Desorden y crisis institucional tenían en jaque al Palacio de San Francisco

Octubre 01, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Jessica Villamil Muñoz | El País
Desorden y crisis institucional tenían en jaque al Palacio de San Francisco

Así, con expedientes regados por el piso, permanecían las secretarías de Educación, Salud y Desarrollo Institucional de la Gobernación del Valle.

La mala administración pública de gobiernos pasados, fomentó la crisis institucional generada por cuatro gobernadores que en seis meses colapsó la Gobernación en su campo jurídico, financiero y administrativo.

Cuando Germán Marín Zafra llegó a la secretaría Jurídica Departamental encontró las carpetas de cerca de cuatro mil demandas judiciales y trece mil tutelas regadas en los pasillos, apiñadas sobre escritorios, expuestas ante la mirada de quien llegara al Palacio de San Francisco, fuera visitante o funcionario.La escena, dice, sólo se puede ajustar al significado de una palabra: anarquía. Ahora, dos meses después de liderar esa dependencia, explica que “el desorden” en la Administración Departamental se propagó como un virus gripal por los dieciséis pisos que conforman el edificio de la Gobernación del Valle del Cauca.En esa secretaría, que en teoría, debería encargarse de velar por la adaptación de políticas, prestar asesoría jurídica y revisar todos los actos administrativos, no había un manual claro para seguir dichos procesos. Incluso, precisa, ni siquiera se sabía cuáles eran sus funciones. Tampoco existían hojas de ruta para las otras secretarías.Juan Manuel Obregón, secretario Privado, cuenta que en su oficina halló más de 2.500 oficios represados, entre contratos, cartas de la comunidad, quejas de los usuarios, correspondencia interna y externa. Algunos tenían casi dos años “engavetados”. “Se le debía hasta a Colombia Humanitaria”, agrega.Durante el diagnóstico que se le hizo al Departamento para producir la reforma que entró en vigencia desde el pasado lunes, también se estableció que los contratos por prestación de servicios superan los $9.125 millones y que están “amarrados, la mayoría, hasta diciembre 31 de 2012”.Sin vacilar, Obregón anuncia que al menos el 50% de esa nómina tendrá que desaparecer porque no es necesaria.En los pasillos se habla de casos insólitos como que una parte del archivo histórico de la Secretaría de Educación fue vendido por alguna Administración como material de reciclaje y ahora, hay procesos jurídicos que no tienen soporte para dar la pelea ante un juez.También, que hay una planta de conductores que dobla el parque automotor que existe en la Gobernación. Y que más de la mitad de esos carros estaban en los patios y talleres por algún daño. Obregón sostiene que “la mala administración pública de gobiernos pasados, fomentó procesos anquilosados y poco dinámicos, la falta de actualización, de revisión y la crisis institucional generada por cuatro gobernadores en seis meses colapsó la Gobernación en su campo jurídico, financiero y administrativo”.La reformaOrdenanzaLa Asamblea del Valle le dio facultades al Gobernador del Valle, a través de la Ordenanza 351 de marzo de 2012, para tramitar la reforma administrativa.HaciendaAhora será un Departamento Administrativo encargado del control de los impuestos, rentas y gestión tributaria. Lo conformará un grupo élite.>GestiónLa antigua Secretaría de Desarrollo Institucional será Gestión Humana, encargada de los bienes inmuebles y del personal que labora en la Gobernación.Equidad Equidad y Género pasarán a ser gerencias haciéndolas más incluyentes, pero tendrá que conseguir sus recursos para desarrollar sus políticas.Valle sin hambreEl programa hace parte del Despacho del Gobernador y se financiará con recursos del fondo de la regalías y se aplicará en los 42 municipios.AgriculturaEntidades como la CVC, Acuavalle, Corpocuencas, tendrán que rendir informe directo al Secretario de Agricultura y velar por la seguridad alimentaria y el medio ambiente.JurídicoSerá un departamento. Para agilizar los procesos se contrató con universidades. Los estudiantes harán práctica allí y se contratarán abogados de planta.Sin Dios ni leyEn la Gobernación del Valle nadie sabía nada. Los secretarios de despacho no tenían idea de cuáles eran en realidad sus funciones, no había registro de qué procesos tenían a cargo los abogados y los funcionarios, en general, no cumplían un horario. “Todos entraban y salían a la hora que querían”, dice Juan Manuel Obregón, secretario Privado.Germán Marín Zafra, secretario Jurídico, agrega que en su dependencia, muchos casos se “estancaron” porque no había un control para destinar los recursos para peajes, gasolina o papelería.Entonces, los procesos en contra del Gobierno se perdían sin que hubiera alguien que diera la pelea porque los abogados se quedaban en la Gobernación sin poder hacer nada.Sin embargo, aclara que muchos derechos de petición se convirtieron en acciones de tutela porque “en las pasadas administraciones la regla era no contestarle a nadie”.Eso hizo que cada día llegaran al Palacio de San Francisco hasta 40 desacatos de tutela, como el que envío al gobernador Ubéimar Delgado a la cárcel la semana pasada.Pero los casos también se perdían por corrupción. Héctor Fabio Lenis, alto consejero para la Moralidad Pública, denunció que detectaron un cartel en el que “algunos abogados contratados por la Gobernación aprovechaban la información a la que tenían acceso para demandar al Departamento”, reveló.En todo ese desorden administrativo, los cinco funcionarios que comandaron los estudios para identificar las fallas sostienen que las dependencias en las que reinaba el caos eran Educación, Salud y Desarrollo Institucional.Sólo la Secretaría de Educación tiene archivados 900 derechos de petición que jamás fueron contestados y lo peor, según el Secretario Privado, “es que hasta ahora sólo se ha destapado la punta del iceberg”.Contratos insólitosLa Unidad Ejecutora de Saneamiento, UES, es una entidad adscrita a la Secretaría de Salud Departamental. Su oficina principal está en Cali y tiene tres subsedes en Buenaventura, Cartago y Tuluá. El espacio en el que funcionan es pequeño. Sin embargo, tiene más de 900 contratos firmados por prestación de servicios. Un equipo que puede ser comparado en tamaño con el personal que hace parte de la planta de la Gobernación del Valle.“Descubrimos que la UES se gasta $7.000 millones en esa nómina, cuando el presupuesto anual es de $14.000 millones. Por eso, nunca tienen para comprar equipos”, explica Juan Manuel Obregón, secretario Privado.En el Hospital Universitario del Valle, HUV, indica, la historia es bien conocida. Años y años de desgreño administrativo, en el que reinaba el sobrecosto en compra de equipos, medicamentos, deudas sin cobrar, sin pagar, problemas con los trabajadores y los usuarios.Cuenta que en el mercado para los alimentos que se le dan a los enfermos internos, la pasada dirección se gastaba $200 millones mensuales. Ahora, la despensa se llena con $80 millones.Las situaciones insólitas no solamente ocurrían en las entidades con sede lejana al Palacio de San Francisco. Bajo el mismo techo de los pasados gobernadores se contrataron 48 motoristas.Lo paradójico es que de los 56 vehículos del parque automotor, sólo 20 carros funcionaban, los otros 36 estaban varados.“28 conductores permanecían sin hacer nada, pero recibiendo salario. Ahora, ya tenemos 18 carros más reparados, pero la nómina es elevada”, dice Alcira Ospina Triana, secretaria de Desarrollo Institucional.El gobernador Ubéimar Delgado advierte que con la reforma “se buscará acabar con el caos, la anarquía y la corrupción que estaba comiéndose el presupuesto del Valle”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad