Dos muertos y dos heridos deja alud de tierra en zona rural de Palmira

Dos muertos y dos heridos deja alud de tierra en zona rural de Palmira

Marzo 14, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País, Palmira
Dos muertos y dos heridos deja alud de tierra en zona rural de Palmira

Cerca de 500 toneladas de tierra y roca cayeron sobre una vivienda de la vereda La Esperanza en Palmira.

El desprendimiento de tierra arrastró una vivienda con sus ocupantes en la vereda La Esperanza, zona rural de Palmira. Los organismos de socorro reanudarán trabajos este viernes a las 5:00 a.m.

Dos muertos y dos heridos, entre ellos un niño de 5 años, es el saldo parcial que dejó una avalancha registrada en la mañana de este jueves en zona montañosa del municipio de Palmira.Según indicó el Cuerpo de Bomberos, el trágico hecho se registró a las 8:30 a.m. en la vereda La Esperanza, corregimiento de Tablones, a una hora del casco urbano del municipio.Cerca de 40 unidades del Cuerpo de Bomberos de Palmira recuperaron, cerca del mediodía, los cadáveres de los dos jóvenes víctimas, quienes fueron identificados como Nelson Arley Campo, de 26 años, y Juan Davida Vélez Toro, de 27, quienes sacaban una nevera de su casa en el momento de la emergencia.El capitán William Moya, comandante del Cuerpo de Bomberos de Palmira, dijo que varias personas se encuentran desaparecidas, por lo que no se descarta que hayan más cadáveres en el río."Hay muchas especulaciones porque unos dicen que había más gente en la casa, sin contar con los que iban pasando por la vía y que también fueron arrastrados por la avalancha", indicó el oficial, quien dijo que hasta tanto se hagan las labores de remoción no se podrá establecer el verdadero número de víctimas.Por su parte, Eugenio Jiménez, de 60 años, y su esposa Fidelina Jiménez Piamba, de 45, quienes vivían en el lugar, lograron ponerse a salvo en el momento del alud y rescatar por una ventana a su nieto, John Jader Jiménez, de 5 años.El menor sufrió heridas en la cabeza y otras partes del cuerpo por lo que fue llevado a un centro asistencial de la Villa de las Palmas, de donde fue remitido al HUV de Cali.Posteriormente, y con la ayuda de los vecinos, intentaron rescatar algunos enseres del inmueble, pero fueron sorprendidos nuevamente por otro un derrumbe de mayores proporciones que se llevó la vivienda y con ella al hombre de edad.Su hijo, Rubén Darío Jiménez, conductor de un bus escalera, cuenta que llegó a la vereda a las 6:40 a.m. y estaba haciendo un video de lo ocurrido para traerlo a la Alcaldía de Palmira, cuando vio cómo el alud se tragó a su padre y lo arrastró hacia el río."De inmediato me tiré de la chiva y corrí a rescatarlo. Lo pude salvar justo antes de que cayera al río. Si yo no hubiera estado ahí, en ese momento, mi padre estaría muerto ahora", señaló Rubén Darío quien confirmó que su progenitor se encuentra muy mal debido a que tiene heridas en la cabeza y la columna. El hombre se encuentra hospitalizado en la clínica Palma Real, donde se le practicará una cirugía de la columna, según confirmó su hijo.Los trabajosLos trabajos de rescate de las personas que aún se encuentran atrapadas bajo el alud de tierra se reanudarán este viernes a las 5:00 a.m.Así lo indicó Fabio Márquez, de la Oficina de Gestión del Riesgo, al explicar que hombres de la Defensa Civil, Ejército y Bomberos, trabajarán en el lugar del derrumbe con dos perros que llevaron de la Defensa Civil de Cali y Bomberos de Palmira."Mañana la Cruz Roja de Cali nos prestará otros dos caninos y de Armenia ya se ofrecieron a mandarnos otros tres", reiteró Márquez, quien dijo que primero se hará un trabajo manual por si aún hay personas con vida bajo la tierra, cosa que no se descarta pues la vivienda tenía sótano.Por su parte, el subteniente de bomberos, Wilder Serna, explicó que es muy complicado trabajar en el lugar porque la parte alta de la montaña está húmeda, es muy inestable y en cualquier momento se podría presentar un nuevo deslizamiento.Asimismo, anotó que la vía que conduce de Palmira a Combia, Aují y Tenerife, en la parte alta, se encuentra bloqueada por cerca de 300 metros cúbicos de tierra.Guillermo Arango, director de la Oficina de Gestión del Riesgo, precisó que se ha aislado la zona para evitar que suban personas y se presente un nuevo incidente."Estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance para tratar de salvar a las personas que están atrapadas, si las hay, porque aún no sabemos con certeza, pero nuestra labor es adelantar todas las acciones hasta constatar que no hay nadie", enfatizó.El presagioMoradores de la zona indicaron que hacia la 1:00 a.m. de este jueves se había presentado un primer derrumbe. Según los pobladores, la montaña empezó a rugir desde la madrugada y a arrojar tierra con piedras sobre la casa y la carretera.Edison Escobar, habitante de la zona, señaló que desde hace días venían denunciando sobre la inminente amenaza que representan los constantes deslizamientos que se registran en esta zona."Esto se venía dando desde hace días, nosotros ya lo habíamos anunciado, pero ellos con mandarnos una máquina dañada, que trabaja dos horas y se vara, piensan que pueden arreglar el problema. Tuvo que pasar esta tragedia para que vieran que no estábamos exagerando", sostuvo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad