El bruxismo, una amenaza nocturna

Julio 26, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Paula Andrea Sagoval | Cartago Hoy

El estrés también acaba con los dientes, a través de la dolencia conocida por el rechinar involuntario de éstos mientras la persona duerme.

La mejor carta de presentación, que es una agraciada sonrisa, no sólo está amenazada por la falta de aseo bucal o una adecuada nutrición, sino también por el estrés, el cual se convierte en un incógnito enemigo que puede ir desgastando el esmalte dental e incluso tumbar los dientes.El bruxismo, el nombre de este mal aún poco conocido, hace que las personas rechinen los dientes regularmente y de manera involuntaria, sobre todo mientras duermen.“Con esta enfermedad, la persona empieza a notar que amanece con los dientes algo adoloridos y con el tiempo observa que éstos son cada vez más pequeños y delgados, pues, de rechinarlos tanto, ha desgastado todo su esmalte dental. Incluso en casos muy graves, el paciente puede perder una pieza”, explicó Julián Delgado, ortodoncista del Centro de Salud Oral.Este rechinar constante e inconsciente puede provocar, además, dolores de cabeza, de la articulación de la mandíbula, de oídos y de cuello y tensión en los hombros sin ninguna razón aparente.Este mal afecta a personas de todas las edades, incluyendo niños, y se da debido al estrés producido por las altas exigencias laborales, educativas y sociales de la época moderna, señala la psicóloga Manuela García.“Aunque ahora nos parezca normal estar diez y hasta catorce horas en un sitio de trabajo, por ejemplo, esto no es natural para el ser humano y su psiquis se reciente. El estrés aparece cuando le exigimos a nuestro cuerpo y cerebro más de lo aquello para lo que está preparado, puesto que estudios han demostrado que las personas necesitan tener tiempo para recrearse, compartir en familia e incluso para no hacer nada, para conservar el equilibrio”, añadió la especialista.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad