El Valle del Cauca pagará sus deudas sin descuidar la inversión

Julio 27, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

El Gobierno departamental dice que destinará el 20% de los ingresos a cubrir pasivos. Según los datos preliminares del Gobierno, las deudas del Valle ascienden a los $560.000 millones.

El Gobierno del Valle del Cauca destinará el 20% de sus ingresos corrientes de libre destinación al pago de las deudas que entrarán en proceso de reestructuración, bajo la Ley 550 de 1999.Eso significa, según las estimaciones de la Secretaría de Hacienda, que de los $1,8 billones que tiene previsto recaudar el Departamento por concepto de impuestos y otros rubros, entre los años 2012 y 2014, los acreedores se llevarán alrededor de $430.000 millones. Sin embargo, las deudas que tiene el Valle del Cauca sumarían unos $560.000 millones, de acuerdo con los datos preliminares que ha estudiado el Gobierno.En la noche de este jueves, los diputados de la Asamblea del Valle, aprobaron en segundo debate el proyecto que autoriza a la Gobernación a realizar el acuerdo de reestructuración de deudas, pero mostraron su preocupación por el posible impacto fiscal que dicho acuerdo generará en las finanzas del Departamento que ya están deterioradas por el déficit que arrastra desde hace varios años.El secretario de Hacienda del Valle, Javier Roldán, dijo que no habrá impacto fiscal porque el plan financiero que se estructura sólo tocará el 20% de los ingresos de libre destinación y por lo tanto no se afecta en ningún momento el gasto de la Gobernación.La diputada Miriam Juri dijo que si sólo se compromete ese 20% de los ingresos corrientes de libre destinación, el Departamento tiene capacidad para maniobrar y operar de manera eficiente y superar a la vez los problemas financieros.“Con este panorama no sólo vamos a hacer el pago de las obligaciones pendientes, sino que se contará con unos recursos y oportunidades para invertir”, comentó.Por su parte, el diputado Mario Germán Fernández de Soto afirmó también que el Departamento sí puede cumplir con la reestructuración de las deudas, pero en la medida en que se garantice las metas propuestas en materia de ingresos. “Para ello una de las propuestas que he expuesto es que se reforme la subsecretaría de rentas, que existe un grupo operativo para que la tarea de cobrar impuestos sea más efectiva”, expresó.Algunos de los diputados también mostraron su preocupación sobre qué tanto tendrá que comprometer el Departamento para cubrir sus deudas, pues no sólo pidieron autorización para renegociar las acreencias, sino otras facultades.Entre ellas hacer traslados presupuestales, constituir garantías, contratar nuevos empréstitos, hacer cruces de cuentas con acreedores y vender, ceder o dar en dación en pago los bienes y acciones del Valle, temas que consideraron, no deben quedar sueltos en el proyecto y sobre los que esperan tener mayor vigilancia y control político.La autorización que se dio al Gobierno para reestructurar las deudas del Valle tuvo algunas restricciones, por ejemplo, se dieron las facultades hasta que se culmine el acuerdo, pero se limitaron las relacionadas con el presupuesto a un término de 6 meses, luego de realizada la renegociación de los pasivos.La Secretaría de Hacienda se comprometió a tener listo en unos cuatro meses la revisión completa de las acreencias del Valle para saber con exactitud el monto de las deudas, así como el inventario de los activos de la Gobernación.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad