El Valle del Cauca no tiene cómo pagar sus deudas de embargos y demandas

El Valle del Cauca no tiene cómo pagar sus deudas de embargos y demandas

Mayo 18, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
El Valle del Cauca no tiene cómo pagar sus deudas de embargos y demandas

Gobernación del Valle del Cauca.

El Departamento se acogió a la Ley 550 de 1999 para congelar el pago de embargos y demandas. Los empleados sí tendrán sueldos.

La falta de recursos para cancelar las deudas no financieras que tiene la Gobernación del Valle, unido a una serie de demandas y embargos, que dejan prácticamente sin liquidez al Departamento llevaron a la gobernadora, Adriana Carabalí, a tomar la determinación de acogerse a la Ley 550 de 1999.Eso quiere decir, que se congela cualquier decisión judicial contra el Valle del Cauca y que los acreedores tendrán que ‘hacer cola’ para obtener su correspondiente pago. La Gobernadora anunció ayer la decisión a su gabinete, durante un Consejo de Gobierno, y se hizo una reunión informativa con los trabajadores, a quienes se les garantizó el pago normal de sus salarios.AntecedentesEl Valle afronta problemas financieros desde hace varios años. En 1999 se firmó un convenio de desempeño por $292.313 millones y para el 2003 la deuda con los bancos llegó a un tope de $674.539 millones. Hoy, esos compromisos suman $160.000 millones.Pero en este caso el problema no es la deuda bancaria, dijo Ana Lucía Villa, directora de Apoyo Fiscal, DAF, del Ministerio de Hacienda. “La situación crítica se da porque se está llenando de embargos al punto que los ordenadores del gasto son los jueces y no la Gobernación”, dijo.Este año se han recibido órdenes de embargo por $80.000 millones. El Valle además tiene cuentas por pagar al ISS por $107.000 millones por pensionados, pretensiones de demandas por $353.000 millones y por medio de decisiones judiciales aumentan las deudas de pensiones, en especial en los sectores de educación y salud. Según las cifras presentadas ayer, los ingresos tributarios tan sólo han crecido entre 1% y 2% en los últimos años y los ingresos no tributarios bajaron 38%, en el último cuatrenio.Adicionalmente, explicó Gonzalo Hernández, asesor de la Gobernación, desde el 2009 se incumple la Ley 617 de ajuste fiscal, lo que llevó a que el Departamento pasara de categoría Especial a la primera. En la actualidad cursan contra el ente territorial 3.500 demandas, la mayoría laborales.“Esta semana la Gobernadora estuvo reunida con el Ministerio de Hacienda revisando la situación, se miraron los escenarios posibles para evitar una intervención del Gobierno y esta fue la mejor decisión”, explicó.Héctor Copete, secretario de Planeación, dijo que acogerse a la Ley 550 le permite a la Gobernación recuperar la capacidad y el manejo de los recursos, porque hoy los distintos mandatos judiciales se están llevando los dineros del departamento. “Con esto se entrará a hacer un plan de pagos con cada uno de los acreedores de manera ordenada. Esto no afecta la operación, ni el salario de los trabajadores. Si no hacemos esto y todo sigue igual, en pocos meses estaría el Valle siendo inviable, por la inmensa la cantidad de exigencias que llegan”, dijo Copete.Julio César Alonso, director del Centro de Investigación en Economía y Finanzas, de la Universidad Icesi, dijo que estar en Ley 550 le facilitará a la Gobernación su trabajo, evitando las contingencias judiciales. “El problema es que la inestabilidad política no permite que haya una visión, ni siquiera de corto plazo, de las finanzas del Departamento. Esto le dará un aire a esta Gobernadora por un rato”, afirmó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad