"El Conpes del río Cauca ya murió": gerente de Vallecaucana de Aguas

"El Conpes del río Cauca ya murió": gerente de Vallecaucana de Aguas

Agosto 19, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Zulma Lucía Cuervo Plazas | Reportera de El País

"No tiene ningún fundamente que se le niegue agua al vecino, como lo que pasa con alguna poca gente de Florida", dice el gerente de Vallecaucana de Aguas, Carlos Calderón.

El gerente de Vallecaucana de Aguas, Carlos Calderón, dijo que recuperar el afluente debe quedar en el Plan Nacional de Desarrollo.

El polémico Plan Departamental de Aguas, que en el Valle del Cauca inició con malos manejos administrativos, hoy beneficia a 300.000 habitantes de la región, especialmente en las zonas rurales. El gerente de Vallecaucana de Aguas, Carlos Calderón, indicó que la entidad ha logrado ejecutar $60.000 millones y todavía tiene pendiente desarrollar 85 proyectos más en la región. Dice que el departamento debe trabajar por ‘revivir’ el Conpes del río Cauca, cuya inversión debe quedar incluida en el nuevo Plan Nacional de Desarrollo, del segundo gobierno de Juan Manuel Santos.Para mucha gente, Vallecaucana de Aguas es una empresa de papel. ¿Para qué sirve esa entidad?Vallecaucana de Aguas es la entidad gestora del programa Aguas para la Prosperidad, antes conocido como Plan Departamental de Aguas, somos responsables de armonizar la política pública de agua potable y saneamiento básico en el departamento en los componentes de acueducto, alcantarillado y aseo. Esto se traduce en orientar las inversiones estratégicas para superar los inconvenientes que ha tenido el sector, particularmente en las zonas rurales del departamento. Cuando se creó, en el gobierno de Juan Carlos Abadía, la empresa se quedó en el papel, porque las funciones le fueron atribuidas a Acuavalle, pero eso creó disfunciones porque una prestadora no puede ser juez y parte.¿Pero para qué dos empresas regionales, no se duplican las tareas entre Acuavalle y Vallecaucana de Aguas?Es una pregunta muy recurrente. Una de las claridades que hay que hacer es que Vallecaucana de Aguas no es una prestadora de servicios, nosotros no facturamos servicios públicos sino que hacemos la orientación de las inversiones estratégicas en el sector, con la libertad que da tener el manejo de los recursos que vienen de diferentes fuentes diferentes a la tarifa. Cuando una prestadora hace inversiones, debe cargarlos a la tarifa. Cuando se crean los gestores, como Vallecaucana de Aguas, hay un doliente específico que controla los recursos, para evitar que los recursos se pierdan porque van ahora a una fiducia, que se llama el Fondo de Inversiones del Agua.¿Qué se ha ejecutado del Plan Departamental de Aguas?Hemos ejecutado más de cien obras en el sector urbano y rural beneficiando a más de 300.000 personas, especialmente en la zona rural. Hemos hecho la construcción de bocatomas, plantas de tratamiento de aguas residuales y reconstrucciones de alcantarillado, tanques de almacenamiento de agua, desarenadores y muros de contención. De obras grandes está la canalización del río Roldanillo o el acueducto regional de Morelia-Higueroncito en el mismo municipio, intervenimos obras de evacuación de aguas lluvias en Portal de Jordán, Villa del Sol o La Morada, en Jamundí acompañando la Alcaldía, son algunos ejemplos. Adicionalmente en el norte del Valle del Cauca estamos trabajando con la recuperación de los residuos sólidos, porque allí se construyeron nueve plantas que estaban abandonadas y cuya tarea no podía estar en manos de una empresa prestadora. Hicimos un diagnóstico y pusimos a funcionar las cuatro plantas principales y en el caso de Alcalá ya tenemos que 70 % del volumen total de residuos que produce el municipio lo estamos recuperando con reciclaje y generamos empleo. Y el proceso lo estamos acompañando de educación ambiental, con separación en la fuente en colegios y con las empresas de aseo. En esos municipios trabajamos en la tendencia mundial de ‘Basura Cero’.¿Cuánto han invertido?Unos $60.000 millones, pero todavía tenemos recursos de la bolsa que están por ejecutarse, del orden de $23.000 millones que esperamos que el Gobierno Nacional honre el compromiso que tiene con el Valle del Cauca.¿Qué obras faltan?Tenemos 85 estudios y diseños en 41 municipios. Pero las obras deben ser aprobadas a través de la Ventanilla Única y ese exceso de centralismo nos tiene demorado la aprobación de los recursos. Los proyectos se presentan y el Viceministerio (del Agua) tarda meses en asignarle el evaluador y nos está paralizando el ritmo de la ejecución de las obras.¿En qué va el Conpes del río Cauca?El Conpes del río Cauca ya murió porque esos documentos, en el sentido estricto, son compromisos de un gobierno y para el caso, este se suscribió en la presidencia de (Álvaro) Uribe.¿O sea que nos quedamos sin el billón de pesos para recuperar el río Cauca?El Conpes hay que actualizarlo porque hay asuntos hasta de carácter administrativo que lo hacen inviable, como que el Ministerio de Vivienda y Ambiente estaban unidos, hoy están separados. Yo creo que en el Valle del Cauca nos ha faltado audacia en la política pública ambiental, como departamento nos hemos dormido en la obtención de recursos de orden nacional para los temas ambientales. Desde el comité de seguimiento se viene una propuesta de que el Conpes del río Cauca quede en el nuevo Plan de Desarrollo del segundo gobierno de Santos y eso signifique recursos. Lo que hay que pelear es que quede un capítulo para el río Cauca, así como el río Magdalena tiene su propio apartado. En esta propuesta trabajamos con el departamento del Cauca, la CVC, la CRC (Corporación Regional del Cauca) y Emcali.Ustedes vienen trabajando con los floridanos para mejorar el ambiente frente a la resistencia que genera el acueducto regional de Florida y Pradera. ¿En qué va esa socialización? A mí me parece que hay un sector de Florida que tiene una posición inentendible, pero la mayoría de los floridanos están de acuerdo en ayudar a sus vecinos de Villagorgona porque ellos entienden que son poblaciones hermanas. Lo que pasa es que hay unos intereses que yo no los justifico y que no son claros, de un sector minúsculo de la población, pero estos pequeños grupos de presión generan ruido. Lo bueno es que ya se terminaron las obras a pesar de los obstáculos. El agua ya está en la puerta de Villagorgona, según informa Acuavalle. Ahora lo que se está revisando es la tubería intradomiciliaria y colocando los micromedidores. Se está perfeccionando un convenio con el Municipio de Candelaria para que sea Acuavalle el que opere el servicio. Yo creo que este año ya la gente de Villagorgona abrirá la llave y tendrá agua.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad