Doble Calzada Buga-Tuluá, una de las vías más accidentadas en Valle

Doble Calzada Buga-Tuluá, una de las vías más accidentadas en Valle

Agosto 13, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Javier Jaramillo Torres | Redacción El País Tuluá

El exceso de velocidad, el consumo de alcohol, el mal estado de los vehículos, el irrespeto a las normas de tránsito y paradójicamente, la modernidad de las carreteras, son algunas de las causas de la accidentalidad en el Valle.

El exceso de velocidad, la impericia en la conducción, el consumo de bebidas embriagantes, el mal estado de los vehículos, el irrespeto a las normas de tránsito y paradójicamente, la modernidad de las carreteras, son algunas de las causas de la accidentalidad en el Valle del Cauca.Pero sin duda, la Doble Calzada Buga-Tuluá-La Paila se ha convertido en uno de los tramos más peligrosos para transitar a pesar de ser una carretera construida bajo normas internacionales, bien señalizada y sin huecos.La ocurrencia de seis accidentes fatales en menos de diez días es algo que tiene muy preocupadas a las autoridades de tránsito y al Fondo de Prevención Vial.El primer percance se registró la semana pasada a la altura de la vereda Cienegueta, en Tuluá, en donde el conductor de un bus de Expreso Bolivariano se quedó dormido sobre el volante y fue a dar a la calzada contraria, resultado: 14 personas heridas."Por fortuna no venía un camión en sentido contrario porque la catástrofe hubiera sido muy grande", indicó un vecino del sector.El domingo anterior, a las 7:00 a.m. perdió la vida a la altura del corregimiento de Los Chancos, entre Tuluá y San Pedro, Alejandro Zuluaga Mesa, un tulueño de 25 años, quien conducía un Mazda Allegro.El pasado martes, a la altura de la 'Curva de las feas' en la vía Andalucía-Tuluá, el exceso de velocidad de un tractocamión y la imprudencia del conductor de una camioneta que se encontraba varada y sin señalización, le causó la muerte a un trabajador.Doce horas después de ese accidente, dos tractomulas se volcaron en la Doble Calzada a la altura de Cienegueta y en la salida sur de Tuluá, se volcaron aparatosamente.Al parecer el cansancio y el exceso de velocidad de sus conductores serían las causas de estos accidentes.Pero el hecho más grave se registró en la madrugada del pasado jueves en el sector de Lechugas, en Buga, en donde perdió la vida el conductor de un tractocamión Mack que hacía la ruta Buenaventura-Bogotá quien se salió de la calzada y arrolló dos vehículos más.Según el mayor Roberto Acosta Cepeda, comandante de la Seccional de Tránsito y Transporte en el Valle del Cauca, la lluvia, la imprudencia de los conductores que adelantan en curva, el exceso de velocidad y la embriaguez, son los factores que están contribuyendo con la accidentalidad en el departamento, pero especialmente en la Doble Calzada Buga-Tuluá-La Paila.De acuerdo con las estadísticas de la Policía de Carreteras en el departamento del Valle, las principales hipótesis o causas de esos siniestros, está la invasión del carril contrario, no mantener la distancia, la embriaguez de los conductores, el exceso de velocidad, el cansancio y el sueño y las fallas en el sistema de frenos."A pesar de que hemos reducido los índices de accidentalidad aún nos falta mucho trabajo en cultura ciudadana", indicó el mayor Acosta.El Comandante de la Policía de Carreteras anotó que el mayor número de muertos y heridos en el departamento se encuentra entre los motociclistas.Asimismo, indicó que los tramos de mayor accidentalidad son: Andalucía-Cartago; Buga-Buenaventura; Cali-Andalucía; Cali-Palmira ; Cali-Jamundí y Tuluá-Riofrío.En este último tramo, la falta de señalización e iluminación y los huecos en la vía, también han contribuido con la muerte de varias personas.James Gómez González, director regional del Fondo de Prevención Vial, dijo que es paradójico que en el Valle del Cauca, que se precia de tener las mejores carreteras de Colombia, la mayoría en doble calzada, se haya incrementado los índices de accidentalidad."Indudablemente, que por el buen estado de esas vías, muchos conductores abusan de la velocidad", manifestó el señor Gómez, al tiempo que hizo un llamado a los dueños de vehículos para que los sometan a las revisiones técnico mecánicas y "conduzcan con responsabilidad".El funcionario agregó que día a día aumentan los riesgos de accidentarse pues mensualmente se comercializan 4.000 nuevas motocicletas en el departamento."Lo peor es que las personas que adquieren esos aparatos no están recibiendo ninguna capacitación", dijo Gómez.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad