Dirigencia pide salida a crisis de gobernabilidad causada por la sanción a Useche

Marzo 26, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Dirigencia pide salida a crisis de gobernabilidad causada por la sanción a Useche

Héctor Fabio Useche.

Distintos sectores ven con preocupación la situación del departamento del Valle. Muchos creen que la renuncia del gobernador Héctor Fabio Useche sería una opción.

Tras la sanción fiscal que pesa sobre el gobernador del Valle, Héctor Fabio Useche, y que tiene en el limbo su permanencia en el cargo, dirigentes gremiales y líderes políticos de la región manifestaron su preocupación ante la incertidumbre administrativa y la debilidad institucional que se vuelve a generar en el Departamento.Una de esas voces es la del gerente de la Andi, Valle del Cauca, Rodrigo Velasco, quien señaló que “es indudable” que esta situación afecta la gobernabilidad de los vallecaucanos.“Nosotros que estamos empeñados en sacar al Valle adelante en una alianza muy clara entre los sectores público y privado, creemos que el tema de la gobernabilidad debe estar absolutamente definido y despejado, porque se requiere para promover proyectos de desarrollo”, dijo el dirigente.A su turno, el representante a la Cámara Heriberto Sanabria, señaló que lo que está pasando “es un síntoma de que nuestra democracia regional es endeble, débil, que está contaminada por factores emocionales, políticos, económicos, que ponen en alto riesgo la fortaleza de su democracia”.Por eso, sectores del Valle también hicieron un llamado al Gobierno Nacional para que dé una pronta salida a la situación de interinidad en la que quedaría la administración departamental.“Creemos que es necesario que, independientemente de los errores que se hayan podido cometer, el Ejecutivo nacional, la Presidencia resuelva muy rápidamente cuál es la situación de gobernabilidad para el futuro”, dijo Velasco.Germán Jaramillo, presidente del Comité Intergremial del Valle, sostuvo que “el Gobierno está en la responsabilidad de designar una persona que reúna las condiciones para asumir ese cargo, así que nuevamente debemos acudir al Gobierno para que nos ayude a conjurar esta crisis”.A su turno, el presidente de la Cámara de Comercio de Cali, Roberto Arango, señaló que “la situación que estamos viviendo es muy triste para el Valle, estamos en boca de todo el mundo”, tras agregar que “cualquier inversión que se fuera a hacer en el Valle va a estar siempre mal interpretada porque desafortunadamente el doctor Useche está cuestionado”. ¿Dejaría o no el cargo?La posibilidad de renuncia del gobernador Useche en momentos en que la Contraloría dejó en firme la sanción fiscal por presunto detrimento patrimonial en la Industria de Licores del Valle, se considera hoy como una salida para evitarle más perjuicios al Departamento.“Si la solución a los problemas del Valle del Cauca es la renuncia de Héctor Fabio Useche indudablemente que eso no se debe esperar. Pero no sabemos si de pronto el remedio resulte peor que la enfermedad. Hay que respetar los mecanismos democráticos, aquí lo que hay que crear es una nueva cultura política en este Departamento”, indicó Sanabria.Para Germán Jaramillo, una eventual renuncia es algo que “debe estudiar seriamente” el Gobernador actual, “porque se prevee que la situación se pueda volver insostenible, no solo por la responsabilidad fiscal, sino de orden disciplinario sobreviniente, en un escenario para superar esta crisis de interinidad, de una manera rápida y en beneficio de la región”.Mientra tanto, para el senador Roy Barreras, lejos estaría la posibilidad de que Useche se separe por voluntad propia de su cargo.“Yo no creo que el Gobernador actual vaya a renunciar por peticiones externas. Creo que esto se va a resolver cuando se concreten las decisiones de los órganos de control y no por la petición de renuncia, que dudo mucho vaya a ocurrir”, indicó el congresista vallecaucano.Entretanto, Rosalía Correa, coordinadora del Observatorio Cali Visible sostuvo que el problema del Valle del Cauca es que ya no hay un verdadero liderazgo. “No sé qué es más grave si (Useche) permanece o renuncia, porque ambas cosas generan incertidumbre: sobre quién lo va reemplazar, cómo va a ser el proceso electoral. Aquí tendríamos que sacar unos liderazgos serios”, dijo.Contrato de distribución de la Licorera, en entredichoEl actual contrato de distribución de sus productos que se firmó entre la Industria de Licores del Valle, ILV, y la Unión Temporal Comercializadora Logística Integral S.A., hoy UT Comercializadora Integral S.A., también quedó en entredicho a raíz de la sanción fiscal por el detrimento patrimonial en la Licorera que impuso la Contraloría General de la Nación a varios de los socios de esta firma.Abogados expertos en temas administrativos aseguraron que al haber una inhabilidad sobreviniente, ésta, así como afecta al gobernador del Valle, Héctor Fabio Useche, también toca a los particulares implicados en el proceso, que se inhabilitan para contratar con el sector público, según lo contempla el Código Disciplinario Único o Ley 734 y la Ley 80 o de Contratación Pública.“De acuerdo con el Artículo 9 de la Ley 80, cuando hay inhabilidad sobreviviniente del contratista, como en este caso, éste queda inhabilitado para continuar ejecutando el contrato, aunque tiene la posibilidad de cederlo, pero con autorización del contratante, si eso no es posible, debe renunciar inmediatamente a la ejecución del mismo”, explicó el abogado Élmer Montaña.El jurista añadió que para que al contratista o a cualquiera de los implicados se les levante la sanción fiscal, se tendría que haber pagado la totalidad del daño patrimonial, porque el monto se estableció de manera solidaria y compartida. Toda esa situación, añadió, podría llevar a que también se diera por terminado el contrato.Otro abogado experto en derecho administrativo y constitucional, que pidió reserva de identidad, aseguró que con la decisión de la Contraloría General “hay lugar a dar por terminado el contrato, que se demostró ha sido lesivo para la Licorera y para el Departamento”.“Una gran parte de los socios de la firma que tiene el contrato de distribución quedaron incursos en una inhabilidad sobreviviente y habría que tomar decisiones. Ese contrato se podría dar por terminado unilateralmente por parte de la Licorera, ya que causó un daño patrimonial. Así se pague la sanción, el contrato quedó viciado”, indicó el abogado.Sin embargo, para el abogado la situación podría generar una situación más grave para la ILV porque quedaría sin distribuidor y tendría que poner en marcha un plan de emergencia para la venta de sus productos. “Lo mejor es que la Licorera vuelva a lo que hacía antes, distribuir directamente sus productos y se evita el intermediario”.Para el abogado Víctor Hugo Vallejo, los socios de la UT que distribuye los licores no se inhabilitan en la medida que ellos retribuyan el detrimento patrimonial, si no pagan en el plazo de ley establecido –60 días—si quedarían impedidos para seguir con el contrato.Vallejo aclaró que el pago parcial no elimina la sanción de los otros implicados, pues hay que pagar todo el monto del daño causado. “Si en 60 días no han pagado se le viene la inhabilidad al contratista y se puede aplicar la caducidad del contrato de manera unilateral por parte del contratante o también se puede dar por terminado de manera consensuada”.Por su parte, el exgobernador del Valle Francisco Lourido indicó que el contrato habría que terminarlo porque socios de la UT distribuidora también están siendo cuestionados y sancionados. “La situación hubiera sido más grave si se hubiera ejecutado el otrosí que suspendimos”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad