Dos mujeres fueron secuestradas y posteriormente asesinadas en Riofrío

Agosto 27, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Tuluá
Dos mujeres fueron secuestradas y posteriormente asesinadas en Riofrío

En este establecimiento, en pleno parque principal de Riofrío, se encontraban las mujeres en el momento cuando fueron secuestradas.

La acción delincuencial se produjo este domingo hacia las 2.00 p.m. a plena luz del día y ante la mirada atónita de muchas personas que a esa hora se encontraban en los alrededores del parque.

Las autoridades investigan la muerte violenta que fueron objeto en las últimas horas dos mujeres en el municipio de Riofrío, en el centro del Valle. Según la investigación, tres sujetos, a bordo de una camioneta de color blanco, llegaron hasta un establecimiento público denominado Bar y Billares “El Encuentro” ubicado en una de las esquinas del parque principal de esa población y secuestraron a las dos mujeres que trabajaban en ese negocio. La acción delincuencial se produjo este domingo hacia las 2.00 p.m. a plena luz del día y ante la mirada atónita de muchas personas que a esa hora se encontraban en los alrededores del parque. De ahí en adelante no se volvió saber nada de las dos mujeres hasta en la mañana de este lunes cuando una persona que transitaba en los alrededores del río Riofrío, en inmediaciones de la Urbanización El Lago, se tropezó con los cadáveres. Una de las víctimas, de quien se presume, corresponde al nombre de Sandra Milena Moncada Ramírez, de 33 años, fue hallada boca abajo y con severos golpes en la cabeza. De la otra mujer, quien vestía un pantalón corto y una blusa de color negro, se dijo que respondía a l nombre de Viviana. Para las autoridades este doble homicidio es todo un misterio, pues las mujeres no son conocidas en esa población. Asimismo, preocupa la sevicia y la forma como fueron asesinadas estas personas. Por su parte, los habitantes y la Policía en Riofrío permanecen herméticos ante semejante situación.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad