Después de 53 años separados, dos hermanos se reencontraron en Tuluá

Después de 53 años separados, dos hermanos se reencontraron en Tuluá

Mayo 20, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Tuluá
Después de 53 años separados, dos hermanos se reencontraron en Tuluá

Los hermanos Oxana María y Manuel Antonio Martínez se reencontraron 53 años después de ser separados por su madre.

Oxana María Martínez se reencontró con su hermano, Manuel Antonio, a quien encontró en Tuluá luego de una búsqueda por las redes sociales y los medios de comunicación.

Lo que parecía un sueño se le hizo realidad a una mujer que buscaba a su hermano desde hace 53 años y de quién no tenía noticias de su paradero.Después de buscarlo por cielo y tierra, acudiendo a las redes sociales y a los diferentes medios de comunicación, Oxana María Martínez, de 68 años, volvió a sonreír.La historia se remonta al 9 de abril de 1951, cuando doña María Aminta Peña, ante la muerte de "su legítimo esposo", decidió regalar a sus tres hijos porque sus condiciones económicas no le permitían velar por su subsistencia.Fue así como doña Oxana, siendo una niña de escasos 5 años y medio, le fue entregada, mediante escritura pública, a una familia muy honorable del municipio de El Cairo que años después se la llevó para Cali y la crío como su propia hija.Ángela María Martínez, hija de Oxana, relata que su madre recuerda que la familia que la acogió fue la del señor Camilo Arana, quien fue alcalde de El Cairo y de Alcalá. “Mi mamá dice que los hermanos la estuvieron visitando un tiempo aquí en Cali y que lo último que supo es que ellos estaban por los lados de Tuluá”. De sus vagos recuerdos, doña Oxana destaca también que cuando ella salió de El Cairo su hermano mayor tenía alrededor de 14 años y le ayudaba a su padre a recolectar café.Con la disolución de la familia, doña Oxana siempre tuvo la inquietud de reencontrarse algún día con el mayor de sus hermanos, Manuel Antonio Martínez, quien hoy tiene 72 años, es padre de dos hijos y vive en el barrio Victoria de Tuluá.De esta forma, con la ayuda de su hija Angélica María, inundó las redes sociales con la fotografía y los datos que guardaba de su hermano y el milagro se hizo realidad. Alguien que conocía a don Manuel Antonio dio las primeras indicaciones de cómo ubicarlo."La felicidad que siento es muy grande volver a ver a mi hermanito después de medio siglo", manifestó doña Oxana quien se confundió con él en un fuerte abrazo.Entre tanto, Manuel Antonio, un poco confundido por la sorpresa que le dio su hermana, dijo que ellos perdieron contacto desde 1961 cuando él se radicó definitivamente en la ciudad de Tuluá."De ella sólo conservaba una fotico en blanco y negro y siempre les decía a mis hijos que ellos tenían un tía que llamaba Oxana y que sería muy bueno que algún día la pudieran conocer", dijo Manuel Antonio.Por su parte, Jennifer Martínez, manifestó que se siente muy feliz por este reencuentro por lo que considera este hecho "como una bendición de Dios".Para recuperar el tiempo perdido, las dos familias empezaron este domingo a compartir y a conocerse en medio de un almuerzo para que nunca más se vuelvan a separar estos hermanos del alma.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad