Dora Lilia Gálvez no fue asesinada ni violada, dice Medicina Legal

Dora Lilia Gálvez no fue asesinada ni violada, dice Medicina Legal

Diciembre 14, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Dora Lilia Gálvez no fue asesinada ni violada, dice Medicina Legal

Dora Lilia Gálvez, de 44 años, mujer hallada muerta en Buga, Valle del Cauca.

Según el director de Medicina Legal, Carlos Valdés, la mujer murió por una aneurisma y su cuerpo no tenía ningún tipo de violencia sexual. Su presunta violación había causado una gran indignación nacional.

Dora Lilia Gálvez, la mujer hallada herida en una casa de Buga y cuyo caso indignó al país, no fue asesinada ni violada. Así lo indicó el dictamen de la necropsia realizada por el Instituto de Medicina Legal conocido este miércoles.

De acuerdo con el director de la entidad, Carlos Valdés, los resultados de la necropsia arrojaron que Dora Lilia sufrió un aneurisma, es decir que murió por causas naturales.

"La causa de la muerte corresponde a la ruptura de un aneurisma de la arteria comunicante anterior, por ende la manera de la muerte se determina como una muerte natural. Esto aclara muchas de las situaciones que se presentaron inicialmente, cuando a partir de un diagnóstico clínico se indicó que había sido ultrajada sexualmente, que había sido violentada y que había tenido signos de violencia. Se aclara que la muerte entonces correspondió a una ruptura de la arteria cerebral, la arteria comunicante anterior y que producto de esa ruptura entró en un estado de hipertensión endocraniana manejado en la clínica durante 22 días", precisó el director del Instituto de Medicina Legal en rueda de prensa realizada en la ciudad de Bogotá.

Inicialmente, se divulgó que la mujer ingresó en grave estado de salud a un hospital de Buga, con aparentes signos de violación, tortura, empalamiento e incluso que había sido quemada.

Sin embargo, Valdés reiteró que "en el cuerpo no se encontró ningún signo de violencia sexual, ni ningún tipo de trauma que pudiera estar asociado a ello, solamente el hallazgo de un aneurisma". 

Explicó que debido al aneurisma, la mujer no tuvo control de esfínteres, por lo que fue hallada con materia fecal, orina y vómito, como se dijo inicialmente.

Valdés indicó que el diagnóstico inicial de la supuesta violación fue hecho cuando la mujer ingresó al área de Urgencias del hospital Divino Niño de Buga; pero luego la clínica San José, a donde fue remitida, documentó con una tomografía y otros exámenes que la mujer había presentado la aneurisma. 

Sin embargo, uno de los boletines de prensa emitidos por el hospital San José indica que la paciente llegó a la institución en contexto de víctima de violencia sexual y al ingreso a la Unidad de Cuidados Intensivos se le diagnostica politraumatismo en varias partes del cuerpo, trauma craneoencefálico severo, sangrado cerebral, trauma de tórax y abdomen, lesiones en su vagina, trauma de tejidos blandos, quemaduras múltiples de grado 1 y 2, falla respiratoria e intoxicación por algún tipo de droga o sustancia.

"Inicialmente el diagnóstico por el servicio de urgencias orientaba a eso (aparente violación), pero en ningún momento fue un diagnóstico forense, fue una impresión diagnóstica del servicio de urgencias de la clínica. En el abuso sexual no hay nada obvio, fue una impresión diagnóstica al ingreso al servicio de urgencias, que posteriormente la historia clínica del mismo servicio en la UCI aclaró", afirmó Valdés.

Valdés aclaró que el cuerpo de la mujer llegó a Medicina Legal  el pasado 29 de noviembre y la necropsia se hizo el 30 de noviembre a las 7:00 a.m: "Este ha sido el único parte que ha dado Medicina Legal, que aclara la situación clínica que presentaba la señora Dora Lilia".

El funcionario explicó que un aneurisma se da por la debilidad de las paredes de la arteria, la cual se rompe por un aumento de la presión arterial. Esa ruptura genera una hemorragia intracraneana que aumenta la presión, que desencadena una serie de sintomatologías, por las cuales fue llevada la señora Dora Lilia al hospital. "Son situaciones que se dan de manera aguda, súbitas, no diagnosticadas con anterioridad, se hacen visibles clínicamente una vez se produce la ruptura de la arteria", explicó.

Dora Lilia habría sufrido el aneurisma el 6 de noviembre, cuando se encontraba en una casa del barrio Sucre de Buga, la cual estaba limpiando y pintando. Fue hallada por sus familiares al otro día en grave estado de salud, y llevada inicialmente al Hospital Divino Niño, para luego ser remitida al Hospital San José, donde estuvo en la Unidad de Cuidados Intensivos y luego falleció.

El presunto ataque que había sufrido generó una gran indignación regional y nacional, tanto que las autoridades ofrecieron hasta 20 millones de pesos por información del presunto responsable del ataque.

En Buga además se realizaron marchas en rechazo a la violencia contra la mujer.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad