Edinson Delgado, el nuevo ‘mandamás’ de la política en el Valle del Cauca

Edinson Delgado, el nuevo ‘mandamás’ de la política en el Valle del Cauca

Julio 06, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Hugo Mario Cárdenas López | Reportero de El País
Edinson Delgado, el nuevo ‘mandamás’  de la política en el Valle del Cauca

El senador por el Partido Liberal, Édinson Delgado.

El senador Édinson Delgado no solo controla Buenaventura, sino que su poder se extiende a la Gobernación y otros municipios. También se mueve en sectores de la salud y educación.

Cuando el senador liberal Édinson Delgado Ruiz llegó al Congreso de la República en el 2010, de la mano del dirigente Jorge Homero Giraldo, muchos creyeron que su ascenso no era más que un accidente; de esos que de vez en vez ocurren en la política electoral colombiana.Hasta entonces, sus únicos pasos en política los había dado en la ciudad de Buenaventura, donde fue elegido alcalde para el periodo 1992-1995 y tuvo un fugaz paso como precandidato a la Gobernación del Valle. Pero en menos de cuatro años de andanzas por el Senado logró derrocar el poder que ostentaba el excongresista Juan Carlos Martínez en Buenaventura, convertirse en uno de los principales jefes políticos en el Valle del Cauca y el pacífico colombiano y extender sus tentáculos a varios organismos descentralizados del orden nacional.El ‘éxito’ del senador Delgado, aseguran los analistas y dirigentes políticos consultados por El País, es que ha logrado en muy poco tiempo entrelazar el poder político con esa influencia que ejerce en buena parte de la empresa privada para ir acomodando sus fichas estratégicamente hasta alcanzar ese ascenso vertiginoso en el mapa de la burocracia departamental y local.Hoy en Buenaventura no se mueve una aguja sin su guiño; su nombre es cada vez más común en sectores de la salud y la educación en el Valle; las alianzas políticas le han representando el control de varias dependencias del orden departamental y municipal y en Bogotá mueve sus fichas entre la Procuraduría, la Fiscalía y el Ministerio del Interior. Y tal como se ha hecho ley entre los ‘caciques políticos’, parte de la burocracia está en cabeza de su familia y ya alista la llegada de uno de sus hijos al Concejo de Cali.Gobernación del Valle del CaucaProducto de las alianzas partidistas que llevaron a Ubéimar Delgado a la Gobernación del Valle del Cauca en las elecciones atípicas de dos años atrás, el senador Delgado ha tenido una nutrida representación burocrática en el Departamento.En principio le fue entregada la Industria de Licores del Valle, donde puso al frente a Víctor Julio González, y aunque ahora no está bajo sus dominios, conserva varios altos cargos en su haber. Entre ellos la Tesorería de la empresa, con Navia María Riascos, y la Dirección Jurídica de la ILV, con Aída Martha Bautista.Como parte del reacomodo en el gabinete departamental logró despojar a Germán Villegas Villegas del control de la Secretaría de Educación y sumar para su grupo político esa dependencia con Martha Balcázar.En la Gobernación del Valle del Cauca también le abrió espacio a su esposa, Luz Nidia Martínez Olivero, quien se ha venido desempeñando hasta ahora como subsecretaria de Aseguramiento, Desarrollo de Servicios y Garantía de la Calidad, en la Secretaría de Salud.Su sagacidad le permitió penetrar también parte de los cargos directivos en el canal regional Telepacífico, donde figuran como cuotas suyas el director técnico en sistemas, John Carlos Hurtado Gamboa, y el jefe de control interno del canal, Carlos Alberto Cruz, entre otros cargos menores.El País también conoció que en los próximos días será nombrado el gerente de la Gobernación del Valle del Cauca en la ciudad de Buenaventura, quien también será alguien cercano al movimiento ‘Generando Confianza’, del senador Édinson Delgado.En las alcaldías El mayor fortín político, burocrático y electoral del senador Édison Delgado es el municipio de Buenaventura, donde logró elegir en el 2012 a Bartolo Valencia Ramos como alcalde, tras derrotar la maquinaria del excongresista Juan Carlos Martínez.En esencia, todas las secretarías y dependencias fueron conformadas por el mismo senador y con personas cercanas a su movimiento político, como Maritza Emperatriz Stomer, quien es la jefe de comunicaciones de la alcaldía de Buenaventura y también hizo parte de su Unidad de Trabajo Legislativo en el Senado.Con las mayorías políticas en el principal puerto sobre el Pacífico en Colombia, el senador liberal también alcanzó el manejo de los organismos de control, como la Procuraduría provincial.También en municipios como Candelaria y Palmira ha accedido a algunas cuotas burocráticas a través de los concejales de su movimiento político.Más recientemente, y gracias a los lazos de amistad que tiene con el congresista Yair Acuña, del Movimiento de negritudes Afrovides, ha logrado incursionar en otros municipios del norte del Valle como Obando y Cartago, donde además Delgado logró un importante respaldo electoral para su reelección en el Senado.También en Yumbo aseguran que tiene gran cercanía con el representante electo de negritudes Moisés Orozco.UniversidadesSu peso más fuerte en materia de educación en el Valle del Cauca lo tiene en la Universidad Santiago de Cali, donde no solo sostiene como representante de su sector político al rector Carlos Andrés Pérez, sino que ha abierto para su hijo Édinson Delgado Martínez un espacio entre las directivas de la universidad y hoy se desempeña como director del programa de Educación Continuada.También en este círculo académico hay sectores que hablan de la relación cercana con Delgado del director de Bienestar Académico, Óscar Gallego y de Flor Alba Caro, quien ha estado al frente de varios concursos de méritos para la dirección de directores de hospitales.También la Universidad del Pacífico, como cualquier ente oficial que desarrolla sus actividades en Buenaventura se ha convertido en un fortín político para el senador liberal. No es un secreto para nadie que el rector Florencio Candelo ha sido un protegido del senador Delgado, quien también tiene poder decisorio sobre varios miembros del Consejo Superior. Incluso, hasta hace poco el delegado de la Gobernación en esta alma máter era cuota suya.En los hospitalesEn medio de polémicos concursos y que han sido realizados, justamente, por la Universidad Santiago de Cali han llegado personas cercanas al senador Édinson Delgado a las direcciones de los principales hospitales públicos de Buenaventura: la ESE Luis Ablanque de la Plata y el Hospital Universitario de la ciudad portuaria.El Luis Ablanque de la Plata fue escenario del mayor escándalo político en Buenaventura de los últimos años porque la puja por su control habría cobrado la vida al concejal liberal Stalin Ortiz.En el inicio de la administración de Bartolo Valencia había sido entregado este hospital como cuota política al asesinado concejal Stalin, quien llevó a la dirección al médico Víctor Manuel Meneses.Posteriormente el control del hospital pasó a manos del electo representante a la Cámara Hernán Sinisterra, quien fue la fórmula política de Édinson Delgado en Buenaventura y frente a la ESE fue puesto Franco Romero.En el Hospital Departamental de Buenaventura también es el senador Delgado quien mueve los hilos, aunque fue por concurso que llegó el gerencia el médico Hugo Ezequiel Perlaza.Del orden nacionalNo son pocos los cargos de representación burocrática que el Gobierno Nacional ha puesto al servicio del senador Édinson Delgado.Por un lado está la Superintendencia de Servicios Públicos Regional Valle del Cauca, donde tiene al frente a Tomás Joaquín Reyes Millán.Su influencia política se extiende a varios cargos en la sede regional de Colpensiones, en el Incoder, el Seguro Social y el Sena.También entre sectores liberales aseguran que el exministro Rafael Pardo Rueda le cedió al senador Delgado el manejo de la oficina regional del Ministerio del Trabajo.Y como cuotas que ha recibido del Gobierno Nacional, donde goza de la simpatía del presidente Santos, ha ubicado a personas allegadas a su sector político en el Ministerio del Interior, así como en la Fiscalía General de la Nación y la Procuraduría Nacional.Igualmente, Delgado tiene hoy el manejo de la oficina de Comunicaciones de la Comisión Séptima del Senado de la República, influencia en la superintendencia de Salud de Risaralda y a través de aliados políticos logró también representación en las gobernaciones de Chocó y Cauca.Juntas directivasIncluso antes de incursionar de lleno en el plano político, ya el senador Delgado hacía presencia en las Juntas Directiva de varias empresas y sociedades con asiento en la zona portuaria de Buenaventura.Pero si bien con su llegada al Congreso de la República ha tenido que renunciar a esas representaciones, en el puerto aseguran que ha logrado mantener esos espacios por interpuestas personas y allegados.Su poder de influencia en la Sociedad Portuaria Regional de Buenaventura lo ratificó recientemente con el nombramiento de Víctor Julio González en la gerencia de la Empresa. También en la Junta Directiva tuvo a Rodrigo Mina Pineda, quien figura como parte de su Unidad de Trabajo Legislativo, como el suplente del alcalde Bartolo Valencia.Es clara también su influencia en el llamado Grupo Portuario, del que forma parte la firma OPP Graneles S.A., y que de acuerdo con los registros del Consejo Nacional Electoral fue la misma empresa que financió parte de su campaña al Senado en el 2014, con aportes superiores a los $90 millones.Personas cercanas a Delgado también forman parte de la sociedad B.G.P. Container&Logistics, entre otras.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad