas humanas, de animales sacrificados, de las 35 mil hectáreas anegadas en el Valle, es el pronóstico del Ideam. Según este instituto, los devastadores efectos de La Niña se seguirán sintiendo en la región Andina, Caribe y Pacífica hasta mediados de julio. Elpais.com.co presenta un balance detallado del grave daño que la ola invernal le ha causado a la región en lo corrido del presente año. Nuestros lectores no sólo encontrarán un compendio de videos y fotografías que dan cuenta de uno de los peores desastres invernales de los últimos años en la región, sino también textos con historias ocultas del drama invernal y denuncias sobre lo que viene ocurriendo con las ayudas para los damnificados. De igual forma, una completa guía de cómo ayudar a quienes lo han perdido todo por causa del invierno.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad