Diez mil personas afectadas por creciente del río Guadalajara en Buga

Abril 28, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co

La creciente registrada en la noche del pasado sábado tiene afectadas las vías de acceso de por lo menos seis veredas y corregimientos de Buga.

Cerca de 10.000 habitantes de la zona montañosa de Buga, quedaron totalmente incomunicados con el casco urbano de ese Municipio ante la destrucción de un tramo de la carretera que une a Buga con el corregimiento de El Placer.Una creciente súbita del río Guadalajara, tras un torrencial aguacero, que se prolongó por espacio de varias horas, en la noche del sábado, destruyó además una vivienda ubicada en el sector, cuyos habitantes tuvieron que abandonar.Por lo menos cuarenta metros de la banca tendrán que ser recuperados para que los campesinos que viven en los corregimientos y veredas de El Placer, Las Frías, Playa del Buey, La Piscina, Frisoles, Jicaramata, Los Bancos y Nogales, ubicados sobre la cordillera Central, puedan evacuar sus productos agrícolas.Además, la crecida del río, a la altura del sitio conocido como Tres Esquinas, destruyó la tubería que suministra de agua a los corregimientos de Alaska, La Habana y La Magdalena.“La situación es dramática, pues esta carretera nos comunica con la despensa agrícola del centro del Valle, creo que es la ruta más importante para evacuar los productos de la región”, manifestó Fabio Lozano Rivera, habitante del sector.En el mismo sentido se pronunció Luz Dary Cifuentes, quien resultó damnificada por la avalancha, pues las embravecidas aguas del río Guadalajara destruyeron la parte posterior de su casa denominada El Descanso, la cual tuvo que evacuar con su familia.Por su parte, Eduardo Antonio Cano, funcionario de la Secretaría de Obras Públicas del Municipio, dijo que se está utilizando maquinaria pesada para habilitar de manera provisional el paso de vehículos y retirar las empalizadas a en cuatro sitios más incluyendo el puente de Tres Esquinas.A su turno, el alcalde de Buga, Jhon Harold Suárez Vargas, dijo que hace más de un mes, cuando se presentó la primera creciente, el Gobernador del Valle se había comprometido con una obras de mitigación que se deben ejecutar en ese sitio, pero hasta ahora esa solución no se ha visto.De acuerdo con el Mandatario local, para proteger esa carretera se deben construir unos muros de contención que cuestan más de $ 1.000 millones de pesos recursos que no cuenta el Municipio.“Estamos trabajando con toda la maquinaria y los obreros de la Secretaría de Obras y Aguas de Buga para restablecer el suministro de agua a todas las veredas y corregimientos que se quedaron sin el servicio”, indicó el Alcalde de la Ciudad Señora.A mediados de marzo pasado una creciente del río Guadalajara, producto de las lluvias que cayeron durante más de 40 horas en la zona rural media del Municipio, afectaron nueve corregimientos y cerca de 40 veredas que quedaron incomunicadas y sin servicio de acueducto.Debido a la turbiedad del agua que recibía la bocatoma, la empresa Aguas de Buga tuvo que suspender hacia las 10:00 p.m. del sábado el suministro de agua potable en el área urbana.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad